Los Yukpa son pueblo o nación indígenas, no son campesinos

Los títulos de propiedad colectiva que viene entregando el Gobierno venezolano a los pueblos y naciones indígenas son títulos agrarios, parecidos a los títulos que en los gobiernos anteriores les entregó a campesinos e indígenas el extinto Instituto Agrario Nacional (IAN) durante la llamada Reforma Agraria. 

No hacía falta una ley para demarcar las tierras indígenas (2001) o una ley orgánica para los pueblos y comunidades indígenas (2005), ni mucho menos un capítulo entero en la nueva constitución del año 1999 para entregar los títulos que los 12 de Octubre suele entregar el presidente Chávez a los pueblos indígenas. 

Pese a que los indígenas hacen sus propuestas de auto demarcación y las elevan ante la comisión nacional o regional de demarcación, o ante el propio presidente Chávez tal como ocurrió con los pueblos Yukpa y Barí este pasado 22 de Abril, Día Mundial de la Tierra, en el Palacio Blanco en reunión con Reyes Reyes, Ministro del Despacho de la Presidencia.  

Estas propuestas de auto demarcación no son tomadas en serio por los representantes de los ocho ministerios e instituciones gubernamentales que conforman dichas comisiones, pues al final del proceso de demarcación terminan entregando a los pueblos o comunidades las tierras que a cuenta propia decide el señor Sergio Rodríguez por orden del Ministerio del Ambiente quien coordina dichas comisiones en nombre del Ejecutivo Nacional. 

En la entrevista publicada en el diario Panorama “Este año yucpas tendrán sus tierras” del domingo 24 de mayo de este año en curso el ingeniero Sergio Rodríguez, Viceministro de Ordenamiento y Administración Ambiental y Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional para la Demarcación del Hábitat y Tierras de los Pueblos y Comunidades Indígenas en varias oportunidades expresa su visión agrarista en el tratamiento de los derechos territoriales del pueblo o nación Yukpa: “Buscamos alternativas para que los productores mantengan sus actividades (…) El área de estudio abarca 200 mil hectáreas, esa es el área a ser estudiada. No significa que toda esa porción tiene que ser demarcada” afirma además que se está buscando para reconocer su derecho al territorio el lugar donde los indígenas deben sembrar, además de los sitios sagrados y de cacería (las altas montañas de la Sierra de Perijá, no incluidas en los megaproyectos), un espacio a señalar por el Estado gobierno a cuenta propia de manera unilateral, a espalda de los indígenas y al margen de su propuesta “Nosotros, conjuntamente con el ministerio de Agricultura y Tierras, estamos fijando las áreas donde se realizarán los proyectos productivos para los indígenas”.  

Cuando el periodista le pregunta “¿Pero hay un estimado de cuánto se debería demarcar?, afirma no saber “No tenemos una cifra exacta porque estamos terminando los proyectos productivos”, es decir terminándolo excluyendo la participación del pueblo y comunidades Yukpa. 

Y cuando le pregunta el periodista Manuel Palma al final de la entrevista “¿Qué tipo de problemas están afrontando con el proceso de demarcación?”, el Viceministro Rodríguez revestido de una sorda prepotencia al sentirse hombre de gobierno: “Los indígenas están conscientes que hay un Gobierno que defiende sus derechos. Lo que pasa es que, ahora, como ellos se sienten apoyados, se ha generado una violencia de los indígenas no sólo hacia los ganaderos, sino también hacia los campesinos y hacia las otras comunidades wayúu. En esa área tenemos un problema de violencia generalizada. Ésa es la realidad en estos momentos. Estamos tratando de poner un orden institucional desde el punto de vista del Estado”, es falso que el guerrero y valiente pueblo Yukpa reclama sus derechos ahora porque gobierna Chávez, está hablando como la oposición, como Mauro Carrero su mano derecha en el Zulia, pese a ser el jefe máximo en el Zulia de partido de la oposición Bandera Roja; desde siempre el pueblo Caribe Yukpa ha defendido sus derechos territoriales, su territorio, no ahora porque esta el nuevo gobierno del Presidente Chávez. 

Si hoy siguen defendiendo sus tierras de los hacendados y parceleros invasores es por culpa del Gobierno, pero muy en especial por culpa de la esta comisión que el representa y que a espalda de los pueblos Yukpa y Barí y del propio Presidente Chávez desde el mes de octubre del año 2006 hasta septiembre de 2008 pararon la demarcación por cuenta propia; fue en el Aló Presidente del domingo 24 de agosto 2008 a raíz de los actos violentes cometido por el Ejercito y la Guardia Nacional contra las comunidades Yukpa asentadas en la cuenca baja del río Yaza y contra 44 ecologistas y luchadores sociales de los medios comunitarios, estudiantes de la UBV y LUZ y ONG de derechos humanos como la Red de Apoyo por la Justicia y la Paz y la Sociedad Homo et Natura, cuando el presidente de la república ordenó reiniciar la demarcación. Por esta razón es que afirma en la entrevista “ese es un trabajo que data desde el 2004. Luego, el trabajo se retomó a principios de 2008. Pero en los cuatro años de interín, entre 2004 y 2008, trabajamos y sustanciamos con los barí. El trabajo con los yucpa lo retomamos en el 2008. Justo en ese momento, había un fenómeno de toma de cuatro fincas”    

No fue “un fenómeno”, fue la decisión de un pueblo amerindio a ejercer sus derechos a la Libre Determinación y a la Autonomía o Autogobierno, y a poseer un Territorio, derechos estos aceptados hoy (2007) por las Naciones Unidas luego de 23 años de discusión contra el racismo representado en los representantes de los Estados Nacionales en Ginebra. No hay violencia generalizada hoy en día, desde febrero/marzo de 2009 porque los representantes de la Sociedad Homo et Natura y los líderes indígenas Yukpa y Barí se sentaron a dialogar con el Presidente y consultor Jurídico de GADEMA en diferentes ocasiones, y el martes 10 Marzo de este mismo año en una de las salas del Museo de Arte Contemporáneo del Zulia (MACZUL) en el Encuentro Nacional por la Demarcación de las Tierras Yukpa-Barí del Estado Zulia, acto al cual no asistió la ministra del ambiente como máximo representante de la comisión nacional de demarcación. 

Gran parte de dicha violencia la originó el misma comisión que desde el 2004 anda dándole vuelta a este asunto, la propuesta formulada por dicha comisión no es legitima ni válida, nadie, salvo ellos mismos, o en todo caso el Gobierno y los capitales mineros con sus lacayos, están de acuerdo con su propuesta de demarcación, ni los pueblos indígenas Yukpa y Barí, ni los ganaderos, ni campesinos, ni parceleros, ni el movimiento ecologista. 

Los indígenas se niegan a hacerse un harakiri al aceptar en sus territorios los derechos de los mineros a abrir sus minas, a los ganaderos, campesinos y parceleros invasores a permanecer para siempre en sus territorios, y todos estos últimos mencionados a quedarse encerrados en una poligonal territorial indígena donde no puedan vender o recibir créditos de la banca privada.            



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5029 veces.



Sociedad Homo et Natura


Visite el perfil de Sociedad Homo et Natura para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular