No hay motivos para celebrar resultados de Cumbre ONU

Naciones Unidas, 19 sep (PL) El canciller cubano, Felipe Pérez Roque, afirmó hoy que no hay motivo alguno para celebrar los resultados de la Cumbre de la ONU, que llega a su LX aniversario en una situación en que ha mermado su prestigio y capacidad.

"Llegamos al sexagésimo aniversario de Naciones Unidas en una situación en que ha mermado el prestigio y la capacidad de la organización a partir de la actuación unilateral y del apoyo... en particular al gobierno de Estados Unidos y en ocasiones a un grupo de aliados", precisó.

Durante una entrevista concedida a Prensa Latina, el Ministro acotó que no existe hoy en Naciones Unidas el derecho al desarrollo y el derecho a la paz para la mayoría de los pueblos del planeta.

"No se ha producido el desarme general y completo, incluido el desarme nuclear, como aprobó la Asamblea", agregó.

Recordó que hoy se gasta en armas más que nunca antes, -un millón de millones de dólares al año- y la mitad lo gasta Estados Unidos.

"Si esos recursos se destinaran al desarrollo habría dinero para eliminar los mil millones de analfabetos y los 900 millones de pobres que averguenzan hoy a las Naciones Unidas y a la comunidad internacional", subrayó.

Precisó que "Cuba cree que únicamente el respeto al derecho internacional y al de todos los pueblos, independientemente de su tamaño y poderío, y la colaboración, son el camino para construir un mundo mejor".

"No somos pesimistas, creemos posible ese mundo pero sabemos que hay que luchar duro. No nos hacemos ilusiones porque los que derrochan, contaminan y destruyen el medio ambiente a costa de nuestra pobreza no van a renunciar a sus privilegios", afirmó.
El funcionario cubano expresó que los pueblos van despertando.

"Lo vemos en la revolución bolivariana, lo vemos en otros países de América Latina, vemos iniciativas como PetroCaribe, vemos la Alternativa Bolivariana para las Américas y tenemos la esperanza de que esa sea la semilla de un proceso mucho más amplio", apuntó.

Al referirse a comentarios de la prensa occidental acerca de que Cuba y Venezuela se habían quedados solos al condenar el documento final de la Cumbre de Naciones Unidas, Pérez Roque aseguró que "en realidad los aislados fueron los Estados Unidos".

"Ellos llegaron a la ONU a imponer presiones y chantajes. Tomé nota de la frialdad con que fueron recibidas las palabras del presidente de Estados Unidos, George W. Bush", en la ceremonia de apertura de la Cumbre.

Al respecto precisó que "se puede tener poderío, pero no autoridad moral. Se puede ser temido, pero no querido ni respetado".

Una gran parte de las delegaciones comparte y reconoce las verdades con las que (el presidente de Venezuela Hugo) Chávez estremeció las Naciones Unidas, pero no tienen libertad para poder hablar en esos términos porque sus países están sometidos a grandes presiones.

"El imperialismo utiliza mecanismos de chantaje, y financieros internacionales, se aprovecha de la situación de debilidad que tienen muchos países", aseguró.

El canciller comentó que Cuba y Venezuela tienen el privilegio de defender sus ideas.

"Cuba no tiene más que perder porque Estados Unidos ha hecho todo lo posible y no ha podido derrocar la Revolución. Es la Revolución más fuerte de este mundo", precisó.

Referente a Venezuela recordó que ese país no depende económicamente de Estados Unidos y que, por el contrario, Estados Unidos depende del petróleo venezolano.

"Chávez trajo a Naciones Unidas la voz de los pueblos... se necesitaba allí la voz de millones de hambriendos de América Latina, Africa.... El habló a nombre de los que no tienen nada", apuntó.

Pérez Roque confesó que la intervención del presidente venezolano ante la ONU le hizo recordar al presidente Fidel Castro cuando visitó esta sede en los años 2000, 1995 y 1979.

Ya en 1979 Fidel advirtió que se podría matar a los hambrientos con bombas y guerras, pero no se podría matar el hambre, preguntó para qué armas y defendió la eliminación de la deuda externa de los pueblos.

"Chávez fue el vocero de los hombres con dignidad en la tierrra. Por eso los aplausos, porque aunque muchos aceptaron el documento (la declaración final) fue porque no tuvieron otro remedio, porque no se podían parar como Cuba, Venezuela y Belarús a decir que esta fue la Cumbre de la mentira", concluyó.

Subrayó que la Revolución cubana y Fidel Castro han ganado el respeto del mundo a base de actuar con principios, con lealtad a los principios, con una ética que no ha sido abandonada nunca.

"Y eso es más fuerte que las armas. Las ideas son más fuertes que las armas y eso es lo que ha pasado aquí".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5562 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter