Voces contra el Imperio

El pragmatismo de Lula y su doble estándar en Palestina ocupada

¿Cuantas veces la visita de un jefe de Estado a Palestina ha salvado la vida de un sólo niño Palestino? Ninguna. ¿Cuantos ofrecimientos para mediar en el mal llamado" conflicto Israelí-palestino" – o mejor dicho, el Holocausto Palestino- han servido para detener las pretensiones de Israel de seguir usurpando más territorios palestinos y las sistemáticas políticas de limpieza étnicas y el genocidio de un pueblo que se resiste a desaparecer? Ninguna. El reciente viaje del Presidente brasileño, Luís Ignacio Lula Da Silva a Palestina ocupada, sólo ha generado vergüenza y duras críticas de sus seguidores y de la izquierda mundial. Lula, el presidente "Obrero", no podía dejar de hacer lo que otros colegas "demócratas" han hecho antes de su retiro: visitar Israel para orar en tierra "santa" y agradecer a Dios, primero, por sus éxitos políticos. Tampoco olvidó pedirle por la vida de los pobres palestinos, mientras continúan negociando lucrativos acuerdos económicos con sus victimarios los sionistas.

Naturalmente, la palabra “negocios” es el denominador común de los países capitalistas. Por tanto, si se desea verdaderamente presionar a la entidad genocida de Israel para que cese sus sistemáticas políticas de limpieza étnica contra el pueblo palestino es colocando en medio la continuación o no de las relaciones económicas. Cualquier gobierno que verdaderamente desee colaborar con el pueblo palestino debería comenzar por romper todo tipo de relaciones con Israel tal como lo hizo Venezuela en su momento.

De que valió fotografiarse con la infame Autoridad Palestina; pronunciar sendos discursos por la autodeterminación del pueblo palestino y evitar asistir al mausoleo del ideólogo criminal sionista Theodor Herlz, mientras, a puertas cerradas, Brasil continúa incrementando las relaciones económicas con los mismos capitales sionistas que dedican una porción importante de la plusvalía usurpada a los esclavos palestinos en la adquisición de armamentos que será destinado para aniquilar a sus propias familias, al tiempo que Benjamín Netanyahu declara al mundo y reta a la ONU de que no detendrá las demoliciones de viviendas palestinas y la usurpación de territorio.

Lo cierto es que Lula intenta enmascarar con discursos que parecen copiados de la Madre Teresa de Calcuta la hipocresía manifiesta en las relaciones comerciales que mantienen tanto Brasil como Argentina con Israel a través del Mercosur. Valga recordar que el Mercosur e Israel firmaron un Tratado de Libre Comercio (TLC) el día 18 de Diciembre de 2007, y que tanto Brasil, como Argentina se disponen como los mayores mercados para la colocación de los productos israelíes.

La impostura del gobernante brasileño desenmascara el mismo guión político-diplomático del doble rasero, o doble estándar algo muy comúnmente aplicado por los países del norte.


basemtch@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3213 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad