Amnistía

El problema de ser soldado, es que debemos obediencia ciega y yo soy soldado de esta revolución. Sin embargo, cuanto dolor debemos "tragar" a veces para no levantar nuestra voz de protesta; mientras oía al Comandante en Jefe de nuestra Revolución hablar del perdón a los apátridas delincuentes del paro petrolero y del golpe de estado, no pude menos que recordar la cara triste de mis hijos sin navidad, porque he trabajado duro toda mi vida para que ellos la disfruten y fue muy injustos privarlos de su navidad.

Pero aún más doloroso fue pensar en los venezolanos que perdieron a sus seres queridos durante estos sucesos, tiroteados, por no poder llegar a un hospital, por no poder salir a buscar una medicina; en los muchos que pasaron hambre y privaciones por falta del suministro de gas doméstico.

Quizás mi comandante Usted se inspiró en los familiares de los secuestrados por la FARC, quienes admiten haber perdonado a los captores de sus seres queridos; pero hay una gran diferencia esa gente no le dejaron otro camino y equivocó la forma, pero lucha por un mundo de justicia y paz.

Pero en nuestro caso, por Dios...! a la oposición se le han permitido todas las formas de protesta, se le han garantizado sus derechos, incluso por encima de los del pueblo y todo por una lucha mezquina que sólo persigue intereses individuales que llevaran al pueblo nuevamente a la más canallesca exclusión.

Mi comandante, con todo respeto hacia Usted y el mayor irrespeto a su Ley de Amnistía, cuando tenía la esperanza de ver a estos delincuentes castigados por la justicia, dejé mis odios en manos de la Ley, pero ahora por primera vez en mucho tiempo siento resurgir el más feroz de los odios hacia estas personas, ya que este sentimiento es el único castigo que al parecer tendrán, mientras se burlan de los muertos que llevan en su inconsciencia, porque conciencia no tienen.

Repito soy un soldado de la revolución y le debo obediencia pero me niego a abandonar mis principios, será que nos toca a nosotros un nuevo 4F en busca de valores morales y de castigo ante tanta impunidad. Lo lamento mi Comandante pero creo que la Amnistía no incluye el perdón del pueblo, al contrario, no nos deja Usted más camino que el odio.

ruizmarza@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2050 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad