La MUD su candidato y el síndrome del chacal

Definitivamente la llamada Mesa de la Unidad Democrática o Mesa de la ultra derecha (MUD) y su candidato Henrique Capriles Radonsky, al fin se anotarán una envidiable victoria el venidero domingo 14 de abril. Finalmente pegarán una, derrotaran a Nicolás Maduro y su poderoso Comando de Campaña Hugo Rafael Chávez Frías, que no podrán disputarle la corona internacional. Todo gracias al ingenio de sus asesores, como lo son J.J. Rendón y asociados. Su padre Político Ramón Guillermo Aveledo y demás integrantes de la MUD, que cada día los conducen mejor.

El candidato y su comando de campaña, andan como los entrenadores de boxeo que filman la pelea del adversario, para luego llevarla a su pupilo, con la finalidad de descubrir las estrategias y poder buscar una victoria en la confrontación.

Lo malo es que el pupilo de la MUD hace todo lo contrario de lo que hacen los boxeadores. El flaquito lo que hace es pretender mimetizarse en Nicolás, misión poco menos que imposible, porque sería como pretender, que un pavo se mimetizara en un avestruz, no solo por el tamaño, sino por la habilidad y la capacidad del segundo para desplazarse y para salir de dificultades.

El caso es que los asesores del candidato de la ultra derecha deben estar a punto de gritar: "boto tierrita y no juego más”. Porque como en el caso de la comiquita del correcaminos y el chacal, todo se les revierte. El flaquito ve a Nicolás Maduro, abrazar y besar en público a su esposa y rodearse de su familia, con mucho amor y solidaridad. Cuando le corresponde intervenir en el siguiente acto, en vez de brindar amor a las mujeres que todavía le siguen, lo que hace es insultar a Cilia Flores y a la familia del presidente y candidato, lo que al momento produce el rechazo total de las féminas venezolanas que le dan con todo.

Observa la alegría desbordante, de los mitines bolivarianos, donde Nicolás orgulloso de su oficio llega conduciendo el autobús donde viaja su equipo de trabajo, y lejos de avergonzarse por los intentos de estigmatización por parte de la derecha, al llamarlo “Autobusero”, asume su origen con gallardía y se burla de la burguesía, haciendo de cada acto, un dardo cargado de humor, contra sus oponentes. Esto lógicamente saca de quicio al flaquito, que entonces en vez de llegar con humor, cantos y chistes a las caminatas llega con los ojos desorbitados, inyectados en sangre y vociferando insultos contra todo el mundo.

En su afán por encontrar una formula para llegar a los revolucionarios cae en contradicciones, que hacen pensar a cualquier ciudadano de a pie, que está frente a un sujeto que padece de esa enfermedad que los psiquiatras denominan el síndrome bipolar, porque unas veces, está eufórico y repentinamente se torna hosco, intolerante, retraído. Pero también crea desconfianza en los más radicales de sus seguidores, que lo ven como poco confiable.

Arremete contra el chavismo y descalifica todo lo que representa el proyecto de la patria. Pero repentinamente, mueve aceleradamente la cabeza de lado a lado, cual ventilador encendido y con mirada perdida y sonrisa, con visos de insania, comienza a hacer suyas las misiones y a prometer que las va a mejorar, que son un magnifico programa, porque pone en primer plano las necesidades del pueblo, pero hay que mejorarlo. Olvidando que hasta el seis de marzo, mientras el pueblo velaba al Comandante Chávez en capilla ardiente en la Academia Militar destiló su última espuma de odio contra el líder y la familia Chávez, pide a Nicolás que no mencione más al Comandante Chávez, porque fue un hombre excepcional y él (Nicolás) jamás será como Chávez..

El 12 de abril de 2002 con su policía y los paracos fascistas cubanos batisteros que tenía en la Alcaldía de Baruta, asaltó la embajada de la hermana República de Cuba, mientras las hordas que dirigía en las afueras pedían la muerte de los camaradas diplomáticos acreditados en nuestro país. Su discurso como el de sus asesores y seguidores ha sido siempre de odio contra Cuba y su pueblo. De la noche a la mañana monta una bufonada, con falsos médicos cubanos y con la mayor desfachatez, sale en la TV alabando a los internacionalistas que están en nuestro país, ofreciéndoles que cuando llegue a la presidencia, les va a dar la nacionalidad a todítos, para que se queden en Venezuela.

Esto por supuesto que tuvo una reacción de rechazo, por ambos bandos. Del lado revolucionario, la burla y la ridiculización por semejante estupidez, porque la mentalidad capitalista, no le permite ver más allá de su ombligo y entender que los hermanos cubanos no vienen aquí buscando nacionalidad, porque en primer lugar, su misión es el internacionalismo, la máxima expresión del amor revolucionario ,y, en segundo lugar, porque no la necesitan, puesto que Cuba y Venezuela, forman una sola comunidad en la conformación de la patria grande y los cubanos se sienten tan venezolanos, como los venezolanos nos sentimos cubanos, cuando estrechamos nuestros lazos de cooperación y solidaridad, como un solo pueblo.

Por el lado de la derecha disociada que ve en cada cubano a un espía que viene a expropiarle, las miserias que atesoró mediante la explotación y la espoliación del pueblo durante la IV República, esa conducta genera desconfianza y lo ven como un salta talanquera, en quien no se puede confiar.

Esa inconsistencia en su discurso y su accionar le depara cada día nuevos reveces, porque cuanta trampa inventa contra el chavismo le cae encima y lo aplasta. Por eso el domingo 14 de abril derrotará a Nicolás Maduro, pero con una victoria que nadie le envidia. Porque será cuando ingresará al libro de Guinness, como el aspirante a la presidencia de Venezuela, que ha experimentado dos colosales palizas electorales en cinco meses. La primera en octubre de 2012, con el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías como candidato y, esta última, porque se presume que será la retirada, con un hijo de Chávez, Nicolás Maduro, quien cargará con el pesado fardo de diez millones de votos, mientras la MUD y su candidato continuarán con el síndrome del chacal.


El autor es: Periodista

cd2620@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1879 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas