Seis años de su última batalla terrenal

Se cumplieron el pasado 4 de octubre seis años de la última épica demostración terrenal en la cual el Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías reafirmó ante el pueblo su condición de guerrero, soldado incansable, incorruptible, indoblegable en su lucha por la defensa de los derechos de los excluidos por el sistema capitalista. Un sistema que los invisibiliza en el mundo entero para blindar sus metas de dominación e imposición de un modelo depredador, que amenaza la existencia de la humanidad al conceptuar a la Madre Tierra, como un objeto más para la mercantilista explotación inmisericorde, sesionando el cordón umbilical que desde el mismo instante de la aparición de la vida en ella nos une como un todo, para la garantía de la existencia del planeta como hogar de los reinos de la naturaleza.

Se cumplieron seis años de aquel fatídico Jueves 4 de octubre de 2012, cuando el Comandante líder de la Revolución Bolivariana, subió a la tarima en el centro de la Gran Caracas, desafiando los insufribles dolores, que le ocasionaba la maligna enfermedad que lo aquejaba y la inclemencia del "Cordonazo de San Francisco" (Fuerte aguacero con descargas eléctricas), para plantarse con el mensaje esperanzador y liberador, frente a un pueblo que plenaba las siete grandes y principales avenidas, capitalinas, conformando el mitin más grande que registra la historia política de Venezuela. Se calcula que cerca de dos millones de almas se movilizaron, para acompañarle en el cierre de campaña, que le garantizó el aplastante triunfo electoral, del domingo 7 de octubre de 2012, contra la candidatura del fascismo, para un nuevo período de gobierno revolucionario, que desafortunadamente y para el mas profundo dolor patrio, no puedo ejercer debido al deterioro acelerado de su salud y la temprana emprendida del viaje hacía esa dimensión donde el espíritu se vuelve energía y continúa su quehacer más allá de la vida física terrenal.

No nos cabe la menor duda que esa acción temeraria, para fortalecer la fe de un inmenso batallón de patriotas que desde la madrugada le esperaban allí desafiando el castigador clima, le aceleró su viaje al sepulcro, porque se resfrío y desde ese día cayó en la mas profunda crisis su frágil salud.

El Comandante Chávez, que hoy cual Cid Campeador, sigue ganando la batalla contra el imperio, con la fortaleza de un pueblo en resistencia por la dignidad y la soberanía de la patria, llegó ese jueves a la capital del bolivarianismo al atardecer luego de cumplir una gira por el interior del pías que le llevó a diferentes capitales de estados, donde cerró la campaña que afianzaría una vez más su travesía de Sabaneta a Miraflores, que comenzó cuando sin proponerselo ingresó a la casa de los sueños azules.

De haber sido un candidato más del oportunismo que quiere a la patria solo para "disfrutarla y manosearla", seguramente habría puesto a salvo su piel, despidiendo a sus seguidores, con un breve saludo, pero ese generoso, leal y aguerrido corazón llanero, que solo entiende de vencer aun frente a los más insólitos obstáculos, lo llevó a entregar a su patria el último aliento de vida terrenal que le quedaba.

Desafortunadamente no todos entendimos ese mensaje, ni valoramos esa entrega, que fue más allá de una proyección personal, de una obsesión megalómana, de una ambición de poder, hasta el sacrificio de su vida misma por la causa que le acompañó desde sus días llenos de sueños del niño campesino en su natal Sabaneta de Barinas desde la cual siempre creyó en un mundo mejor.

Tal vez por esa falta de consciencia nos encontramos que muchos de los esfuerzos que hace el presidente Nicolás Maduro y su equipo de gobierno central se estrellan contra la inercia de gobiernos regionales y locales, cuyos líderes elegidos por el pueblo le han dado la espalda y lo dejan a merced del hampa y de las mafias.

Para muestra un botón: No son pocos los estados y municipios, donde el hampa del volante (Leáse irresponsables mafiosos que hacen de transportistas), son quienes imponen las rutas, las condiciones, el costo del pasaje y el cono monetario, con el cual deben pagar los usuarios, el maltrato que en vez de servicio le dispensan. La mayoría de conductores y colectores, son groseros "guapetones de barrio" que irrespetan al usuario, al punto que son muchas (os los que resultan lesionados al bajar o subir a la unidad, porque el conductor arranca sin tomar en cuenta el estatus del pasajero. Lo peor es que para justificar el rechazo a los billetes del viejo cono monetario, argumentan, que no pueden aceptarlos, porque a ellos no se los aceptan los "compradores" ¿Que tal? Bachaqueo monetario galopante.

Del otro lado está el hampa de los puntos de venta, que multiplica hasta por seis veces el precio de la mercancía por el hecho de ser pago electrónico. Una buena parte de estos delincuentes son extranjeros, que se aprovechan de las necesidades del consumidor, especialmente de los jubilados que son obligados a utilizar las tarjetas de débito y todo aquel que no pueda hacerse de efectivo para comprar alimentos y útiles, así como productos para el aseo personal y del hogar.

Frente a estos atropellos muchas cámaras municipales, alcaldías y gobernaciones miran para otro lado, sin contar con la recolección de basura y falta de acueducto que en muchas partes del país han caído en crisis y no hay un vocero que de la cara con una explicación satisfactoria para contener la campaña mediática contra la revolución bolivariana y el creciente malestar con el proceso por parte de la maltratada población.

Esto nos hace pensar que de esos "revolucionarios" que alcanzaron cargos de elección popular con promesas o espaldarazos de amigos con peso político, son más los SOCIOSLITOS, que los socialistas. Esto duele, pero bueno es reconocerlo y ojalá las estructuras de dirección de los partidos políticos que están al frente de la revolución evalúen estas administraciones y les apliquen las sanciones que merecen, quienes llevan la revolución en la boca, para vivir de ella y no en el corazón para morir por ella.

Aquí tenemos que hacer un paréntesis para reconocer la posición consecuente y valiente del gobernador del Zulia Oscar Prieto y del Alcalde Willy Casanova de Maracaibo, que se atrevieron a poner fin a ese lunar apestoso que infectaba el centro de la ciudad, denominado Mercado de las pulgas, fuente de toda clase de actividad delictiva, de los cuales abundan en el peías, pero falta el guáramo para enfrentar las poderosas y peligrosas mafias que están detrás de esos "mercado, municipales o fe mayoristas". Sigamos el ejemplo del Zulia y acabemos con la delincuencia del bachaqueo de alimentos y papel moneda, del tráfico de drogas, la extorsión, prostitución, hurto y asaltos a pleno día.

Quienes hemos entregado nuestra vida a la militancia revolucionaria desde cuando estábamos en los liceos, en las escuelas técnicas, o en las universidades, en las década de lo 60. que orgullosamente nos jactábamos de pertenecer a las estructuras juveniles del FLN, o de las UTC de las FALN, en la lucha contra la dictadura del bipartidismo fascista, que inauguró en Latinoamérica la "desaparición forzosa" como arma para combatir al adversario político, creemos, que es imperativo fortalecer la consciencia, la responsabilidad y la ética revolucionaria, dentro de las instancias del poder político y popular, para rendir el homenaje que merece el Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías a Seis años de su última batalla terrenal.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 359 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a270449.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO