Las Misiones de la oposición venezolana

Yo tengo muy buena memoria – a veces es una gran maldición, pero otras veces es una bendición – por mala o buena suerte, no soy capaz de olvidar casi nada. NUNCA olvidaré cuando una joven de 23 años de edad murió podrida del cáncer en mis brazos en Santa Cruz del este, en el mes de septiembre del año 1976, en un ranchito sin luz ni agua, con la mierda y los tampones sangrientos de los ricachones de La Trinidad que pasaban por el piso de tierra.

NUNCA olvidare el día que murió en Barlovento, frente a mí, un muchachito de 2 años de edad en los brazos de su madre a causa de una infestación parasitaria – fácilmente evitable – convulsionando violentamente, ahogado en vivo por miles de gusanos.

La madre so volvió loca.

NUNCA me olvidaré – y posiblemente habrá entre los lectores alguien que estuvo presente – un día en diciembre del 2002, durante el violento paro dirigido por la oposición venezolana (y financiado por EEUU), cuando tratamos de llevar a mi amiga anciana al hospital en un Jeep verde, y cuando llegamos a Santa Inés, a un sector de ricachones opositores en el este de Caracas, alrededor de 150 sifrinos, con palos y tubos de hierro en mano, nos atacaron, amenazando de matarnos porque nos acusaban de ser chavistas a raíz del color de nuestra piel. Yo les dije que no apoyaba a la oposición porque eran unos vagos violentos (en aquel tiempo todavía yo no era chavista), entonces me acusaron de ser chavista, y me gritaron que me iban a matar. Mi amiga, la anciana, una Negra Barloventeña, era opositora, pero a esos racistas cobardes opositores de mierda de Santa Inés, solo les importaba el color de la piel, nada más.

Salimos rapidito de allí.

Pudiera contar cientos de historias similares dedicadas a la destrucción y a la violencia opositora. Ya van 15 años de violencia opositora.

Ahora, estos recuerdos me hicieron pensar en algo.

Durante los últimos 12 años investigando lo que ocurre en Venezuela, en carne propia, desde San Antonio del Táchira, hasta el estado Sucre, NUNCA he sido testigo de ninguna idea o acción positiva o constructiva por parte de la oposición venezolana y sus seguidores, NUNCA.

Sin embargo, he sido testigo de un sinnúmero de cosas muy positivas y constructivas que el gobierno Bolivariano ha hecho en los últimos 12 años, particularmente las Misiones, como por ejemplo, La Gran Misión Vivienda Venezuela, La Gran Misión en Amor Mayor, Las Misiones Rivas, Robinson, y Sucre, La Misión Alimentación, La Misión Negro Primero, etc., - son muchas.

Se me ocurrió que si tuviera que resumir, en términos de “Misiones,” las intenciones y acciones de la oposición venezolana durante los últimos 12 años, creo que serian las siguientes:

LA GRANDES MISIONES

La Gran Misión Terror
La Gran Misión Mercenaria
La Gran Misión Asesinar
La Gran Misión Destrucción
La Gran Misión Saboteo
La Gran Misión Hambre
La Gran Misión Ignorancia
La Gran Misión Estupidez
La Gran Misión Mentira
La Gran Misión Paranoia
La Gran Misión Zozobra
La Gran Misión Odio
La Gran Misión Racismo
La Gran Misión Xenofobia
La Gran Misión Acaparamiento
La Gran Misión Contrabando
La Gran Misión Especulación
La Gran Misión Dolarparalelo
La Gran Misión Adorargringos
La Gran Misión Traición

LAS MISIONES

La Misión Trancavías
La Misión Cortaarboles
La Misión Quemaedificios
La Misión Quemabuses
La Misión Quemaescuelas

LAS MISIONES ESPECIALES

La Misión Secuestratusvecinos
La Misión Cortacabezas
La Misión Quemagente
La Misión Matachavistas
La Misión Mataguardias
La Misión Matacualquiera

Esas son las principales Misiones de la oposición venezolana, digo yo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1693 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a188660.htmlCd0NV CAC = Y co = US