Los "Números" de Luis Vicente León

Vicente León acaba de anunciar los resultados del último sondeo de opinión realizado por Data Análisis en el país. Números que sin duda obligarán replantear muchas estrategias tanto para los que están dentro del "ring", confrontándose, como los que están afuera de él, y que en definitiva, por llenar las "boletas", decidirán con sus Votos, quién por fin se llevará esta muy disputada y encarnizada "pelea".

Este "encuentro" reviste en los actuales momentos importancia estratégica y nada menos que servirá de "segundo aire", de vencer nuestro "púgil" bolivariano, para todos aquellos procesos que en Latinoamérica han venido siendo acorralados por las mafias financieras y comunicacionales del mundo. Acostumbrados a "coronar" enclenques y esponjosos "púgiles" de fuerza exclusivamente mediática.
 
Números que no debieran sorprender a ninguna de las dos "esquinas". Si bien, es del todo cierto, evidente e irrefutable, que uno dos de los oponentes ha venido con ferocidad dándole con todo al otro (inclusive haciendo un muy "sucio" combate), la arrogancia y la poca cohesión de su equipo de asesores, no le ha permitido mantener la coherencia ni consistencia del ataque.

Evidencia manifiesta al momento de pretender aplicar el Referéndum Revocatorio. Como es su enfermiza costumbre, cada una de las tendencias que conforman la Mesa de la Unidad, más allá de buscar este objetivo, a "codazos" busca con este "objetivo" deslindarse de los demás, y capitalizar y abrogarse de manera exclusiva el "título" de haber tumbado al "contrincante" , o sea al gobierno.

Además que reconocible y apática es la existencia de un sector sumamente recalcitrante y nada "deportivo", que haciendo agenda oculta y totalmente particular y siniestra, busca métodos nada consensuados ni constitucionales, para decidir fuera del "ring" los resultados de esta "pelea".

También no resulta menos cierto, y es necesario decirlo, que quien ha logrado (por reflujo o por haberle descifrado la "guardia" de su contrincante) capitalizar mayor número de "emociones" y "puntos" es quien, a pesar de venir sobre "las cuerdas" llevando el "combate", últimamente ha conectado pocos pero muy buenos y certeros golpes. Demostrando, sobre todo, gallardía y unidad monolítica a la hora de plantarse en el "ring".

Este encuentro no es cualquier "pelea", detrás de ella se hayan demasiados intereses que inclusive "pegan" incluso mucho más que los propios "boxeadores". La atención mundial expectante han venido jugando un papel importante y no del todo pasiva en este "encuentro", clara y de manera desvergonzada tratando de favorecer a uno de los dos "pugilistas".

Las instancias internacionales, notoria y vergonzosamente infiltradas por las mafias financieras que mantienen interés e inversiones en esta "pelea", y que deberían ser garantes de una "pelea limpia", han venido descalificando tanto a nuestro "boxeador" como al "árbitro" del certamen. Buscando la manera de encontrar la mínima oportunidad y confusión para "intervenir" y darle los "resultados" a su mediático y ya cansado "pupilo".

Esta "pelea"  también es una "revancha" que ha venido ganando el pueblo venezolano durante 19 años. Si bien actualmente se encuentra en un nivel crítico debido a la sentida ausencia del "púgil" más completo que ha tenido en su historia republicana, el aguante, la constancia y lo que ha significado para el pueblo venezolano el contar con un "campeón" Chavista en su realidad diaria pesará de manera determinante en los últimos y decisivos "round".

Nuestro "peleador" debe tener más confianza en sus "puños", debe buscar la "pelea adentro", desplazarse con mayor solvencia en las estrategias que hicieron invatible al gran Chávez. Tener capacidad de respuesta pero también capacidad de impacto. Las 3R debe aplicarla principalmente hacia su entorno más cercano, y furiosamente hacia las estructuras de un PSUV que le está significando un peso demasiado "muerto" para mantener con buen "aire"  la "pelea".
 
Los números de Vicente León si bien denotan una realidad emotiva de una segmento proporcional del electorado venezolano, a la vez que puede servir de "segundo aire" para el presidente Maduro, también ocasionará que la campaña internacional en contra de él ahora menos escatime esfuerzo ni dinero para corregir esta clara señal de mejoría de quien comienza a tomarle el pulso a la "pelea".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4941 veces.



Waldo Munizaga


Visite el perfil de Waldo Munizaga para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Waldo Munizaga

Waldo Munizaga

Más artículos de este autor


Notas relacionadas