Presidente haga como Chávez y despeje dudas

Una vez más señor Presidente tiene usted la oportunidad de confirmar su lealtad y amor al Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías y consolidar la confianza no solo en el pueblo que votó por usted en los últimos comicios, sino del resto que por razones diversas se abstuvo o votó en contra de su candidatura.

No hay necesidad de complacer a la derecha internacional y a la apátrida interna que desde la Asamblea Nacional y la cúpula corrupta de la Iglesia Católica (CEV), impulsan su proyecto de crear mas desazón en el pueblo en busca de una implosión social que derive en la confrontación civil para justificar la invocación de la presencia de potencias extranjeras en los asuntos internos de nuestro país con un injerencismo que tiene como primera opción la invasión militar en nombre de "Dios, la paz, la democracia, la libertad los derechos humanos y la felicidad del pueblo"; este último será en definitiva el mártir.

Buena parte de ese pueblo le dio esta oportunidad de oro al otorgarle el apoyo en las urnas electorales. Pues bien ya se juramentó ante al Tribunal Supremos de Justicia, como lo establece la CRBV, ante la ilegitimidad de la Asamblea Nacional, cuya mayoría, despreciando la voluntad popular que le llevó a esa instancia para legislar, convirtió al sagrado recinto, cuna de las leyes, en un foco de conspiración contra el mismo pueblo que la eligió y de franquicia para la subasta de la patria soberana, que hoy día la ponen en oferta a través de los operadores del mafioso "Cártel de Lima", con Luis Almagro a la cabeza desde el "Ministerio de Colonias de EE UU" y Mike Pompeo, con el látigo en ristre para arriar al rebaño, en nombre de su transitorio amo, Donald Trump, actual inquilino de la Casa Blanca y máximo comandante del Ku Klux Klan, que está contaminando al mundo occidental.

Cumplido este paso constitucional y de respeto a quienes le dieron su confianza, le corresponde dar al más valiente, ético y revolucionario, como es el de emular al Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías, que no vaciló en desafiar los poderes fácticos y confiar en la voluntad y amor de su pueblo al que convocó de manera transparente y desde lo más profundo de su alma mirandina, bolivariana y zamorana a un proceso de legitimación de poderes, incluyendo la presidencia de la República que había obtenido de manera sobrada, por paliza frente al fascista candidato, que mediante trampas a sus propios compañeros de partido y violentando todos los principios democráticos, la oligarquía impuso a sus seguidores a través de los partidos tradicionales AD y COPEI y sus derivados que hoy se presentan con siglas diversas, como organizaciones de avanzada, tales son los casos de Voluntad Popular, Primero Justicia y la señora María Corina, que ya nadie sabe cual será el nuevo partido que inventará en un nuevo amanecer tras sus tortuosos sueños. El Comandante Chávez, y los retó y los enterró.

Camarada presidente, no lo piense más, convoque a un mega proceso constituyente, con participación abierta y transparente de todas las organizaciones con fines políticos, culturales y sociales, que lo soliciten en el marco de la CRBV, ante el CNE, para relegitimar o revocar todos los poderes incluyendo a la Asamblea Nacional Constituyente y dele un nuevo rumbo a la Revolución Bolivariana, que tome nuevamente el tren de Hugo Chávez, revisando todas desviaciones que dieron al traste con MERCAL, PDVAL, Abastos Bicentenarios, plantas procesadoras de maíz, como la de Harina Venezuela, en La Quina del Municipio Angostura del Estado Bolívar, las micro procesadoras de frutas, Lech las empresas recuperadas por los trabajadores como el caso de Industrias Diana y otras fábricas, que fueron anuladas al nombrarles burócratas por encima de quienes las recuperaron, los fundos zamoranos, y otras trincheras que el Comandante Eterno construyó para frenar la especulación y la inflación inducida, que no está matando de hambre. Las mafias de comercio y distribución de alimentos entre el jueves 10 y el viernes once duplicaron el precio de todos los productos en una franca provocación, destinada a que se segundo periodo tenga el mismo destino que el de Carlos Andrés Pérez. No sacrifique más al pueblo, busque la ruta del morral de los sueños azules para salvar la revolución. Haga como Chávez y despeje dudas. 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 23695 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a274173.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO