¡Seguimos el dialogo con los traidores de la patria!

Hoy estamos tratando de digerir lo que sigue ocurriendo en nuestro país donde el Gobierno Nacional busca alternativas para salirle al paso a la crisis económica que sigue azotando en todos los ámbitos nuestra sociedad.

Sin embargo no podemos dejar pasar con preocupación y un poco de incertidumbre en cuanto a las acciones que desde la Casa Blanca se están imponiendo, buscando por cualquier medio el derrocamiento del Presidente Nicolás Maduro y terminar con la revolución bolivariana al mejor estilo de la famosa guerra fría, desconociendo nuestras instituciones, la voluntad del pueblo y el respaldo y respeto de una gran cantidad de pueblos hermanos que se niegan a arrodillarse ante el racismo macabro del actual inquilino del Gobierno Estadunidense.

Hoy nuevamente por petición del Secretario General De Las Naciones Unidas, y el apoyo del Papa francisco y algunos Gobiernos que a pesar de tener diferencias políticas apuestan al entendimiento entre nuestra revolución y la derecha venezolana, que al final es un híbrido entre Colombia, México, Panamá y Otros países de Europa que juegan a la democracia, pero al final solo les importa la ganancias de los intereses que aplican desde las embajadas gringas.

Hoy nuevamente se monta otra mesa de dialogo desde la Republica Dominicana, a quienes agradecemos su parcialidad y apoyo en cuanto a la defensa de la democracia y el respeto, aunque sabemos que hay presiones de las grandes potencias para seguir buscando alternativas que hieran y sigan perjudicando a nuestro pueblo desde las fauces de los palangristas de oficio, creando falsos positivos dentro y fuera de nuestras fronteras.

Ahora bien mis queridos compatriotas seguramente mi malestar es el mismo que está sintiendo la gran mayoría de los compatriotas que aman y sienten la tierra que nos vio nacer, al ver al traidor y manipulador de oficio Julio Borges y compañía en esa mesa, quienes hoy se han dedicado a desprestigiar no solo al gobierno nacional, sino nuestro gentilicio, nuestra manera de vivir y pensar, nuestras costumbres, violentando el estado de derecho contemplado en nuestra constitución sobre la traición, esa que hoy suplica para una invasión militar, para un bloqueo económico y donde es capaz de decir que" hay un estado forajido que no tiene remedio", palabras textuales de este insípido y melancólico personaje, que no tiene dignidad absurda y que pretende ser Presidente de nuestro país bajo la premisa de la violencia, el financiamiento de guarimbas, la complicidad de dueños de medios impresos de comunicación, banco, empresas como Polar y otras tantas transnacionales que invierten millones de dólares en aviones de lujos, dinero en efectivo para que estos patiquines andes vociferando por el mundo una intervención sin medir consecuencias, esa atroz manera de hacer politiquería tan banal y grotesca, que sumerge la mentira y el odio de sus seguidores, que hoy ya se dan cuenta de la calañas de dirigentes que se gastan, y que tiene sus manos llenas de sangre, donde más 200 víctimas han sido el resultado de sus acciones, y que hoy con su cara muy lavada pretenden venderse como demócratas, para hacerle creer al mundo que ellos sencillamente buscan la paz, cuando son hoy los verdugos y asesinos de la verdad en nuestro país.

Traidor es traidor, haga lo que haga, y allí mis queridos hermanos y hermanas soy radical, como venezolano hijo de Bolívar y Chávez y con todo el respeto a nuestra dirigencia sobre todo a mi Presidente Constitucional Nicolás Maduro, quien es el campeón del diálogo, un demócrata serio, un estadista, quien le ha tocado superar y pasar las más grandes adversidades, hoy con humildad y respeto expreso mi repudio a quienes le han causado tanto daño a la patria y que hoy quieran venir a poner cara de niños buenos y olvidar todo lo que esa dirigencia traidora nos ha hecho sufrir.

Debe prevalecer la paz, el amor y el entendimiento, pero debe hacerse valer la ley con mano dura, sin medias tintas, con objetividad sin fanatismo y sin despreciar las buenas intenciones de quienes apostamos al surgir de una oposición seria, la cual no tenemos, y esa misma que sigue conspirando, matando, ahogando e induciendo odio a través de las redes sociales, de sus emisarios, y que entre ellos mismos no hay respeto y entendimiento, pues lo primero que debe hacer la mesa es que se acepte y se reconozca La Asamblea Nacional Constituyente y los Poderes del Estado Venezolano, así como ponerse a derecho con la medida de desacato, además de ponerse a trabajar para buscar las soluciones a los problemas que el país sigue teniendo, aquí no se vale negociar la dignidad de un pueblo señores, aquí no vale abrazar y sonreír junto a quienes dirigieron quemas de seres humanos, acabaron con bienes de la nación, y han desangrado nuestra economía, dialogo es reconocerse, aceptación y colocarse a derecho de las instituciones, ya basta de tanta impunidad, ya basta de tanta decidía.

Hay que aprender a desaprender los viejos esquemas abstractos y caducos que siguen estando dentro de las acciones y determinaciones que surgen, hoy Venezuela exige paz, armonía, tranquilidad, pero también exige respeto, y que se entienda que pase lo que pase siempre buscaran la manera de distorsionar y manipular la buena voluntad de nuestra dirigencia, de nuestro Presidente Nicolás Maduro quien sigue defendiendo el legado de nuestro Comandante, pero debemos apoyarlo y seguir trabajando para salir adelante, pero eso jamás se lograra teniendo tanto traidor buscando de pescar en rio revuelto.

Respetamos y admiramos el trabajo de la camarada Delcy Rodríguez y Jorge, así como la experiencia del compatriota Roy Chaderton, a quienes le damos nuestro más grande apoyo, además de tener paciencia y estomago para sentarse con tan atroz piltrafas, pero la paz y la dignidad y la armonía de nuestro pueblo está por encima de ello.

Es por eso que hoy debemos seguir cada vez más unidos, dentro la diversidad de pensamiento, las diferencias, todos vivimos aquí, en esta tierra bendita llena de historia, quien es hoy el ojo del Huracán, quien es y sigue siendo la esperanza de la integración y la defensa de los pueblo, esa llamarada que inicio Hugo Chávez, es por ese legado que debemos mantenernos firmes sin egos, sin odios, reconociéndonos repito, y buscando lo mejor para nuestro pueblo.

Amor con amor se paga, pero ya basta de estar colocando ya las mejillas para que judas sigan traicionándonos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 482 veces.



John Duarte Zambrano


Visite el perfil de John Duarte Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



John Duarte Zambrano

John Duarte Zambrano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US Y ab = '0' /ideologia/a252313.htmlCd0NV CAC = Y co = US