Naciones Unidas no logra consenso sobre terrorismo

Los deseos de Kofi Annan eran loables: lograr un consenso universal contra el terrorismo al término de la actual asamblea general de Naciones Unidas. En contra de las noticias difundidas este miércoles, el Consejo de Seguridad no llegó a ningún acuerdo sobre terrorismo, es más, la declaración de los 170 países miembros deja mucho que desear.

Lo único claro que queda de la cumbre es que 'la ONU condena el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, sean cuál sean los autores, lugares y objetivos'. Las buenas ideas se quedaron en intenciones, como la expuesta en el Consejo de Seguridad de que la 'incitación a actos terroristas' sea, igualmente, castigada por los países miembros.

Entre la legitimidad y la ilegalidad

Una Convención contra el Terror es imposible si en la antesala ni siquiera se ha definido el término común. En el trasfondo de la disputa pendían el caso palestino y 'la problemática división entre el terrorismo abominable y la lucha legítima contra una fuerza invasora'.

Los países árabes querían ver plasmado en el documento el 'derecho de los pueblos a levantarse contra los ocupantes a favor de la independencia'. Una petición que, por legítima que le parezca a muchos, no encontró quórum por el temor a justificar alguna forma de terrorismo.

Muchas resoluciones poca efectividad

La declaración a firmarse este viernes prevé que las negociaciones sobre la Convención contra el Terrorismo sean prolongadas hasta la próxima asamblea general de 2006. Sobre la lucha contra el terror la ONU cuenta con más de una docena de resoluciones y convenciones.

Estas empero, tratan sólo aspectos del fenómeno como secuestro, atentados con bomba, fuentes de financiación y el probable uso de armas nucleares por parte de terroristas. Sobre dónde se termina de ser 'combatientes políticos' para convertirse en 'terrorista', no ha habido en Nueva York una clara respuesta.

Las diferencias conceptuales son tan grandes que es difícil creer que en un año se llegue a una fórmula común.

Consejo de Seguridad: Alemania no desiste

Alemania está representada en la Asamblea General por el ministro de Exteriores Joschka Fischer (Los Verdes). Antes de su ponencia a la media noche de este jueves, hora de Berlín, Fischer se entrevistó con los delegados de Brasil, India y Japón que, junto con Alemania, proponen una ampliación del rígido Consejo de Seguridad.

Alemania, por lo demás, no ha renunciado a 'asumir más responsabilidad en el Consejo de Seguridad', a pesar del escepticismo difundo por la Casa Blanca.

Irán mantiene al mundo en vilo

En otro campo y tras una reunión con su homólogo iraní, Manuchehr Mottaki y el mediador, Ali Laridschani, el ministro alemán verbalizó en Nueva York la esperanza de que Irán presente nuevas protestas para dirimir el problema de su programa nuclear.

'Los iraníes deben entender las preocupaciones de la comunidad internacional', dijo Fischer. Si Irán no aparece con una propuesta aceptable, el Consejo de Gobiernos de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), con sede en Viena, tendrá que entenderse, de nuevo, con el incierto caso de Irán y sus imprevisibles dirigentes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3603 veces.


La fuente original de este documento es:
Argenpress.info (http://www.argenpress.info)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter