Comen hostias y cagan diablos

Al parecer Monseñor Cardenal Eminencia Arzobispo de Caracas Jorge Urosa Savino y su combo de la Conferencia Episcopal Escuálida Venezolana -CEEV-no han dicho ni pío en público acerca del exhorto de SS Francisco, a favor de una paz sustentable.

Y, en particular, el Cardenal tiene razón puesto que él no es pollito, son los pollitos quienes dicen pío pío pío cuando tienen hambre cuando tienen frío, pero, en cambio, él echa candela por la boca; de todos los venezolanos es harta conocida la postura guerrerista de esa secta católica.

Fue en la sede de la CEEV y bajo la batuta de Monseñor Cardenal Eminencia y también a la sazón Arzobispo de Caracas, Ignacio Velasco García, donde se fraguó hasta el último detalle, la puesta en marcha del sangriento golpe de Estado en abril de 2002, que derrocó al Presidente Chávez y que dejó un reguero de cadáveres de humildes trabajadores, en las calles de Caracas.

El Cardenal Velasco operó con el remoquete de "Zamuro negro" durante la forja de ese referido golpe de Estado; se ignora actualmente el remoquete del actual Cardenal Urosa Savino en la urdimbre de esta nueva arremetida fascista del llamado alto clero, contra la Revolución Popular Bolivariana, pero eso es lo de menos, lo que importa es identificarlo tal como se revela, fascista y punto, para que nadie se engañe, esa secta es guerrerista y en consecuencia está en conflicto con el exhorto papal de Su Santidad Francisco.

Y, como dice el pueblo llano en el caso del mefistofélico Cardenal y etc, que comen hostias y cagan diablos, ¡misterio de la ciencia!

Antecedentes de la brutalidad, el terror y la locura de ese tipo de sujetos están plasmados en la historia del Triste "Concilio Cadavérico" http://www.aporrea.org/oposicion/a114696.html

Tengo entendido que Su Santidad Francisco I es Jesuita, no obstante, pareciera ser de tal atípico y para bien, Francisco está generando inclusive entre sempiternos hombres sin religión -[me consta]- expectativas de alta performance y que pudieran reconducir a la Iglesia Vaticana hacia su reivindicación, lo que sería maravilloso; y quien quita que -aunque parezca contradictorio- sobrevengan a la cabeza de esos impíos de la CEEV, los efectos del: "…Saulo, perché mi perseguitti…"

(se han visto vainas)

Por un lado va el discurso del Papa Francisco y por otro, a 180 grados geográficos, va la actuación de la CEEV, por lo que no es descartable que desde aquí en Venezuela estalle y con violencia el visible gran cisma mundial de la iglesia vaticana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1242 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a215143.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO