Estado, bacaqueros y degradación humana

Las largas colas y el “bachaquerismo” se ha vuelto algo normal en el paisaje urbano venezolano, y lo más grave, es que nos acostumbremos, es decir que en nuestra psique lo “normalicemos”. Lo que presenciamos todos los días, los ciudadanos identificados con las ideas revolucionarias y que estamos profundamente interesados en la vida social e histórica de nuestra Nación, nos parece grave, de toda gravedad, la humillación , el maltrato, e irrespeto, a que son sometidos, los ciudadanos que obligatoriamente, por necesidad, acudimos a esas penitencias, impuestas por los sacerdotes de la especulación, la trácala y cómplices, directos e indirectos de la conspiración (Guerra económica) contra el País.

Pero resulta inadmisible, que el pueblo de Francisco de Miranda, Simón Bolívar, Sucre, Eulalia Buroz, Juana la Avanzadora, Ezequiel Zamora, Fabricio Ojeda, Márquez Finol, Fernando Vera Betancourt, Hugo Chávez y miles de hombres y mujeres, estirpe de patriotas, que entregaron su vida a la construcción de una República Soberana, y fundamentada en la creación de un habitante-ciudadano; respetado por todos los compatriotas y por el Mundo, estemos siendo víctimas de una agresión humillante, que, va a ser necesario responder con mayor eficacia y contundencia.

Pero hay algo más grave todavía, la Secuela Cultural que dejará esta miserable “guerra”, en nuestro comportamiento futuro, pues se está dinamitando las bases ciudadanas de la República, de la solidaridad vecinal, que aún sobrevivía en nuestras comunidades. Todo se está convirtiendo en un vulgar mercado, sin normas, inescrupuloso, extractivo de los míseros recursos de las mayorías, es una anarquía, que va acumulando, desencanto, rabias, y una peligrosa sensación de orfandad jurídica y gubernamental.

¿Qué hacer en el futuro? ¿Cómo recuperará el empresariado, comerciantes y afines la confianza de sus clientes? ¿Serán los manufactureros culpables en el desvío hacia los bachaqueros de los productos O, son los distribuidores, O ambos? ¿La burocracia del Estado que papel juega en todo esto? Recomponer la sociedad en el futuro será una ardua tarea, pues la clase capitalista, en sus afanes conspirativos, junto a los funcionarios corruptos del gobierno, ha tomado un camino culebrero.

Utilizo el concepto “Guerra económica”, por comodidad, pudiera decir “Guerra imperial en el planeta por materias primas, y mercados”, por supuesto se incluye a Venezuela. Chávez, cuando llegó al poder, estaba rodeado de unos cuantos “personajes”, ¿alacranes? que harían el trabajo de seducción y marcarían el rumbo, pero la cosa no resultó y el Zambo salió respondón y no se dejó naricear, de allí la conspiración nacional e internacional.

Ahora bien, en esta guerra, nosotros no debemos crear la sensación de ser contendientes pasivos, a la defensiva, ciertamente somos amigos de la Paz, y tenemos la responsabilidad de mantenerla, pero eso no significa que no nos defendamos.

Hoy domingo, fuimos varios camaradas de compras a un mercado dizque popular en un barrio de nuestro pueblo, y aprovechamos visitar al lado, un amplio mercado de bachaqueros, allí observamos a los numerosos “comerciantes” vender de todo, e incluso observamos a padres y sus menores hijos en ese afán, colocaban un grupo de productos en un lugar (arroz, Harina de maíz, y otros) que rápidamente se agotaban, e iban a su casa enfrente a surtirse de nuevo.

Estos ciudadanos son gente que pertenecen a los sectores pobres, y de acuerdo con su realidad, esta situación, les abre una ventana de oportunidades para estos negocios, aunque afecten a sus propios vecinos a su propia clase, a su gente.

También esto ocurre en las urbanizaciones, con otras clases sociales, hay quintas donde estacionan vehículos lujosos, y allí, también se consiguen los productos. Todo este bachaqueo, descargas de vehículos con productos de limpieza en sitios sospechosos, no es tan oculto, ni es necesario enviar el espía Salazar, para que investigue. Solamente hay que preguntarle a la gente. Además todo este delictual comercio, se hace ante la mirada de las autoridades. Esto al parecer es en toda la República.

Las colas en los comercios en poblaciones como Guacara, Valencia y Maracay, cada vez, son más largas, (varias horas) bajo el sol, y cuando llueva será bajo la lluvia; y con suerte se tendrá acceso a tres o cuatro productos, y muchas veces no alcanza para todos los usuarios, y se acumulan decepciones, descontentos y situaciones, que minan la credibilidad de la gente en las instituciones. Muchas de esas personas terminan cayendo en manos de los bachaqueros que andan por allí, ¿Y, las autoridades?????

Surge la pregunta ¿Cuál es el papel del Estado, y del liderazgo político, me refiero al Nacional, Regional y Local, ¿Cuántos Alcaldes y Concejales tenemos en las Cámaras Municipales, y Diputados en los Consejos Legislativos, que en lógica, entendemos deben ser cuadros de la revolución. Y digo cuadros porque la defensa de nuestra nación, no solamente pasa por ponerse rodilla en tierra con un AK 47, sino también en la defensa del pueblo en su lucha cotidiana.

Hasta ahora, nuestro pueblo ha sido invitado a votar, para mantener el proceso en función de transitar hacia el Socialismo, y lo hemos hecho, y somos corresponsables del éxito o derrumbe de nuestro gobierno, sea Municipal, Regional y Nacional, pero también debe ser alta la reciprocidad de los gobernantes y la dirigencia política, con la militancia y con los votantes, en consecuencia tienen que explicar muy claro los éxitos y desaciertos de su gestión; eso lo deben saber los dirigentes nacionales, regionales y municipales.

No se debe olvidar a aquella dama que cuando el golpe y secuestro de Chávez, reclamaba su presencia, pues ella había votado por él para que gobernara. Esa camarada con su apasionado reclamo a los golpistas, refrendaba la verdadera participación y protagonismo del pueblo, en defensa de sus derechos constitucionales.

Los ciudadanos votantes del proceso revolucionario, nos resultaría incomodo que se siga repitiendo la solicitud de votos apresurados, sin un sustento teórico-político- doctrinario, claro, consecuente. En vez de imponer líderes, se debe contribuir a que la organización política discuta, lo grande pero también lo pequeño, donde participe el erudito, y también el más humilde militante, en otras palabras que vean al camarada como un ciudadano y no como masa y estamos seguros que surgirán verdaderos líderes comprometidos. Lo otro sería un suicidio político, puesto que estaríamos construyendo aparatos políticos sobre bases falsas que ni votos producirían.

Honor al Comandante Chávez, antiguo compañero en labores docentes en la Academia Militar, siempre valdrá la pena, aunque nos señalen de utópicos, levantar la bandera de la Patria.

LA REVOLUCION ES CULTURAL



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1642 veces.



Rafael Castro

Productor del Programa Historia Cultura y Sociedad, en Radio Comunitaria Panela 96.9 FM, de San Joaquín, Estado Carabobo/miembro de la Comuna Socialista Carabali

 racasc5@hotmail.com

Visite el perfil de Rafael Castro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a224159.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO