¿Lo que quieren es una Constituyente o simplemente retrasan la Revolución?

Hay tres partidos nacionales que hasta el día de hoy se resisten a integrarse al naciente Partido Socialista Unido de Venezuela. Desde el momento mismo que el Presidente solicitó la unidad de las diferentes fuerzas del polo en una sola organización, han dejado entrever su negativa y su afectación de conformarlo. Los días pasan y pareciera que se encierran en su posición. Uno de ellos plantea que tomarán la decisión en el mes de marzo, otro expresó, que para el mes de abril. En pocas palabras, las posiciones que han mostrado reflejan inconformidad con la nueva estructura que se estaría formando. Y ya algunos a lo interno de sus partidos se han dedicado a descalificar y deslegitimar el planteamiento y el liderazgo del Presidente. Y se dan el tupé de pedir definiciones a sus dirigentes; o se es militante de tal partido o se es chavista, una de dos.

Aunque lo que vienen solicitando públicamente, es que se someta la conformación del partido, a una constituyente que defina los estatutos, las tesis programáticas y dilucida cuál es perfil del dirigente y del militante, lo que se esconde detrás, no tiene nada que ver con eso. Parten de la idea de que el Presidente pidió que los corruptos, los burócratas, los borrachos y otros, no entren en esta nueva organización, también dijo que no quería ver las mismas caras ineficientes y con vicios en esta nueva estructura. Esta solicitud Presidencial, pone de cabeza a muchos, que a pesar de ser los más grandes bandidos, siguen a la cabeza de sus partidos y pretenden prorrogar su permanencia al frente de la política nacional. Pareciera que estas cúpulas, lo que buscan es retrasar el proceso, para que la conformación del partido se haga en un tiempo y de una forma más controlada, que les permita asegurar unos espacios.

Ellos están claros, que lo que se está dando en nuestro país es una carrera contra el tiempo, el líder del proceso quiere avanzar lo más que se pueda en este momento de gran fortaleza moral y política. Ellos al parecer, concientes de esa situación, buscan obstaculizar, para lograr momentos favorables para sus aspiraciones. Estos señores tienen tan claro cuál es su objetivo, que si el Presidente les tomara la palabra de la constituyente y otras de sus ideas, que no son malas, y en esa asamblea se decidiera una metodología para la escogencia que les pareciera desfavorable, simplemente se irían de una vez por todas. Si no existiese la sospecha de que estos planteamientos que hacen, vienen acompañados de arponeos al avance de la revolución, seria bueno que el Presidente les tomara la palabra. Claro que tendríamos que dejar por descontado, que entre los temas que presentarían a la discusión no estarían; la moral revolucionaria, la lucha contra la corrupción, el perfil ético del cuadro, desarrollo de sistemas de controles que saneen la revolución, medidas disciplinarias en contra de los traidores y los que usufructúan la revolución, entre otros, porque se estarían aludiendo a sí mismos.

Entre los indecisos, hay quienes tienen un pie en la revolución y el otro en la oposición. Están a la espera de quién da más. En qué lado perderían menos. Son los mismos que había que rogarles para que permanecieran del lado de la revolución en los momentos aciagos. Uno de los gobernadores que milita en uno de estos partidos, del 12 de abril mantenía excelentes conversaciones con las personalidades e instituciones que apoyaban el golpe de estado. Y en reiteradas oportunidades el pueblo tuvo que recordarle que el Presidente era Hugo Rafael Chávez Frías. La frase “presidente Carmona” le surgía con una naturaleza y con una confianza impresionante. Además este es un personaje que no tiene escrúpulos para mandar a votar a la militancia de su partido por una tarjeta que no sea la suya, con el fin de debilitar a quien el considere un adversario en la alianza.

Habría que ver si son los mismos que se reunían con la oposición, los que eran conocidos como los impulsores del Chavizmo sin Chávez. Aunque a simple vista pareciera que lo son. El Presidente como que les frustró sus planes, cuando hizo el llamado al partido único.

Una de las hipótesis que cualquiera pudiera generar de lo que se observa, es que las cúpulas de estos partidos, están viendo que no tienen cabida dentro la nueva estructura y ya decidieron marcharse. Solo que están concientes de que los votos que han sacado sus tarjetas no les pertenecen en su mayoría, y pudiera ocurrir que si deciden abandonar el barco, posiblemente bajen solos. Por lo tanto esperan ser botados. Para generar una matriz en la militancia que permita homogenizarla e irse del proceso fortalecidos. Están sacando cuenta, sumando sus votos duros con los de la oposición y analizan si es rentable dar el gran salto.

Pero no todo esta a favor de los dueños de los partidos, a lo interno de sus organizaciones. Allí se esta dando un proceso de contiendas entre los que consideran que ya se deben integrar y los que creen que no se debe prescindir de sus siglas. La cúpulas Posiblemente conserven las siglas, pero si mantienen esa actitud van a perder muchos dirigentes, sobre todo los mas comprometidos con la causa de los excluidos. El egoísmo los lleva a considerar que no es importante si los dirigentes medios se incorporan al partido, lo importante es que entren las cúpulas y de buena forma. Y de no ocurrir así, se marcharían. Ya muchos dirigentes se han expresado en contra de la posición que han asumido los que detentan el control del partido y solo esperan cuál va a ser su definición, para luego ellos tomar el camino que le indica su conciencia revolucionaria.

Es risible escucharlos hablar sobre darles participación a las comunidades en esa constituyente, cuando ellos nunca han creído en eso. Cuando sus gobiernos se han caracterizado por el control y la represión de la gente. Cuando son los primeros que se disponen en abortar toda iniciativa popular que pueda surgir.

Llaman oportunistas a los compatriotas que ya se han sumado. Y no solo eso, sino que dicen que no van a dar un cheque en blanco a Chávez. Porque no se le puede hacer todo lo que éste diga. Chávez si les dio un cheque en blanco cuando los montó en su porta aviones, cheque que dilapidaron, malversaron y desfalcaron de la forma más asquerosa. Prueba de ello es la aceptación de la que gozan en las regiones.

Seria bueno verificar quiénes son realmente los oportunistas. ¿Qué buscan los que se integraron y los que permanecen fuera de la unidad?. Pero el solo hecho de desintegrar un partido, representa un golpe y una incertidumbre para todos, pero si entendemos que el fin no era el partido, sino la construcción de una patria mas justa, no hay porque sufrir. Ahora, los que no se han integrado pudieran ser considerados oportunistas, no por su disidencia al partido unido, lo serian por el hecho de querer continuar usufructuando su partido para el beneficio particular y no el de la nación como un todo, que es la orientación del partido socialista. Lo serian también por que a través del chantaje quieren hacerse de algunos espacios, que posiblemente por su comportamiento y su falta de ética, les estaría negado.

Discutir sobre el partido unido, en un momento para avanzar, no es lo mas estratégico, ¿porque no se discutió en todos estos años que el tema había estado en el tapete.


PEDRO.G.FIGUEROA@GMAIL.COM







Esta nota ha sido leída aproximadamente 1776 veces.



Lcdo. Pedro Figueroa


Visite el perfil de Pedro Figueroa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a30546.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO