¡Qué pena con esos señores, son ladrones!

Maduro ha sorprendido a mucha gente, no hay duda de ello; quienes pensaban que no sería capaz de tomar las medidas económicas adecuadas se cayeron de un coco, quienes pretendieron el retorno de la economía de mercado también, asimismo se desengañaron los que hablando de revolución atentan contra ella, pero están allí enchufados para robar y enriquecerse en contubernio con los burgueses... Sin embargo el pueblo llano ya comienza, como es característico en el venezolano, a comentar con muy buen humor sobre las medidas de "san Nicolás", el san Nicolás de los pobres. "Ya nos habíamos resignado a dejar en el bolsillos de unos cuantos especuladores nuestros aguinaldos, pero las medidas económicas nos ha devuelto la esperanza" ¡Llegó San Nicolás en Noviembre! dicen... son comentarios del pueblo que escuchamos en el fragor de las calles y de las colas. Para muchos, esto solo se trata de "una medida electorera", por eso se desesperan y pasan largas horas en las colas de los comercios intervenidos, hay quienes sin embargo, te hacen un análisis brillante de las medidas económicas, es cuando uno dice... ¡Cómo avanza este pueblo! ¡Cómo educó Chávez!... La mayoría del pueblo tiene fe en que las medidas se mantendrán y que no vale la pena hacer largas colas si ahora es cuando la economía venezolana se saneará y por ende, a partir de este momento tendremos una economía sana y en tal sentido pagaremos lo justo siempre, así de sencillo es para el pueblo, al contrario de lo enrevesado de los análisis de “los sesudos analistas” de la burguesía.

Ahora bien, vale la pena reflexionar sobre la percepción del pueblo sobre los comerciantes, o mejor dicho, sobre las mafias que se prestaron para esta guerra económica contra el pueblo venezolano. El hecho de que un líder nacional como Maduro haya catalogado a esta gente tal cual como son, todo esto ha generado un nivel de consciencia en el pueblo muy elevado; hay consciencia de que estos mafiosos no son otra cosa sino unos delincuentes, lo que realmente son pues. La burguesía como siempre sale a chillar... "¡que cómo es posible que a don fulano se le diga parásito!"... Porque los burgueses siempre han vivido de "la imagen", así el capitalismo nos ha expoliado siempre, pero a la vez nos han hecho creer que se trata de acciones muy benévolas, de "progreso social", de "avance para los pueblos", etcétera... Esas cosas nos han vendido, tan así que parte o buena parte de la sociedad asume como beneficioso el que nos especulen y terminamos agradecidos del verdugo que nos explota. "Con mi especulador no te metas", es algo que ocurre en parte de la población que observa como negativas las medidas de Maduro, más sin embargo, esas mismas personas ocurren a la respectiva colita para adquirir algún bien rebajado, es decir, vendido a precio justo... Los burgueses, dueños o socios de grandes medios de comunicación intentan desesperadamente quitarse esa imagen de parásitos y ladrones que ha venido sembrándose en el imaginario popular, ya no se ve al especulador como "el gran señor", o "el señor exitoso" que ayer andaba de limosna y hoy cruza las ciudades en enormes camionetotas, ya comenzamos a verlos como lo que realmente son: especuladores y ladrones.

Distintas organizaciones de la burguesía acusan a Maduro de haberlos ofendido por decirles la verdad, no obstante, para el pueblo llano esto no es más que una tetra chillona de quienes ya no pueden ocultar sus fechorías. En medio de esta batalla está la solicitud de habilitante por parte del presidente para combatir la corrupción y por ende la guerra económica, que encuentra caldo de cultivo en la corrupción para expandirse, es decir, sin la corrupción no es posible especular y agredir al pueblo como lo venía haciendo, y sigue en muchos casos, la burguesía parasitaria, que si dejara de ser parasitaria se derrumbaría en Venezuela, sobretodo porque nuestros burgueses se han formado en una economía rentista que con especular bastaba para hacerse asquerosamente millonarios. A lo mejor el desarrollo de otras burguesías del continente han sido distintas, por ejemplo, se han dedicado a producir, por ende se consolidan como una burguesía productiva, verbigracia la argentina, la brasileña, son burguesías que se han hecho en base a la producción de cosas; la nuestra es todo lo contrario, sus fortunas se han afianzado en la especulación, la corrupción, la tramposería y todo lo parasitario que pueda haber, en este sentido, el aparato productivo nacional fue desmantelado, era más productivo para los burgueses saquear las reservas de la nación y especular en el mercado especulativo mundial, en donde los gringos son unos campeones.

No hay economía más superflua que la estadounidense; allí lo que se producen son armas y lujos, más que alimentos y medicinas. La economía venezolana estuvo influida por la gringa durante décadas, así que "la misión" de la patria fue explotar sus materias primas, petróleo fundamentalmente, y a la vez nos dedicamos a comprar toda la chatarra que produce EEUU.

Vemos entonces que la economía venezolana vive un momento estelar, de quiebre histórico que será para bien en manos de la revolución, es la oportunidad de romper con un modelo perverso y consolidar la soberanía, produciendo lo que consumimos, para ello tenemos capacidad, tenemos tierras, suelos aptos para la agricultura, la ganadería y toda actividad agropecuaria. ¿Por qué ha sido tan difícil levantar la agricultura en nuestro país? El genio de Chávez lo llevó a diseñar la GMAV, dicha misión representa un avance enorme de transferencia de poder al pueblo, tampoco vamos a decir que todo fracasó, solo los disociados lo sostienen, sin embargo, el avance ha sido lento y tortuoso por que no hay una cultura de lo productivo, nos encanta "comprarlo todo hecho", además, hay una cultura del consumismo, no tenemos cultura del ahorro y nos lanzamos enloquecidamente a consumir cuanta baratija nos pongan a la vista. Sin duda que esto se convierte en una grave problema, cuando una sociedad es vulnerable a las necesidades creadas los efectos de la escasez son terribles, tiene consecuencias incluso hasta psicológicas, de desamparo al no conseguir lo que muchas veces los capitalistas con su publicidad nos han inducido a consumir pero nos lo esconde para justificar el golpe económico que tenían entre manos, no porque lo necesitemos, sino porque los patrones sociales nos recomienda consumir hasta la saciedad.

Decíamos anteriormente que estamos ante una gran oportunidad, la oportunidad de cambiar el modelo económico y a la vez la mentalidad consumista de nuestra gente, es decir, la batalla se centra en la mente de nuestros compatriotas, aprender de la vida y no dejarnos manipular por campañas inducidas de la burguesía es un reto enorme que este pueblo logrará seguramente... el día que los pueblos no se dejen manipular se derrumbará el capitalismo en el planeta y la sociedad se empoderará de la riqueza que nuestra madre tierra tiene dispuesta para todos, no para un club como el de Bilderberg, o el llamado complejo industrial militar estadounidense.

En esta batalla por la mente de nuestro pueblo contamos con un pueblo probado en la lucha; superamos un sabotaje petrolero como jamás se vio en el planeta, superamos un golpe de estado, sabotaje de todo tipo y ahora derrotaremos también una guerra económica que si bien es cierto nos afecta, también nos da la oportunidad de cambiar el sistema capitalista burgués parasitario instaurado en la economía venezolana. ¡Qué pena con esos señores!...así se expresa el pueblo de unos señorones que hasta ayer eran el espejo de lo honesto y hoy se demuestra que no son otra cosa que unos delincuentes que en cambote se pusieron de acuerdo para desangrar las reservas del país. Sin duda que esto apenas comienza, el pueblo conocerá, con asombro de muchos, que la economía venezolana estaba en manos de los peores criminales que ha conocido nuestra patria, éstos, aunados a funcionarios corruptos, que también caerán, llevaron al límite de la paciencia al gobierno revolucionario y al mismo pueblo, y esa ha sido una de las características de la revolución bolivariana, el contraataque; siempre nuestros contraataques han sido fulminantes, seguros estamos que éste será igual y el avance hacia la nueva sociedad será contundente y muy sólida, sobretodo porque estaremos transformando lo esencial del sistema capitalista, el sistema económico...


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1935 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Guerra Económica 2013

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Guerra Económica 2013


Otros artículos sobre el tema Aporrea a la especulación

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Aporrea a la especulación



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a177218.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO