Cómo convertir estudiantes en opositores y morir en el intento

Los estudiantes de la Universidad de Oriente Núcleo de Nueva Esparta, en la isla de Margarita salen a protestar, según ellos, por la crisis del país pero siguiendo la metodología y las apetencias de poder de la oposición caprilista-leopoldista-lamachadomaríacorinista-ledezmita y el método alimentado por el archi adeco movimiento político institucional UDO-70, que desde esa década comanda la política académica, administrativa y laboral en todos los núcleos de la UDO, en los estados Sucre, Monagas, Bolívar, Anzoátegui y Nueva Esparta. Los estudiantes de la Universidad de Los Andes hacen lo propio. Los estudiantes adecos de la ULA están en la calle matándose sin necesidad. Como profesor universitario desde hace 23 años y como estudiante universitario que fui, tengo dos lecturas de esta situación con la experiencia ganada sobre hechos del pasado (1986-1992) y el presente (1998-2014) pasando por el período 1993-1997 que es para no olvidar también.

Los estudiantes que luchamos entre 1986 y 1992 para enfrentar el paquetazo de Carlos Andrés Pérez éramos todos de izquierda. La realidad socio-económica era terrible. La pobreza extrema reflejaba 83%. La rancherización del país se incrementaba. No había escasez de nada, según la buena memoria de la oposición y era embuste que faltaba alimentos en las expensas. La gente que se inmoló en el Caracazo lo hizo para echar vaina. Además, parecen olvidar aquellos colones que se hacían para comprar comida bajo la estricta vigilancia de la Guardia Nacional, desde las 2 AM hasta las 6 PM, alba y crepúsculos mediante pero nada poético en realidad. A las 6 AM llegaban los camiones a los mercados campesinos para la vender lo propio. Mi madre, mis hermanos, mis tías y mis vecinos pasamos por esto. Es decir, en eso de hacer compras y adquirir productos de primera necesidad (leche, pollo, carne, azúcar, aceite, arroz, pasta, harina) el venezolano tiene ya vieja costumbre y parece importarle muy que lo embosalen con ese tipo de política.

La nueva tarjeta para adquirir y enseñar al venezolano a administrar sus mercados puede ayudar a dar un paso adelante. La oposición la critica porque suena a racionamiento cubanizador. Dentro de este análisis, si se compara la rancherización que devino de los copeyanos y adecos Luis Herrera y Carlos Andrés y la Misión Vivienda que tantas casas equipadas ha entregado, saquen conclusiones. Para muestra un botón. La cantidad de opositores al gobierno que recibieron y están recibiendo casas en el sector Las Salinas de Juangriego porque el general Carlos Mata Figueroa les dignificó los espacios y los rescató de la miseria ante la cual Morel Rodríguez cerró sus ojos, siguen siendo opositores y ni las gracias dan por los favores recibidos, como dice el código cristiano cuando algún cristiano recibe favores de los santos. Ellos votarían por Morel o cualquier otro opositor que le lancen a la gobernación. ¿Cómo se puede catalogar esto? Te doy casa y te meto la puñalada por la espalda. Eso se llama deslealtad, mal agradecimiento y traición a la patria.

La nación, el Estado, a través del gobierno bolivariano (sinónimo de patriota) lo dignifica a usted señora y señor pobre de mi país para que sus hijos sean menos pobres. Las guarimbadas intentan desmontar esto. Esos estudiantes universitarios que manipulan las fuerzas económicamente poderosas de la oposición desde las fuerzas opositoras adeco-copeyanas que desde 1960 administran más altas casas de estudio se convierten en simple carne de cañón. Otro cantar de mis gallos sería que convoquen discusiones y debates con profesores, empleados, obreros y estudiantes chavistas con respeto y nos explicáramos cosas y se reconocieran errores mutuos de tipo administrativo, gerencial y económico-político. Pero eso sí, aplicamos el análisis a las políticas del gobierno nacional y al gobierno y co-gobierno académico institucional, puesto que la corrupción dentro de las universidades tiene rato largo dictando cátedras en todo el país. No incluyo el ámbito cultural en la arbitraria comparación por cuanto el aporte sólo de libros y cine que nuestro Comandante Eterno ha dejado como hecho concreto, made in Venezuela, a través de los programas de lecturas, las Librerías del Sur (antes Kuiamare), las ferias, los recitales, las entregas gratuitas de textos en plazas, y La Villa del Cine, que ha financiado películas muy costosas para que despotriquen del gobierno revolucionario-solidario-socialista nuestro, en España o Miami, es materia aparte.

La otra lectura que hago es de orden musical. El contenido de la canción “Los Estudiantes” de Aquiles Báez. A él no lo conozco. Conozco otros músicos buenos también como Jorge Glem, Cheché Requena y el resto del cuarteto CTrio, a José Archila, a Gustavo Sánchez, a Lesli Requena de Valle de la Pascua, conocí a Sir Augusto Ramírez, a Emil Sucre, a Denys Bolívar, a Beto Valderrama Patiño y el resto de la patota galeronera margariteña, a Topacio, a Simón Bastidas, a Comequeso, a Vitico Bastidas, ect., y cantantes de música venezolana por demás. Creo que al 90% de los mismos. Muchos de ellos son opositores y la mayoría —lo afirmo con absoluta convicción— es chavista. Esto indica hacia qué lado se inclina la balanza si económicamente medimos ricos y pobres, y culturalmente a chavistas y opositores.

Si los 200.000 mil visitantes de la X Feria Internacional del Libro asisten al Teatro Teresa Carreño es porque apoyan a nuestro proceso revolucionario socialista de inclusión, protagonismo democrático y de desinvisibilización de nuestro pueblo. La Filven recibe de visitantes miles de niños. Lectores en potencia. Venezolanos potencialmente lectores, no analfabetos como los de la IV República. Una feria del libro convocada por las editoriales de la oposición no metería en el Teatro Teresa Carreño ni a 20 mil personas. Les podemos prestar el Teresa Carreño y sacamos cuentas luego. Sólo la guerra mediática y la trampa caza bobos de las convocatorias guarimberas puede ayudar a la oposición a causar tanto alboroto mientras, lamentablemente, caen al suelo tantos muertos como frutas arrancadas del gran árbol de la patria sin piedad, sin necesidad, como gustan decir nuestras abuelas y abuelos. Esto no es justo dentro de una sociedad racional.

La canción de los estudiantes no tiene por qué convertir a Aquiles Báez en una víctima de ataques o desprecio. Eso es injusto y desproporcionado. Tampoco en carne de cañón de la oposición. Las mucha juventud en la oposición echándole vaina al gobierno sin otra razón aparente que esa de echar vaina pos gusto. Las ideas que él expresa en una entrevista son realmente respetables. Señala como causas de las protestas las siguientes: corrupción, impunidad, intolerancia, inseguridad y falta de alimentos. Es cierto lo que afirma este destacado compatriota artista. Dice además cosas ciertas: hay un juego del odio, la democracia es la libertad de las ideas, el arte no se censura, hay que unificar al país y se debe intentar la conciliación Sin embargo afirma algo que yo, José Pérez, considero incierto. El país se está desmoronando. La oposición se está desmoronado, que es distinto, y gasta sus últimos cartuchos resteados para todo (María Corina dixit). El chavismo se fortalece en lo popular. La oposición titula en sus diarios UN AÑO SIN CHÁVEZ y el pueblo dice en la calle “Amo a mi Comandante Eterno y con Chávez para siempre”. A ese sentimiento de perpetuidad de los valores nacionalistas que Chávez rescató con la historia de las luchas de nuestra independencia del colonialismo, la oposición apátrida antepone las guarimbas que destrozan sin conmiseración todo a su paso, como un tzunami: negocios, locales, casas, autos, árboles, etcétera. ¿Puede un artista sensible apoyar eso? Las ideas de Aquiles Báez no son para alimentar odio, parten de la reflexión de un venezolano sensible que mira su país en el espejo actual y como muchos de nosotros, quiere ayudar a superar la coyuntura.

La canción “Los Estudiantes” tiene una letra que yo hubiese querido escuchar entre 1980 y 1992, hermano Aquiles. Pero esa es tu canción y cuanto expresa es tu responsabilidad. La versión que descargué de internet aparece acompañada de otras canciones reguetoneras que espero no sean tuyas las letras, por cuanto expresan incontables groserías contra el gobierno legítimo de Nicolás Maduro, Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Presidente de todos los venezolanos, aunque los compatriotas de la oposición piensen los contrario. ¿Cómo se explica entonces que si Maduro no es el presidente de los venezolanos, esos adecos desafectos al proceso bolivariano y al gobernador Mata Figueroa reciben casas dignas de la Misión Vivienda? En todo el país pasa lo mismo. Casa para pobres. Mercales para pobres. Pedevales. Programa Venezuela Automotriz para pobres que no pueden comprar autos de dos, tres, cuatro y cinco millones de bolívares de la Jeep, Toyota, Ford y Chevrolet, los llorones de los dólares de la industria automotriz venezolana. Solucionemos eso. Traigan sus carros importados a dólares Sicad y sus trabajadores que tienen tanta experiencia que trabajen para las fábricas de autos de los pobres que ha creado el gobierno (modelos Arauca, Turpial, Centauro y Orinoco, nombres que huelen a patria para los chavistas y a fos para los contrarios). Si una Grand Cherokee 2014 cuesta en gringolandia 40.000 dólares, impórtela a 10, 90, súmele aranceles y 305 de ganancia y véndala al precio justo. No le daremos los dólares para que hagan negocios con los mismos. Si sicamos la cuenta de la compra de la Grand Cherokee importada la cuenta queda así: 40 mil dólares a diez noventa da 436.000 bolívares más el 30% de ganancia da un total de 566.000 bolívares. Súmenle gastos administrativos, traslado a los concesionarios e impuestos y añadamos 200.000 bolívares. La Gran Cherokee debe costar Bs. 766.000, Pues no, el precio actual ficticio de Bs.1.100.000 en el concesionario donde no la hay porque según no tienen insumos para fabricarla, y en mercado negro cuesta ya 5.000.000. DE alguna manera hay que asociar lo negro con lo negro. Dólar negro, mercado negro de carros de lujo. ¿Beneficia esto a los pobres? ¿El gobierno debe caer por que sí dado que impone controles a las divisas y al sobreprecio? Ahora, harina de otro costal es discutir QUE (así en mayúsculas) los chavistas mandamás compran esos carros caros mientras el pueblo compra los carros baratos, es cierto.

A manera de reflexión final considero que la oposición DEBE aceptar dialogar. Nos reunimos gobierno y oposición y trabajamos juntos, punto por punto de la siguiente manera, si de verdad protestan por lo que dicen.

LA INSEGURIDAD. Se crea una comisión mixta oposición-gobierno. Presenten en 30 días su proyecto con sus estrategias, propuestas, sugerencias y recomendaciones, lo analizamos y se supera la situación de la delincuencia del país. Si ustedes determinan que hay que matar a todos los choros los matamos. Nadie nos acusará de violar derechos humanos porque la decisión de matar choros fue conjunta gobierno-oposición. Listo, ya no hay inseguridad en Venezuela.

LA CORRUPCIÓN. Partimos de la cabeza del monstruo que, según ustedes de la oposición, tiene el gobierno: Diosdado Cabello. Se le comprueban los hechos que se imputan a vox populi, cero inmunidad parlamentaria y preso. Si no, ustedes deben negar sus propias acusaciones. Diosdado en su momento respondió al autor de un artículo de aporrea.org que le confiscará todas las propiedades que le presuponen. Así mismo, esa comisión mixta debe revisar ministerios y ministros y ex ministros, alcaldes y ex alcaldes, gobernadores y ex gobernadores (Ay Morel), diputados y ex diputados, presidentes de comisiones y ex administradores de empresas y programas sociales del Estados y ex y ex y ex, así sucesivamente. El asunto grave de la corrupción no es que es (en presenta) sino ha sido (en pasado) y que esté libre de culpa en la oposición y en el gobierno que lance la primera piedra. Hay que hacer, ciertamente, una cárcel con capacidad para cinco mil o diez mil reos corruptos y hay que ponerlos un mes a pan y agua para que sepan qué es la miseria respecto al dolo. Tú te hiciste rico gobernando mientras el pueblo pare para comer, ahora jódete. Que le confisquen todo lo que legalmente proceda. Esto aplica para funcionarios y ex funcionarios de la oposición y del chavismo. De seguro la oposición dice: Capriles y Ledezma no aplican. Listo, se enrolló el trompo y seguimos en lo mismo. He dicho varias veces en mis artículos de opinión de aporrea.org (al final de éste, en “perfil del autor” pueden catearlo) que la corrupción campea en las alcaldías de la Mesa de Guanipa porque varios alcaldes amigos míos en funciones y ex también, que hasta hace poco eran unos y unas pela bolas, como decimos en criollo, son ahora magnates, jeques y grandes señoronas. ¿La fuente de su riqueza?: Los ingresos fiscales que les aporta la explotación de la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez, el situado constitucional y el matraqueo que le tienen montado a los contratistas. Una pelusa. Un manantial de plata. El gobernador Aristóbulo Istúriz sabe esto más que nadie y no es ningún bolsa (quizás mete la bolsa a ver que le cae) y Tarek Saab si no lo supo debió presuponerlo. Los poetas, aunque se conviertan en pésimos gobernadores, no somos ingenuos.

LA INTOLERANCIA. Los venezolanos tenemos mucha experiencia en eso de la intolerancia y la tolerancia. Los hogares de matrimonios de profesionales, de comerciantes, de empresarios y de los más pobres, por decirlo de algún modo, se convierten en rines de boxeo porque uno de ambos es contrario políticamente opuesto. Sin embargo el sexo los une en la cama. El amor los une en la mesa. Cuando aprendamos a hacer el amor políticamente hablamos de intolerancia. El matrimonio que pelea en la calle desdice de sus valores morales, éticos, educativos, culturales y en suma humanos. La oposición y el gobierno no terminan de casarse en la democracia porque si la oposición, en femenino, es la mujer, y el gobierno, en masculino, es el hombre, la mujer es muy peleona. En realidad el hombre no sabe lo qué quiere. ¿Plata? (PDVSA, los dólares), ¿Mandar? (tumbar el gobierno a lo macho), ¿Echar vaina solo por echar vaina? (guarimbear). Lo triste de esto es que le están matando los hijos a la democracia por los errores propios de toda intolerancia y la IGNORANCIA, en mayúsculas.

LA ESCASÉZ DE ALIMENTOS. El pez grande se quiere comer siempre al más pequeño. Las sardinas que somos los pobres siempre hemos sido devorados por el capital. Los ricos y poderosos tienen neveras más grandes que la neverita de los pobres. Los gobiernos (que en realidad son uno solo) de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro han tratado de que las neveras se equilibren. ¿Qué ha pasado? Los ricos no quieren producir y sino comprar forzando las importaciones. Además, disfrutan comprar aceite de oliva importado entre otras menudencias. Alegan que hay inseguridad financiera porque el gobierno los expropia. A Cisneros creo que no le han expropiado nada de su imperio financiero cuyo capital se precia don Diego decir que es de 20 mil millones de dólares. Más que nuestras reservas de oro depositadas en el Banco Central de Venezuela. Cisneros tuvo y tienes empresas que extraen oro en Guayana con permisos amañados y es dueño de todas las coordenadas que guían las extracciones porque las compró a precio de gallina flaca y eso le le proporciona un gran capital con un mineral, el ORO, que es de todos los venezolanos. Ese pequeño privilegio lo obtuvo de sus panas adecos y copeyanos a quienes engatusó durante la IV República pasándole el rabo de gato entre las piernas y las manos por el hombro con un chequecito. Esto me lo han dicho mineros de Guayana que saben cómo se bate el cobre en las minas. Mis primos trabajan en las minas. Así cualquiera forja un imperio financiero. A Los Mendoza si algo le han quitado debe ser muy poco, como quitarle un pelo al burro. Así sucesivamente. ¿Qué la escasez deviene en parte de la corrupción administrativa del gobierno? Es cierto. Lo afirmo. Eso explica la fuga de alimentos marca Mercal y Pedeval hacia Colombia, por ejemplo. Pero una simple cuenta histórica demuestra que esto es maña vieja. Luis Herrera, Jaime Lusinchi, Carlos Andrés, Rafael Caldera, Hugo Chávez y ahora Nicolás Maduro han sido presidentes de Venezuela. Midamos la corrupción desde sus cabezas. ¿Quiénes han salido de Miraflores con el epíteto de corrupto?, enriquecidos ellos en su individualidad, no sus equipos de gobierno. ¿Herrera? No. ¿Pérez? Si, lo enjuiciaron por las partidas secretas. ¿Caldera? No sé. Tengo dudas. No creo que se haya enriquecido pero el extremo de pobreza en qué dejó a Venezuela en 1998 con el petróleo en diez dólares no es para prenderle velas. Decretó cinco aumentos de sueltos anuales sucesivos, acumuló una gran deuda con las universidades, dijo adiós Miraflores cuando mi Comandante Eterno ganó en 1998, quine tuvo que pagar la deuda heredada de Caldera con los famosos Vebonos. Sin embargo, los estudiantes no le tiraron ni una piedra a Caldera a pesar de morirse de hambre porque los comedores estaban cerrados y los autobuses dañados, los profesores limpios y mal vestidos porque no cobramos ni una lucha desde el primero de enero de 1998 hasta el 20 de mayo de ese año. Mi hijo mayor perdió un kilo de peso por desnutrición. ¿Era justo eso? ¿Se olvidaron nuestros boyantes rectores actuales de eso? ¿Qué dicen de eso los ministros de educación y demás directivos que estuvieron con Caldera II? Comparen el pasado con lo que ha hecho el ministro Pedro Calzadilla y la Contratación Colectiva de 2013 y expresen sus argumentos sobre esa materia para oírlos. Eso sí, sin la trillada lloradera de las Normas de Homologación, que surgió por decreto no de una ley. Sin embargo andan guarimbeando junto a los estudiantes manipulados. Retomo el tema de la lista de presidentes: ¿Chávez? No. Murió como pobre a pesar de estar en ejercicio de sus funciones de Jefe de Estado. No tenía nada material aunque no afirmo que su familia tampoco. Investiguen. ¿Maduro? Veremos, pero creo que esté robándose la plata de la nación para enriquecerse. Si así lo hiciere que la patria lo condenare. Ahora, sopesen la balanza y verán que la relación queda tres a uno, con otro en veremos. Hay otras causas de la escasez de alimentos igualmente ciertas: falta de inversión del capital privado y extranjero y no precisamente porque el Estado les niegue la participación, falta de producción en rubros esenciales a pesar de que el gobierno otorga créditos y trata de que funcionen las políticas agro alimentarias, también flageladas por la corrupción y la usura y no pocos compadrazgos que se lucran con los llamados “mejoramiento de fincas” (Barinas, Apure y Guárico son escuelas en esa materia); mal hábito de consumo de los venezolanos que ya no hacen mercado los 15 y 30 o los sábados y domingos sino diariamente para “guardar” y sin poder cagar tanta comida porque dicen que no hay papel tualé (excusa aparte, lo lógico es comer menos para cagar menor, no meterle más comida al cuerpo, todo esto es absurdo cuando se plantea en lo político más que en lo cultural), intolerancia financiera de la oposición para invertir en Venezuela, deseos de poder mediante praxis no constitucionales, excesiva dependencia del Estado paternalista y bueno que Chávez acentuó quizás porque era un caudillo de buen corazón y no un caudillo como Carlos Andrés que mandó todo para las arcas de Cisneros y compañía a cambio de una cómoda jubilación en Nueva York hasta el final de sus días. En fin, detengo este análisis aquí para que otros me ayuden. Dejo sólo esas aristas puestas.

Dicho esto, mis queridos estudiantes, les escribo estas ideas del mismo modo que les daría una clase en el salón pero sin las palabrotas que ex professo, mal pongo en este artículo. Ustedes tomen de cuanto digo lo que les parezca reflexivamente útil y provechoso. No se conviertan en carne de cañón de nadie. Mi querido hermano Aquiles Báez, en un sentido estrictamente cultural, se canta, se escribe, se pinta, se actúa, se interpreta un instrumento porque la inteligencia humana y su sensibilidad nos premian de manera extraordinaria con algún talento. La razón sensible, la pensante y racional —que en igual medida debe ser profundamente humanista—, nos ayuda a convertir el arte en paz y amor, pero también en lucha y resistencia, en ejercicio de la dignidad y defensa de los ideales de la justicia, la libertad, la solidaridad, la soberanía y la identidad, entre otros. Creo que tu canción lleva su corriente hacia un lado y como las aguas no se devuelven pero las pedradas sí, tenga usted más cautela la próxima vez que a esas notas prodigiosas de su guitarra le encarame una letra cuyas metáforas alimenten odio e intolerancia. Algo de eso husmeo en la canción “Los Estudiantes”. Ningún estudiante que esté en un marcha con la gorra tricolor caprilista en su cabeza en lugar de un cuaderno o una carpeta me va a decir que protesta por la academia, esa misma academia que por A o por Z es adeca desde siempre. Para ustedes y todos mis lectores, mi abrazo y agradecimiento por leerme.

elpoetajotape@gmail.co


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1587 veces.



José Pérez

Profesor Universitario. Investigador, poeta y narrador. Licenciado en Letras. Doctor en Filología Hispánica. Columnista de opinión y articulista de prensa desde 1983. Autor de los libros Cosmovisión del somari, Pájaro de mar por tiera, Como ojo de pez, En canto de Guanipa, Páginas de abordo, Fombona rugido de tigre, entre otros. Galardonado en 14 certámenes literarios.

 elpoetajotape@gmail.com

Visite el perfil de José Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a184658.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO