Corrupción acumulada y ética revolucionaria

El tema de la corrupción involucra no solo el asunto cuantitativo del aprovechamiento indebido del dinero sino que trasciende hacia los campos del comportamiento humano y de la calidad del pensamiento.(Existo (honesto) luego pienso (con honestidad)) El revolucionario debe ser sincero ante cualquier circunstancia que lo rodee y eso es honestidad. No se combate solo con las armas sino que es más certero el disparo ideológico ante hechos de índole incompatible con un orden socialista donde lo esencial es el destino del pueblo y su bienestar. Un militante de pensamiento revolucionario nunca debe aceptar la complicidad y el silencio como practica diaria en su actividad administrativa sin excusas de ningún tipo porque esa letanía de la necesidad del trabajo para mantener a la familia no debe ser aceptada por cuanto por esa dinámica llegamos a las peores causas por necesidad.

En estos días una persona que dice ser “chavizta” compra unas cebollas (1 Kg.)y va donde un quesero para repesar lo obtenido por que el verdulero “es esto o aquello” resulta que en la segunda medida hay trescientos gramos demás .Si esta persona tuviera algo de revolucionaria hubiera tenido criterio de justicia y hubiera ido donde el vendedor y le hubiera dicho: Mira revisa tu peso porque estas vendiendo por encima del peso real.Yo me dirigí al verdulero y comprobé que el trabajador no robaba a nadie. El mismo me dijo: No esa señora es así yo le di eso por un Kg. sabiendo que tenía demás. O sea que esta señora con su actitud corrupta(es repetitiva) ha puesto al comerciante en una situación de miedo y lo extorsiona por la vía del reclamo injusto. Esto encubre la corrupción personal por más modestia económica que tenga esta persona.

Cuando uno oye como se birlaron VEINTE MIL MILLONES DE DOLARES a través del sistema financiero y el uso de la infraestructura del Estado para tal fin determina sin ser policía un tren de burócratas desde las aduanas hasta las oficinas de CADIVI trabajando para la corrupción y allí habían cientos de honestos pasivos (tontos útiles) que no reciben ni un centavo por el dolo pero en estos casos son peores que los mas pillos y merecen castigo igual o mayor por facilitadores del delito contra la Cosa Publica. Claro si la cabeza (Jefe) no firma autorizaciones no hay movimientos para consolidar el delito y esa seria la tarea de una POLICIA FISCAL con características especiales donde estarían “los revolucionarios” con claridad en sus acciones al lado de la causa socialista que significaría cero tolerancia y aceptación de practicas administrativas para desviar los Fondos Públicos del Estado. Entones es preciso establecer el perfil del burócrata en funciones socialistas y el establecimiento de penas contra toda esta Nueva Clase cínica y aprovechadora de lo revolucionario para el robo, la extorsión y el chantaje. Así como no basta rezar (suspiro de la criatura oprimida) para llegar al cielo no es suficiente hablar contra la delincuencia Fiscal Organizada y hay que reprimirla con furia popular.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2012 veces.



Antonio José Rivera Chávez


Visite el perfil de Antonio Rivera Chávez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Rivera Chávez

Antonio Rivera Chávez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a174997.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO