Los que votaron por Bush

El Presidente Chávez no es un novato en materia electoral. Pocos como él son maestros en el arte de estremecer la opinión pública y despertar sentimientos de orgullo o de culpa en el ánimo de sus oyentes.

Así pues, cuando planteó la tesis de que quien votara por el SÍ estaba votando por Chávez y quien lo hiciera por el NO lo hacía por George Bush, el líder revolucionario sabía lo que estaba haciendo, a pesar de que ello implicaba un insulto a todo el que adversara la reforma constitucional.

Desde luego una estrategia como esa no se podía adoptar a menos que las encuestas indicaran una situación critica para la propuesta gubernamental. Si bien resultaba legítimo amarrar la reforma al prestigio de la figura presidencial, lo que no parecía tan prudente era ofender a todos los opositores considerándolos piti yanquis y lacayos del imperio.

Por cierto, no soy de los que se andan con medias tintas a la hora de clasificar a los apátridas o peones de la CIA. Si por mi fuera desde hace tiempo Súmate, y otros tan sumados como ellos a la conspiración generada desde el gobierno gringo, habrían sido ilegalizados en este país. Que no lo hayan hecho no quiere decir que este gobierno sea tolerante, sino blandengue y manejado por funcionarios tan ineptos como cobardes.

Me consta que entre los cuatro millones y piquito que votaron por el NO existen familiares y amigos míos, tan criollos o nacionalistas como yo y sin el menor afecto por el gobierno de Estados Unidos y menos por el presidente gringo que más rechazo ha producido a escala mundial.

Creo que es hora de plantearse algunas preguntas elementales: 1) - ¿Era en efecto urgente cambiar la Constitución? 2) - ¿Por qué no se consideró la convocatoria a una Asamblea Constituyente? 3) - ¿Se discutió acaso la conveniencia de la reelección presidencial continua y, en tal caso, con quiénes?

Por último convendría saber hasta cuándo seguirá el Presidente Chávez tomando decisiones trascendentales, tanto en lo político como en lo gubernamental, por si solo, sin consultarlas con ningún organismo o directorio y, ni siquiera (que se sepa) con asesores que se atrevan a llevarle la contraria.
augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2723 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad