El extraño mensaje de la Naturaleza del covid 19 en sociedades capitalistas y otros relatos de vida

Pese a convivir en sociedades capitalistas fragmentarias, de compartimientos aislados, sumergidos en los Mall comerciales, distraídos con las sociedades de consumo, de individuos solitarios, de aparentes socialización fugaces, en el Big Data, las aparentes intervinculaciones audiovisuales, los videos, las fotografías, los correos, mensajes de toda índole, tales como los twitters, whatsapps, instagrans, facebooks, los mails y todo tipos de redes sociales, etc., personas que no se miran, ni se tocan, tampoco se oyen, incluso en reuniones sociales apenas se saludan, ni bailan, ni dialogan, no sociabilizan, no tienen tiempo, el mensajes electrónico es lo primero, el otro, un ser existente invisible que nos roba la atención en todo, incluso hasta en las más íntimas horas de aseo personal, higiene e intimidad sexual.

Prácticamente "los internautas y las internautas" no pueden desconectarse, no pueden vivir sin el celular, sin la Tablet, sin la lapto, sin la computadora, el PC, dependen en forma compulsiva de las autopista de la información, un mal de nuestro tiempo, de la era de la comunicación y la globalización capitalista para la cual no estuvimos educados, se vino sobre nosotros una avalancha de información sin recibir la alfabetización digital, el saber tecnológico y técnico del manejo de los celulares, las redes, la interpretación de la información, las noticias y opiniones falsas o verdaderas, la manipulación de la información por empresas comerciales mediáticas, empresas mediáticas políticas, empresas corporativas al servicio del imperialismo, los Fake New, el desconocimiento de las plataformas, de las redes, estamos prácticamente sometido a una vorágine de eventos que consume nuestras vidas y nuestro tiempo.

Ahora un nuevo acontecimiento se nos presenta, el covid 19, una amenaza real, un "microbio" le llaman pero no es "un organismo vivo como la bacteria, no se le puede matar lo que no está vivo con antibióticos tan solo es una molécula de proteína que puede ser absorbidas por las mucosas ocular, nasal o bucal, cambian el código genético de ellas, es decir mutan, y las convierten en células agresoras y las multiplican", (……….), pues bien éste virus ha sacado de la cotidianidad a millones de personas, sienten que ya no viven como antes, que su vida a cambiado con su presencia, se han encerrado en sus viviendas, protegiéndose de esa amenaza, mientras que otra la asecha, las redes del internautas.

Pero hablemos del covid 19, de ese agente que todos hablan, que nadie ve, que ha puesto a todo el mundo en resguardo en sus casas, apartamentos o lugares donde se viva, sea en la ciudad o en el campo, incluso los hay quienes ellos mismos piden cuarentena a los gobiernos, que tomen en serio la cuarentena, que no se preocupen tanto por la economía y los negocios más que la vida humana, por ejemplo en Uruguay donde el pueblo pide al gobierno de Lacalle Pou, "cuarentena social", hacen "apagón social" para evitar que la gente salga a la calle, siga su vida cotidiana, vida nocturna, ellos mismo se toman la molestia de autoaislarse voluntariamente ya que el gobierno desestima el peligro como gobiernos fascistas de derecha que desestimando el virus manda a trabajar, al precio de la mortandad social.

La cosa es en serio lo del covid 19, lo acompasa "la pelona", aquí decimos la muerte, miles ya han muerto, otros viven angustiados, por ejemplo, cito las palabras de una ciudadana comentando su situación por WhatsApp, le escribe a su amiga, "tenemos que tomarnos la cuarentena con calma, hay gente que se volviendo realmente loca, Justo se lo estaba comentando hace un rato al microondas y la tostadora mientras me tomaba el café, y los tres estábamos de acuerdo….a la lavadora ya ni le cuento nada porque a todo le da vueltas y el refrigerador lo noto distante y frío". Es el humor. Otro; le pregunta la pareja, ¿qué haces?, le responde, escribir, escribir, leer leer y hacer comida para el perro, ya somos dos caninos, que compartimos el encierro, ya tenemos muchas cosas en común, aparte del nombre, solo que yo no he podido aprender ladrar como él y él no ha podido hablar como yo, pero nos estamos entendiendo, el me da a entender, "ya sabes lo que es vivir en el encierro, sin nadie que te acompañe…", sorprendido se pregunta a si mi mismo ¿cuánta falta nos falta los seres vivos, los seres humanos?".

Ahora parecen que valoramos la vida, la sociabilización, encontrarse con el Otro, reconocer al Otro, ese don que pasa desapercibido, un don invisibilizado, lo frágil que es la vida, lo vulnerables que somos los seres humanos que ni perro ni gatos, ni ratas, ni mamífero alguno elige el covid 19, solo "los humanos", algo debemos tener para él que le somos suculentos, que devora nuestra alma, lo frágil que es estar vivo, que sientes, que piensas socialmente, que "extrañaremos al viejo que pedía un peso en el mercado, que no supimos su nombre y siempre estuvo a tu lado. Y quizás el viejo pobre era tu Dios disfrazado. Nunca preguntaste el nombre porque estabas apurado. …ya no tendremos desidia seremos compasivos". Alexis Valdés).

¿Que nos falta para ser más humano…?, El covid 19 o una conmoción humana, una crisis humanitaria, la amenaza de la extinción de la especie humana. Eileen Caddy expresa: "…Eso que está sucediendo ahora. Muchas almas notan que les sucede algo, pero no se quedan extrañadas y no saben de qué se trata. Buscan en el exterior, esperando encontrar una pista que les muestre lo que les está sucediendo, Otras almas sienten una conmoción, pero les asusta lo que sienten porque se trata de algo nuevo, extraño y desconocido, e intentan acallarlo. Nada podrá detener esa liberación de amor". El amor social, la fraternidad, la solidaridad humana, valores humanos que la crueldad del capitalismo acalla, es el desprendimiento del amor, la afectividad por los seres humanos, es la compasión por los que sufren, es la solidaridad con el oprimido, es la fraternidad con el Otro, su reconocimiento de que te hace falta para sanar las heridas del sistema frío del cálculo económico, de la frialdad del mercado y el lucro.

Extrañamente; los venezolanos y venezolanas quienes emigraron a diferentes países del mundo, los que ayer invocaban "el odio y la crisis humanitaria", quienes solicitaban la ayuda humanitaria para Venezuela, al imperialismo, a Colombia, a Chile entre otros países, no quieren pasar la pandemia del covid 19 en los Estados Unidos, México, ni en ninguna parte del mundo, prefieren regresar al país y pasar la pandemia entre nosotros, "ruegan que los bloqueados vuelos de Conviasa les apliquen vuelta a la Patria a ellos para venir a pasar la pandemia en tierra venezolana asoladas por el bloqueo criminal que ellos propiciaron, es irónico…." incluso, "los mismos que exigían sanciones coercitivas unilaterales contra el pueblo del cual ellos forman parte, hoy la padecen en carne propia, ahora exigen al Estado bienes y servicios que nos niega el bloqueo criminal que ellos mismos pidieron". (Mensaje personal desconocido en la redes).

Pasa como decía aquella personaje, "todo da vuelta y vuelta como la lavadora", incluso dice el anterior mensaje al inicio, "Es increíble ver cómo los venezolanos que huyeron del rrrregimen porque no había papel sanitario hoy padece en otros países la misma escasez (Los Estados Unidos, la nota es propia), los que cacareaban una crisis humanitaria ahora están cagaos porque ciertamente hay una crisis humanitaria mundial…" (Ibídem). Carmen relata sobre la pandemia a tratar en los Estados Unidos: "Ajá 34 mil dólares…y eso es solo un tratamiento inicial con la cloroquina, pues Estados Unidos no cuenta con el interferón-2B. Ese monto no incluye gastos de hospitalización, ni el uso de respirador especial para el tratamiento especial que se necesita para el tratamiento específico contra SARS-Cov-2….mientras acá con nuestro Gobierno le aplica la cloroquina y el resto del coctel antiviral que se necesita para recuperarse de manera satisfactoria totalmente gratis. Esta es una de las verdadera razones por la cual regresan 200 ´compatriotas´ , y no porque extrañan nuestro país".

De repente; el mensaje extraño está ahí, del covid 19: "tal vez el universo trata de decirnos que nada de lo que tenemos en la vida, ni en el trabajo, ni en la casa, ni tan siquiera el tiempo, merece la pena sino compartirlo con nosotros mismos. Esto no es el apocalipsis, pero puede ser una oportunidad de entender el propósito de nuestro paso por el Planeta Tierra, cuando Europa se ve más afectada que África, cuando un beso pasa a ser un arma, cuando el dinero no te salvará, cuando la vida como la entendíamos hasta ahora se detiene, para todos, y el tiempo se vuelve un castigo. Tal vez cuando volvamos a caminar, caminaremos más despacio, más humilde, más humano". (Chasqui del Comité Argentino de Solidaridad y Amistad con Nicaragua de la ciudad del Rosario).

Este es el tesoro que buscaba, entender porque pasan las cosas, el mensaje escondido de esa molécula que llama Covid 19, dada la indiferencia del capitalismo por millones de miserables y pobres del mundo, los exaltados en defensa del capitalismo, de los ricos, los defensores de la propiedad privada, la empresa explotadora es buena, la codicia es buena, el egoísmo es bueno, la competencia es buena, el individualismo es bueno, la propiedad privada es buena, en cambio el socialismo es malo, la propiedad social es mala, la propiedad pública es mala, la solidaridad es mala, la fraternidad es mala, la igualdad es mala, el ser útil a la Patria no es bueno, el sacrificarse por el Otro no es bueno, la igualdad no es buena, ser feliz es un privilegio de pocos, nada en la vida ha de ser gratis, ni la salud, ni la educación, nada ha de ser gratis, ni siquiera el derecho a vivir dignamente.

Al parecer el capitalismo es un agente neurotóxico, vivimos angustiado con el mercado, nosotros en cuarentena social y los comerciantes no dan tregua, "no hay cuarentena de precios", ni el queso, ni la carne, ni la leche, ni el pan, ni el agua, ni las verduras, ni el jabón, ni el cloro, etc., no hay descanso para los especuladores con su virus letal de los precios, no respetan el derecho a la vida, "el comercio formal e informal, no come de solidaridad ni de compasión en esta situación de conmoción mundial del corona del covid 19, simplemente lo ven como una oportunidad para ganar más dinero a costa de la necesidad del pueblo que con los ingresos salariales depauperados por la escalada de precios no le queda otra que asumir la cuarentena para abstenerse de comer carne, pescado, o pollo y menos un poco de queso o huevo ante la carestía de la comida" (Echando la palabra nro., 112 120-03-2020 Rec2020).

El otro mensaje del covid 19 que nos tiene es que "los sistemas de salud privatizados de Estados Unidos, Europa y de todos los países que han seguido sus modelos o que han aplicado las recetas fondomonetaristas ya han demostrado que son absolutamente incapaces de atender una emergencia colectiva: Lo son por una razón ontológica: porque su naturaleza es justamente el individualísmo. El lugar a cada quien según su necesidad, prevalece el "a cada quien según el grueso de su billetera". (………..) Ni las personas de alto poder adquisitivo, ni las que no lo son están a salvo de esta pandemia, sus sistemas colapsan, el sistema de sanidad privada no tiene capacidad para atender una necesidad colectiva, la mano invisible del mercado nada puede hacer, …cuando el cuadro en verdad es crítico, hasta Wall Street baja sus santamaría y se desentiende

El capitalismo no sabe qué hacer, so ordenar trabajar o no, si optan por la cuarentena social o seguir el ritmo del trabajo, del crecimiento económico, siente pavor por el colapso económico de las líneas aéreas que piden auxilios financieros al Estado, cuando en otrora tiempo miraban con desprecio el papel del Estado, como en España, los capitalistas banqueros preferían los desahucios, la perdida de la vivienda de las familias que proteger las familias, o en Chile, prefería el capitalismo de los seguros, que el sistema de seguridad pública médica, quién salvará a la población de este virus, la mano invisible del mercado o el Estado, al parecer el primero se hace el desentendido, el problema no es con él, es un asunto público, el estado tiene la responsabilidad, no hay corresponsabilidad social, ni solidaridad, que el Estado lo resuelva todo, sea paternalista, hay que salvar de nuevo las empresas, y también a los ciudadanos y ciudadanas.

Grandes mensajes nos trae el covid 19,



Esta nota ha sido leída aproximadamente 785 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ciencia, tecnología e innovación


Revise artículos similares en la sección:
Economía