¡Sonría, la estamos filmando!

Lo que puede o podría interconectar el cerebro de una persona con el de otra relativamente cercana o lejana de sus respectivos entornos físicos y, además, hacerlo en función de aunque sea en lo mínimo de una determinada corriente afectiva cuyo tenor dejo al albedrío de cada quien, me es ajeno determinar.

No obstante, por caso, pienso que el cerebro de cada quien, y que al menos lo tenga en más de cero, deriva en función del oficio que ejerza, así por ejemplo todo buen marino suele desarrollar y desplegar una buena vista y eso yo lo atribuyo al hecho práctico de a diario y durante un fructífero tiempo haber ido a ver lejos, y de paso pescar si no unas sardinas al menos un cangrejo; allá el horizonte maravilloso de esa horizontal que separa mis dos azules preferidos y que tengo conmigo hasta en mis sueños, y si uno se acostumbra a ver lejos, cuando está entre cuatro paredes y un techo, tal como en el momento en que garabateo estas líneas, y como dice Serrat en "De cartón piedra", que era la gloria vestida de tul (la malla) / con la mirada lejana y azul / que sonreía en un escaparate / con la boquita menuda y granate / y unos zapatos de falso charol / que chispeaban al roce del sol / limpia y bonita siempre iba a la moda / arregladita como pa´ir de boda / y yo a todas horas la iba a ver porque yo amaba a esa mujer de cartón piedra / que de reyes magos a navidades, entre saldos y novedades, hacía más tierna mi acera … mañana es sólo un adverbio de tiempo …etcétera.

Os advierto que con estas simples y sentidas reflexiones yo no pretendo hacer un pronóstico acerca del porvenir de nuestra Patria Grande y, en particular, de este pedacito tan genuinamente propio para mí, Venezuela; en contrario, sólo procuro algo así como formular un diagnóstico de lo que observo, una Asamblea Nacional perversa, con un par de sujetos como R Allup y Julio Borges -entre otros- jugando a la candelita para ver quién de ellos es más presto para cumplir el mandato del Pentágono-la Casa Blanca y el Departamento de Estado norteamericano: desestabilizar a Venezuela para cogerse a PDVSA y de ahí en adelante arrasar con todo lo nuestro.

Me entero de que la MUD ha negado al Ejecutivo Nacional, desde la AN, la posibilidad de llevar a cabo planes de contingencia urgentes para contrarrestar la guerra total forjada desde Estados Unidos y mediante la apátrida ultraderecha fascista acá en Venezuela y con el gratuito aunque nada disimulado apoyo de una ultraizquierda come candela enferma; pero, eh, MUD, ¡sonría, la estamos filmando!*

Es que R Allup y Julio Borges (entre otros) están poniendo la torta, pero el pueblo los está filmando paso a paso y ya llegará la hora de cobrarles tan deplorable felonía.

La MUD es un organismo sin corazón, es de cartón piedra, nada le importa que el pueblo sufra horas y horas en una cola para adquirir un paquetico de harina de maíz, y quienes les siguen lo que están es locos de bola, amor fatal es eso; pero hay que volver a la cordura, retomar la senda del bienestar, cuente nuestro pueblo conque estaremos ahí al pie del cañón y con los brazos abiertos y nuestras manos tendidas para darnos un buen apretón.

OTAN:

Lo de ¡Sonría, que la estamos filmando!* es glosa de un grafiti que cierta persona anónima miró, en una ocasión, en un sucio baño de carretera y que más o menos rezaba así: ¡Qué me miras, pendejo, ¿no ves que soy un vulgar letrero?, ahora sonríe que te estamos filmando!

No puedo revelar la identidad de la citada persona porque, ¡azuta!, qué dirían sus amigos del [country] club (de los pobres, social y deportivo).

oceanoatlanticoguillermo@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1669 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a224852.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO