Deseos Revolucionarios para el Año Nuevo

Otro año que fenece, son pocos los días que le permiten existir a este lustro. Lo que corresponde es hacer un recorrido por nuestros recuerdos, transitar cada uno de nuestros días de lucha durante este año que termina. Seguramente cuando evaluemos, concluiremos que fue un año de victoria revolucionaria, año de fortalecimiento y de direccionamiento del camino realmente revolucionario que debe tomar este proceso que hoy conducimos. Continuamos avanzando, como lo venimos haciendo desde hace 8 años, pero hay que resaltar el 2006, este año representó un salto significativo, en otras palabras; la definición de para donde vamos. Hasta hace poco lo que se veía a lo lejos, era simplemente un arroz con mango. Parecía que el reformismo se tragaba el esfuerzo del pueblo y del líder de esta revolución. Daba la impresión que todo iba a quedar en un simple cambio de hegemonía. El establecimiento de una nueva elite negociadora, indolente ante la situación de las grandes masas en mala situación de vida. En estos últimos días las perspectivas que se han creado son inmensas, no estamos perdiendo el tiempo, realmente estamos construyendo la referencia para el mundo, de que no necesariamente estamos predestinados a destrozarnos unos a otros, estamos certificando que es posible la instauración de la justicia social en el mundo. La emancipación del ser humano, tengan o no títulos, sean negros o blancos.

El culminar de un año, nos obliga necesariamente a colocarnos algunas metas para el que viene, además de pedir a la máxima fuerza del mundo el aval para que nuestros deseos y aspiraciones se cumplan, estando concientes de que el esfuerzo, el sacrificio y la constancia son los elementos que al final nos permitirán forjar los éxitos.

Ahora mis deseos para este nuevo año que empieza, están resumidos en el establecimiento y profundización de una Venezuela y un mundo más justo para todos. Pero como son muchos los que están deseando cosas en este momento y como desear es muy fácil, yo me voy a limitar a desear para mi país y además me comprometo a mantenerme rodilla en tierra, resistiendo por lo siguiente:

Deseos que empreñan para este año:

· Que se mantenga La firmeza en los planteamientos hechos por Hugo Chávez, de no negociar la revolución del Pueblo y menos la conformación del partido socialista venezolano.

· Que se evalúe seriamente cada persona que aspire dirigir al PSUV en cada uno de los estratos de gobierno y en su vida personal.

· Que se entiendan de una vez que los que no se han venido al partido socialista, no tienen ningún interés en un proyecto social para el pueblo, solo piensan y retardan su irreal inclusión, motivados por la búsqueda de las condiciones de cómo mantener algunas cuotas de poder. Dicen que en dos meses pueden pasar muchas cosas. Ellos van a decidir en marzo. Por que ellos si son demócratas.

· Que se evalúe el enriquecimiento de los líderes de esta revolución, sus familiares, amigos y testaferros. Si no calzan el nivel moral sean execrados.

· Que el pueblo cumpla con su Derecho Constitucional de desechar a los malos dirigentes mediante un Referéndum Revocatorio y que se entienda que eso no puede ser una concesión que se le da a la gente, sino una conquista alcanzada por ellos, en la constitución de 1999.

· Que se haga un estudio profundo de nuestra situación como País, que se identifiquen los problemas de nuestra gente y en un trabajo planificado y profundo, se le de solución.

· Que la base de este nuevo partido sea la honradez, la disciplina, la justicia, el sacrificio por los demás y la búsqueda del bienestar de los excluidos y todos en general.

· Que se excluyan a los que ven en la política y en el desempeño de los cargos de gobierno una forma de enriquecimiento.

· Que se valore a los muchos cuadros desconocidos, que están en las regiones, por encima de los que han traicionado en algún momento, porque los que están en las regiones nunca lo han hecho, siempre han permanecido de frente con el proceso.

· Que se logre ver más allá de los amigos traidores que piden perdón y se reconozca a los que no son amigos personales, pero que cada minuto de sus vidas, están y han estado dispuestos a darlo todo, por la construcción de esta revolución.

· Que el interés que reine sea el bienestar de toda la Nación Venezolana y no el de las cúpulas de los partidos, que pretenden mantener su visión ahora dentro del PSUV.

· Que el PSUV no se convierta en lo que era el MVR y otros, un partido de varias cabezas en trifulcas en cada rincón del país.

· Que el socialismo deje de ser un discurso bonito y logre convertirse en una realidad en la vida cotidiana de la gente. Que ya salga de las salas de discusión y de las inspiraciones de los teóricos.

· Que los delincuentes que permanecen en la revolución se les facilite un espacio en cualquiera de las cárceles de nuestro país. Y paguen por sus delitos, al igual que cualquier roba gallinas de este país.

· Que los que están en cargos públicos entiendan que los recursos que tienen a su disposición, no es que no pertenezcan a nadie, que comprendan que pertenecen a todo el país y que hay que administrarlos apegado a las leyes, con pulcritud y justicia.

· Que se confíe en la mucha gente que sin ser llamada, sin recibir ningún pago, responden ante los llamados del Presidente de forma determinante, en todo momento y en todas partes. Que se entienda que los amigotes nunca serán más eficaces, que los que no son amigos, pero están comprometidos con las causas de los pueblos.

· Que no se trasladen los chantajes a esta nueva etapa de la revolución, que nos manejemos transparentes con el pueblo.

· Que se entienda que es imposible hacer revolución con personas que presenten vicios y malas costumbres. Y que si se negocea con ellas se esta negociando y degenerando toda la revolución.

· Que recuperemos la conciencia y la moral colectiva.

· Que seamos ejemplo para el mundo, en garantizarle a cada venezolano una vida digna.

· Que se combata con fuerza los grupismo, las parcelas de poder y los intereses mezquinos, en las nuevas instituciones que están naciendo.

· Que el partido se llame; “PARTIDO SOCIALISTA DE VENEZUELA”, sin único, sin unidos. Al final se van a unir los que creen realmente en una sociedad justa. Los que se acostumbraron a hacer y deshacer con el poder, pasando por encima de los que lo eligieron, a no cumplir las promesas y sentirse reyezuelos nunca van a sentir la motivación de incorporase, porque no pertenecen aquí.

· Que este próximo año desaparezcan los niveles de pobreza que existen, el desempleo. Nuestro país es impresionante en cuanto a recursos naturales, lo que hace inaceptable que en una Venezuela socialista, estos índices persistan.

PEDRO.G.FIGUEROA@GMAIL.COM


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3831 veces.



Pedro Figueroa


Visite el perfil de Pedro Figueroa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a28857.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO