Reunión Chávez-Kirchner en Nueva York. Venezuela tiene la intención de comprar hasta mil millones de dólares en bonos argentinos

El presidente Hugo Chávez considera que la compra de los llamados “Bonos Kirchner” y las facilidades de pago contempladas en Petrocaribe, dan pie a un sistema financiero interamericano independiente de las organizaciones crediticias globales. Caracas está por encima de los países ricos al aportar más de 1 por ciento de su Producto Interno Bruto anual al desarrollo socioeconómico caribeño.


PRENSA PRESIDENCIAL (15.09.05) El Gobierno venezolano tiene la intención de incrementar a mil millones de dólares la adquisición de bonos de la deuda pública externa argentina, de los cuales ha adquirido valores por 500 millones de dólares en los primeros siete meses del año, informó el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías.

El Jefe del Estado venezolano expuso la intención del Gobierno nacional a enviados de prensa internacional durante su arribo a la sede de la misión permanente venezolana ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), con sede en Nueva York, EEUU, donde se reunió con el mandatario argentino Néstor Kirchner.

De esta forma el presidente Chávez inicia sus actividades en la ciudad estadounidense, incluida su participación, en horas de la tarde de hoy, en las deliberaciones de la Cumbre Anual de la ONU, organización que arriba a su sexagésimo aniversario.

“Tenemos la intención de llegar hasta mil millones de dólares” en la compra de bonos argentinos, sostuvo Chávez, quien considera que los llamados “Bonos Kirchner” rinden buenos dividendos, y a continuación describió la importancia de la operación efectuada por Venezuela.

La compra de los bonos se inscribe, en criterio de Chávez, en una estrategia de consolidación progresiva del Banco del Sur, propuesta auspiciada por Caracas y consistente en crear un ente financiero multiestatal con capital inicial venezolano, argentino y brasileño, cuyo objetivo principal es estimular el crecimiento social y económico de las sociedades de la región, siendo independiente de las orientaciones e intereses del sistema económico global.

“Es un mecanismo que pudiera darle forma a un nuevo sistema financiero del sur, para que no dependamos del norte” industrializado, afirmó Chávez, quien añadió el ejemplo venezolano de facilitar el desarrollo socioeconómico de los países del Caribe a través de instrumentos novedosos de financiamiento.

Petrocaribe, la alianza energética constituida por Venezuela y otras trece naciones de la cuenca caribeña hace una semana, comprende el suministro diario de más de 200.000 barriles de petróleo y refinados, procesados por la estatal energética Petróleos de Venezuela, S.A. (Pdvsa), a los países signatarios del acuerdo, facilitando los plazos y tasas de pago de las facturas con lapsos de hasta 25 años de período de pago, con 2 años de gracia y uno por ciento de interés anual.

“Venezuela está prestando, para el desarrollo de estos países del Caribe, créditos de mas de mil millones de dólares al año: para nuestra economía es un peso importante”, acotó el Mandatario nacional. El aporte material anual mediante Petrocaribe alcanza a uno por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) venezolano de 145 mil 200 millones de dólares en 2004.

Para el presidente Chávez los recursos destinados por Venezuela al desarrollo caribeño hace que “estamos por encima de los países desarrollados”, quienes “no quieren estar por encima del 0,7 por ciento” de su PIB dirigido a la ayuda al desarrollo de los países pobres, y se preguntó ”¿qué fondo monetario en el mundo presta, como Venezuela está prestando para el desarrollo, a estos países del Caribe?”.

Las acciones financieras de Caracas se insertan en el auspicio del Banco del Sur, que surgirá progresivamente como Petrosur y Telesur, acuerdos pluriestatales energéticos y televisivos donde están presentes Venezuela y Argentina, y “es una buena vía para ir rompiendo los mecanismos de imposición del sistema financiero internacional: que nosotros mismos, los países del sur, nos ayudemos”.

En la reunión bilateral Chávez-Kirchner se abordaron temas como la integración suramericana, los convenios energéticos firmados por Pdvsa y su similar bonaerense Energía Argentina, S.A., (Enarsa), que establecen, desde mayo de 2004, la provisión de carburante venezolano a Buenos Aires, quien retribuye parcialmente el pago de la compra con equipos médicos, ganado vacuno de doble propósito y maquinaria agrícola a fin de “incrementar la soberanía alimentaria”.

Kirchner y el fondo golpista

Momentos antes de la llegada del presidente Néstor Kirchner, Chávez felicitó a su homólogo sureño por el contenido de su discurso, emitido en el seno de la Cumbre anual de la ONU, en el cual criticó al FMI por su actitud ante las acciones desempeñadas por Buenos Aires a objeto de pagar su deuda externa.

Kirchner “lanzó un golazo”, adujo Chávez, para quien el Jefe del Estado argentino ”representa la dignidad” de sus compatriotas, y calificó de “desastre” al FMI.

“La primera institución que se pronunció al mundo (una vez consumado el golpe de Estado de abril de 2002, que alejó del poder a Chávez por 48 horas) fue el Fondo Monetario Internacional -Fondo Golpista Internacional, habría que llamarlo-, diciendo que le daba la bienvenida a la transición en Venezuela y que estaban dispuestos a darle al gobierno golpista todos los miles de millones de dólares que quisieran”, recordó el Jefe del Ejecutivo Nacional.









Esta nota ha sido leída aproximadamente 3910 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter