(Foto) Venezuela se opone a propuestas intervencionistas de reformas a la ONU

Para Fermín Toro, el nuevo concepto del uso de la fuerza en la ONU esconde la "doctrina Bush disfrazada de multilateralismo"
Credito: ABN
Nueva York, 12 Sep. ABN (María Elena Monroy / Enviada Especial).- A pocos días de la instalación de la Sexagésima Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el embajador venezolano ante el organismo, Fermín Toro Jiménez, informó que Venezuela se opone a las propuestas de reforma de la institución por considerarlas intervencionistas.

El diplomático explicó que la postura venezolana se debe principalmente a que considera que los proyectos de reforma constituyen una "amenaza" para la seguridad del país y de otras naciones.

Especificó que una de las propuestas rechazadas se refiere a la transformación de la Comisión de Derechos Humanos por un consejo de derechos humanos, el cual estaría integrado por una élite, cuya función sería la de evaluar y condenar a los estados calificados como violadores de esos derechos.

A su juicio, el peligro radica en que ese consejo podría decidir una intervención para poner fin a la "supuesta" violación de derechos.

Situación que afectaría a Venezuela, pues "hemos estado sometidos a un bombardeo creciente de ser violadores de derechos humanos por parte de los orgános interamericanos. De esto, a ser calificados, evaluados y enjuiciados por ese consejo de las Naciones Unidas habría muy poca distancia", alertó.

Explicó que si eso ocurriese se estaría incurriendo en una intervención que se basaría en el pretexto de "corregir" esas supuestas violaciones imputadas al Estado venezolano.

Asimimo, indicó que otro tema que reviste peligrosidad es el vinculado con la denominada responsabilidad de proteger los derechos humanos.

Dicho tema estipula que la comunidad internacional tiene la potestad de velar por el respeto de los derechos humanos, "de manera que si la comunidad internacional decide que un Estado no protege debidamente a sus habitantes, puede intervenir a ese Estado".

El representante venezolano también se refirió al denominado nuevo concepto del uso de la fuerza, el cual establece que si el Consejo de Seguridad de la ONU califica a un Estado como una amenaza a la paz y a la seguridad internacional, aun sin que haya cometido un acto de agresión, será intervenido anticipadamente.

Propuesta que calificó como un reflejo de la "doctrina Bush disfrazada de multilateralismo."

También se refirió al llamado Fondo para la Democracia, el cual estaría integrado por países en desarrollo y organizaciones no gubernamentales (ONG), lo que calificó de "injerto" a favor del imperio.

Explicó que esto pretende remplazar a las asociaciones de Estado, como el Movimiento de los No Alineados y el Grupo de los 77 que abogan por los intereses de los países más pobres.

Toro Jiménez también hizo alusión a la creación de una comisión de la paz, "una suerte de aparato político que pretende instalar la ONU para que el Consejo de Seguridad reconstruya las instituciones fundamentales de un país".

"Tenemos una experiencia con el caso de Haití, que es una situación que ha excedido una operación para el mantenimiento de la paz: Haití es un espejo", advirtió el funcionario diplomático venezolano.

Ante esta serie de propuestas de reforma indicó que para Venezuela es fundamental la democratización de esta institución universal, a través de la propuesta de eliminar el derecho a veto que tiene el Consejo de Seguridad.

El Consejo de Seguridad está integrado por cinco países: Estados Unidos, Francia, Rusia, China y el Reino Unido, potencias que gozan del privilegio de decidir o no sobre temas de relevancia e impacto mundial.

Todo parece indicar que esta sexagésima edición de la ONU será decisiva para el destino del mundo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5272 veces.


La fuente original de este documento es:
Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) (http://www.abn.info.ve)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter