El Chavismo en el Municipio Colina

Nuevos días de luchas comienzan a agitarse dentro del campo de batalla político-electoral en nuestra Patria; se desconoce infinitamente el dolor profundo que lleva el Revolucionario en sus hombros para combatir en la arena de tal cruzada; dolencia insondable que aún se encuentra incrustada en la sangre fervorosa del insurrecto por la perdida física del Comandante eterno HUGO CHÁVEZ; sin embargo, la lealtad al Proyecto Bolivariano para continuarlo en pie es indiscutible e innegociable, ya que es una herencia para quienes consideramos que tenemos Patria.

El legado del Comandante eterno nos ha dado lecciones aún con su partida a la inmortalidad; nos enseñó a valorar nuestras raíces y defender la Patria contra quienes quieran pisotearla; el Pueblo descubrió a convertir la tristeza en fuerza para que la alegría no se deje embargar por la escalofriante enfermedad del conformismo esperpento; aprendió que la baluarte se centra en la unificación del Pueblo, ya que al estar unidos se puede superar cualquier circunstancia adversa que se enfrente a la Revolución. Infinitas dudas han tratados de sembrar dentro de las filas del chavismo; en algunos casos tales vacilaciones han llegado a ser compradas por compañeros que se han dejado idiotizar por el encantamiento retorcido del contrarrevolucionario; no se puede caer en esas debilidades ideológicas; no son pocas horas de vuelos que lleva ésta Revolución que a costado sudor, sangre y lagrimas.

Hay que entender que el Proyecto Bolivariano está sostenido por un liderazgo colectivo posteriormente a la perdida física de nuestro Comándate eterno; no se puede percibir parcelas ni sucursales de éste Proyecto ni mucho menos trozos para individualizar la Revolución; tampoco se puede secuestrar la verdad sobre los hechos; es decir, el Revolucionario no puede imponer su criterio ni castigar al inocente sólo por el hecho de tener un razonamiento distinto; el Revolucionario debe ser persuasivo y no imperativo; por lo tanto, debe convencer con argumentos fundados y no tiranizar contra el débil, ya que esto sería un acto inmoral y contrarrevolucionario. El dirigente-funcionario posee cierto Poder Político y, aún con ésta exención, no debe convertirse en artilugio conspirador contra sus propios compañeros por el hecho de tener diferencias relativas en criterios políticos; no obstante, cuando el mismo dirigente-funcionario traspasa la línea de la sindéresis se convierte en débil ideológico y termina por ser un instrumento sumiso y conveniente a los intereses de la derecha apátrida.

Queridos lectores analíticos; el Chavismo a estos niveles se encuentra instruido de cual es su Sur; tiene claro su plan de vuelo y marcado su horizonte de Patria; el Revolucionario ostenta una fortaleza ideológica a pesar de la siembra de cizaña que tratan de propagar los colonos del desastre. El Municipio Colina del Estado Falcón no escapa ante estos embates de la derecha; una localidad que ha sido gobernada desde hacen 4 años por una administración que más que regir se ha dedicado a conspirar contra el Gobierno Nacional mientras el Pueblo de Colina es quien paga por las necedades de un Alcalde deslucido en su gestión fracasada y sumergida en una adicción a la ineficiencia e ineficacia. A pocas semanas de la relegitimación de los poderes locales se vislumbra una nueva esperanza para el Pueblo del Municipio Colina; la constancia de un dirigente nacido de las filas del Pueblo en Armas; un militar quien conoció de cerca al Comandante eterno HUGO CHÁVEZ y perteneció a su Guardia de Honor.

El Teniente José Eduardo Martínez, viene realizado una labor de grano a grano junto al Pueblo organizado a través de los movimientos sociales, donde sin duda alguna tendrá la satisfacción de llevar al Teniente a dirigir con el Pueblo los destinos de la regencia municipal el 8 de Diciembre. La derecha conspiradora en el Municipio Colina ha optado desesperadamente por tratar de manipular al Chavismo, realizando algunas pintas manifestando divisiones dentro de la Revolución; táctica desacertada quizás por la torpeza de quienes le asesoran al pronto ex Alcalde; ya que no se ha dado cuenta que la decisión del PSUV y del Gran Polo Patriótico Simón Bolívar en designar como candidato al Teniente José Eduardo Martínez ha traído consigo varios factores que ha concluido en la Unificación en las bases del Chavismo, elementos como la madurez de los ex pre-candidatos de la revolución en reconocer y apoyar públicamente al candidato José Eduardo Martínez; sentido de fortaleza ideológica por las enseñanzas del Comándate eterno HUGO CHÁVEZ en ser promotores y propulsores del Proyecto Bolivariano inserto en el Plan de la Patria; y por otro factor, la recuperación de aquellas personas que se dejaron en algún momento confundir por los apátridas y que ahora vuelven a creer en el Proyecto Bolivariano gracias a la persuasión del Teniente que los ha convencido de que el Plan de la Patria garantiza la estabilidad socio-económica al Pueblo.

Es por ello que, la estrategia desatinada del Alcalde de puras pintas, fracasado y temerario se ha constreñido en su incapacidad gerencial; no obstante, sólo le durará hasta el 8 de Diciembre.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4314 veces.



Carlos Gutiérrez


Visite el perfil de Carlos Gutiérrez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos Gutiérrez

Carlos Gutiérrez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US Y ab = '0' /regionales/a173638.htmlCd0NV CAC = Y co = US