Geopolítica y elecciones municipales

Peor campaña, que la trazada por Oscar Figuera al compatriota Eduardo Samán, no pudo haberse realizado. Iniciaron la misma, desacreditando al CNE. Bajo el falso supuesto de que el nombre del candidato no aparecía en la tarjeta, como de hecho no ocurría pues los nombres que aparecían eran los que inicialmente habían inscritos y no, el posteriormente inscrito: Eduardo Samán. Poco, explicaron a su militancia de lo ocurrido, habida cuenta de utilizar como insumo de campaña el desprestigio del árbitro electoral, y el supuesto ventajismo del partido de Gobierno, el PSUV. Tanto odio, desplegado contra el chavismo. Ni la oposición, llegó a tanto en esta campaña electoral. Los resultados, están a la vista en la página del CNE, un cuarto lugar, detrás de la ambulancia y, un Orlando Figuera, todavía insistiendo en desprestigiar al CNE. Cero rectificación, mucho menos autocrítica alguna. Quizás, llegó la hora que la militancia del PCV, le exigiera a su eternizado Secretario General que abra caminos a nuevos liderazgos capaces de comprender lo que ocurre en la Venezuela Bolivariana de nuestros tiempos y no, un secretario general que se quedó pasmado en la forma de hacer política, típica de la cuarta república en donde los cargos burocráticos del aparato de Estado eran la razón de ser, de la política burguesa. Nadie, como el presidente y fundador del PCV, el camarada Pedro Ortega Díaz, tenía en claro, la importancia de las elecciones en el proceso de consolidación de la Revolución Bolivariana, así se lo manifestaba a José Vicente quien lo entrevistaba en su programa de televisión: "La elección es una batalla y nosotros estamos en una guerra que hay que ganar. Es una guerra extraordinariamente importante. Los venezolanos y las venezolanas hoy somos privilegiados de estar en este momento histórico, ya que estamos luchando por nuestra segunda independencia y por abrir cauces al socialismo, que busca una sociedad justa, no esta sociedad en la que hemos vivido; una sociedad donde el niño que nazca, donde nazca y como nazca tenga todos sus derechos, a la salud, a la vivienda, a la comida, a la educación, al desarrollo humano en definitiva. Eso es una sociedad humana y hoy hay medios en el mundo para que eso se haga realidad". Mucho de ese espíritu revolucionario, se perdió en casa del PCV.

Un elemento clave de todo análisis, que intente explicar lo ocurrido este 10D, tiene que ver con el altísimo nivel de conciencia que ha adquirido el pueblo venezolano. Nadie como él, entendió que estas elecciones se trataban ni más ni menos de dar un certero revés a los candidatos y candidatas identificados con Donald Trump, léase: el imperialismo de EEUU. Caracas, la cuna del Padre Libertador, Simón Bolívar, fue el epicentro de esa importante derrota. Imaginemos por un instante, la alharaca que hubiesen armado en Washington si por alguna razón, cualesquiera de los candidatos, distintos a la camarada Érika Farías, hubiese ganado esa plaza. Imaginémonos, un hipotético encuentro entre el presidente de EEUU, recibiendo al Alcalde electo de la ciudad de Caracas, un opositor ya sea derechista o de cierta "izquierda". El efecto de esa derrota, hubiese sido –comparativamente- igual al concretado con la victoria del camarada Héctor Rodríguez, en el Estado Bolivariano de Miranda y sus efectos desmoralizadores sobre la militancia violenta de la oposición: Primero Justicia y Voluntad Popular. Es así, que tanto el PPT como el PCV, pretendían inducir una derrota desmoralizante para las fuerzas patrióticas. En el fondo, terminaron convertidas en fuerzas retrógradas y contrarrevolucionarias. Coincidiendo, con la derecha y el imperialismo, en sus acechanzas contra la Patria.

Los resultados, fueron los esperados, tomando en consideración que las fuerzas patrióticas vienen en alza y acumulando fuerzas progresistas, que no solo se restringen al ámbito nacional sino que, ya se anuncia una nueva ola de progresismos continental, que moralizará los sentimientos revolucionarios y antiimperialistas de la Patria Grande. Y, nada más causa terror a las fuerzas del mal, que esas victorias de alto contenido antiimperialista y anti neoliberal por concretarse este 2018. Por ello, unas elecciones que en orden de importancia nacional se ubicarían en el cuarto nivel, producen la reacción del imperio de EEUU. Es así, que mientras China celebraba las elecciones municipales realizadas este 10D, y a través de un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Popular China, Lu Kang, manifestaba que: "Las elecciones se han desarrollado sin contratiempos y de manera ordenada", para posteriormente sentenciar que: "Creemos que una Venezuela estable, ayuda al interés fundamental de su población".

El imperialismo de EEUU, por su parte se limitaba a desmeritar el hecho de que se realizaran dichas elecciones, colocando en tela de juicio el sistema electoral venezolano, sobre la base de afianzar su propaganda de la dictadura de Maduro: "El intento de Maduro de prohibir los partidos de oposición en las elecciones presidenciales es otra medida extrema para cerrar el espacio democrático en Venezuela y consolidar el poder en su dictadura autoritaria", así se pronunciaba la vocera del Departamento de Estado, Heather Nauert, por su cuenta tuiter. Una vez, que la vocera del Departamento de Estado marca la pauta a seguir en lo que corresponde a declaraciones sobre el finalizado proceso de elecciones municipales del 10D, siguieron declaraciones de uno de sus agentes CIA que operan en territorio nacional, tal fue el caso de MRT, quien se manifestó vía tuiter en los siguientes términos: "El silencio aplastante de los centros de votación señala la pérdida de legitimidad y confianza de los venezolanos en sus instituciones". Resaltaba, el agente CIA, como hecho a destacar, la supuesta alta abstención como evidencia de la falta de legitimidad de las instituciones venezolanas. Así, reflejaba su odio hacia el CNE. Para, finalmente concluir, en plenitud de coincidencia con su jefa en el Departamento de Estado imperialista: "Fue una "jornada electoral sin sorpresas, con la gravedad que en cada proceso que ocurre, menos democracia tenemos". La sintonía, con el mensaje del Departamento de Estado, es total, sin cortapisas. Por su parte, la MUD resucitó de sus cenizas para expresar en un comunicado público: "Esta Venezuela de futuro y progreso está dispuesta a luchar con firmeza para que tengamos verdaderas elecciones justas y transparentes donde la inmensa mayoría que hoy expresó su rechazo al Régimen le abrirá las puertas al Cambio". Centrando su mensaje, en el cuestionamiento al sistema electoral venezolano y al CNE, en particular. La coincidencia con el PCV, es plena. Olvidan mencionar, en su Comunicado, que se abstuvieron de participar con las tarjetas de los grandes partidos: AD, VP y PJ, mientras se postulaban en otras tarjetas, obedeciendo con ello, la Orden Ejecutiva del gobierno de Trump que les ordenaba no ser partícipes de dicho proceso electoral para deslegitimarlo, cosa que hicieron a medias, como lo evidencian los resultados de las alcaldías de San Cristóbal, Baruta, El Hatillo y Chacao, donde ganaron candidatos opositores. También, se olvidan de mencionar que, para cumplir con la exigencia del gobierno Trump, recibieron a cambio un premio de 50 mil euros, que ahora los divide –nuevamente- pues se pelean entre ellos, para ver quién recibe la mayor tajada. Así, como ha hecho público el Nuevo Heraldo desde Miami, el gobierno Trump, les envió una remesa de 1 millón dólares para se hicieran partícipes del Diálogo a que los ha convocado el camarada Presidente Nicolás Maduro. Los que antes se negaban a participar, ahora son unos fervientes protagonistas del diálogo por la paz. Por los dólares venden hasta su alma al mismísimo diablo.

En fecha tan temprana como 1999, en el acto de inauguración de la XI Cumbre Presidencial Andina, en Cartagena de Indias, Colombia, el Presidente Hugo Chávez afirmaba: "Pues aquí estamos llamados a conformar un gran bloque de fuerza para enfrentar ese mundo multipolar del siglo XXI. No puede ser bipolar, mucho menos unipolar. Tenemos que hacerlo pluripolar y aquí por todas las condiciones geográficas, humanas, históricas y potenciales, nosotros estamos llamados a conformar uno de los polos de fuerza de poder en las puertas del siglo XXI. Tenemos las condiciones para serlo, avancemos unidos y en ofensiva en esa dirección". La Unidad, desde sus inicios como Presidente, se convirtió más allá que una mera consigna, en un Principio Revolucionario. La Unidad continental, la Unidad planetaria para crear un mundo pluripolar, la Unidad de los y las patriotas para garantizar nuestra Soberanía e Independencia Nacional. En el espíritu Bolivariano, Unidad, Unidad, Unidad es nuestra divisa. Y nadie mejor que, quien fuera el ejecutor directo de la visión Geopolítica del mundo, que tenía nuestro Comandante Chávez, el Presidente Nicolás Maduro supo y sabe expresarlo: "Si algo nos dejó el Comandante Chávez con su inmensa capacidad de liderazgo ético-político que él desarrollaba, es un mundo encaminado hacia la configuración de nuevos y complejos sistemas de poder y de fuerza, que van equilibrando el antiguo sistema de poder, en lo económico, político y militar". Como bien, lo expresa también el M/G Jacinto Pérez Arcay: "El comandante Hugo Chávez representa la continuación del pensamiento geopolítico de libertad, independencia y justicia social que hace más de 200 años inició el Libertador Simón Bolívar".

Es, en respeto al sentido de Unidad, que mantuvo el Comandante Presidente Hugo Chávez Frías, que las fuerzas patrióticas y revolucionarias, encabezadas por el PSUV y el GPP, deben motivarse en impulsar la Unidad de las fuerzas progresistas de nuestro continente, la Quinta Internacional de la que nos habló en alguna oportunidad Hugo Chávez Frías. Ese nuevo ciclo de progresismo, en nuestro continente, debe concluir en un movimiento integrador de todas las fuerzas progresistas de nuestra América: el PSUV y el GPP, el PT y el MST brasileños, Alianza País de Correa, el FSLN nicaragüense, el FMLN salvadoreño, el MAS boliviano, PC cubano, Unidad Ciudadana de Cristina, el FARC colombiano, factores progresistas del Frente Amplio uruguayo, el Frente Guasú paraguayo, y al lado de esas organizaciones políticas, toda una pléyade de movimientos sociales que se han organizado en nuestro continente para hacer valer los derechos de nuestros pueblos a una vida digna. Hora ya, de hacer viable el deseo de nuestro Comandante Chávez: "Queremos un modelo que nos integre de verdad. No un modelo que nos desintegre, que integre a unos a expensas de la desintegración de otros, ese no puede ser el camino. Por tanto, con mucha modestia y humildad proponemos desde Venezuela, a los caribeños y a los latinoamericanos, que vayamos pensando de una buena vez en otra alternativa, porque esa creemos que no es posible. Y es cuando se nos ha ocurrido lanzar una propuesta, que pudiera llamarse el ALBA, Alternativa Bolivariana para las América". (HCHF, Aló Presidente N° 149). Para que, esta nueva ola de progresismo continental nos encuentre no solo unidos y unidas por factores de gobiernos sino también, en lo político-organizativo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 733 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Elecciones Municipales, de Alcaldes, Noviembre 2017

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Elecciones Municipales, de Alcaldes, Noviembre 2017



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a256522.htmlCd0NV CAC = Y co = US