La guerra psicológica de Toby y Toño

El más reciente artículo de Toby Valderrama y Toño Aponte, titulado " El cortejo fúnebre avanza", no es como decía el señor Jesús Silva una autocrítica, sino un sueño, apuesta y deseo profundo, por la autodestrucción de la revolución bolivariana, un monumento a la guerra psicológica endógena y mezquina, de lo que Rafael Correa señala con mucho acierto, como la izquierda boba del todo o nada, esa que por su dogmatismo en Colombia mi país, demuestra por su falta de pragmatismo y lectura de la realidad, incapacidad para ser algún día opción de poder, visión que le sobró a Chávez, Kirchner y Evo Morales, quienes no dudaron en superar los manuales de Enver Hoxa, como sagrada palabras de Dios.

La izquierda boba en Argentina, que hoy muestra a un Pino Solana jugando para la USA embajada, se refleja nítida en seres como Toby y Toño, por ese deseo de autodestrucción cuando no les obedecen y entonces,  comienza su trabajo en favor del bando enemigo.  De ese tenor es la guerra psicológica endógena, librada contra la revolución bolivariana, por los autonombrados “intelectuales” de una revolución, de la cual se declararon dueños sin disparar un solo tiro y a la que pretenden imponerle una agenda, que debe acatar un gobernante como Nicolás Maduro Moros, que está defendiendo un legado en un ambiente internacional enrarecido, en donde otros, como Yanukovich o Milosevic - el zorro de las Balcanes-  sucumbieron ante revoluciones de colores, que ahora en un acto de virus mental ante la alienación mediáticas, muchos a izquierda y derecha del espectro político, llaman repitiendo como loros amaestrados, “golpe suave”, aunque en Venezuela, cuenta más de 42 muertos.

Una cosa es ser autocrítico y otra la autodestrucción.  La historia demuestra que la autocrítica para el criticón, es un producto difícil para soberbios y para alienados por los manuales sobre cómo hacer una revolución a la europea, una especie de revolucionarios nostálgicos por un pasado soviético que no volverá, porque esa forma de hacer revoluciones ya cumplió su ciclo histórico y tuvo todos los defectos habidos y por haber. Porque la izquierda boba de cafetín, sí en algo puede dar lecciones es en esa incapacidad para aprender de la historia, rara “virtud” que la muestra desnuda en su incapacidad,  para interpretar el “inventamos o erramos” de Simón Rodríguez, que sí tuvo en Mariátegui en su grandeza de filósofo para ampliar sus horizontes desde lo nuestro y que sí  recogieron en su esencia, seres como Hugo Chávez,  aunque los nombren como talismán,  para parecer lo que no son: revolucionarios.

Los revolucionarios y la autocrítica,  se parecen mucho entre sí, porque se distinguen en los momentos de quiebre, por la disciplina y espíritu de sacrificio por el ego, por hacer la crítica pero hacer propuestas refrendadas con el trabajo comunitario, esas especies de antivirales del espíritu que vacunan contra el ego desmedido, y sobre todo, para no favorecer al enemigo: ¿Hubieran Toby y Toño y su kombo, mantenido las pensiones en favor de los ancianos en una guerra económica como ésta? ¿Hubiesen Toby, Toño y su kombo, hecho algo mejor en el campo diplomático actual, para desarticular todo un montaje internacional, del cual los audios de Burelli,  decían extasiado de colonialismo y lacayismo, que la revolución no se salvaba y que todo estaba terminado?:

Lo mejor que le puede pasar a la revolución, es que Toby y Toño y su kombo, comiencen a disparar desde las trincheras de CNN, el NAZIonal, La Patilla.com,  NTN 24 horas y su kombo, esas descargas de pesimismo, que desde Aporrea causan confusión momentánea en un pueblo chavista resteado con el legado y fiel al presidente obrero. Jesús Silva, la gente revolucionaria no prefiere a Toby y Toño, como tal, son más bien los escuálidos, que se vuelcan sobre Aporrea como la hiena ante el olor de la carroña, en cada artículo,  porque sí algo tienen los manipuladores de los escuálidos, es haberse pillado, en Toby, Toño y su kombo, una buena grieta mediática, para verter todo el veneno, la división y el derrotismo que requieren, para quebrar la moral del pueblo, que disciplinado le hizo caso al presidente obrero, y no se dejó provocar.

Gracias a Dios, cada UBCH, comprende, entiende y acata la voz de mando de su comandante en jefe obrero, como soldados que saben que están en una guerra no convencional, donde vale más la disciplina y la táctica que los egos borrachos de dogmatismo, que entierran revoluciones y se entierran en ese cortejo como dice Raúl Bracho, donde van Toby, Toño y su cuerda de falsos revolucionarios, que no tiene pantalones ni para firmar una carta de protesta contra la USA embajada como el señor Jesús Silva cuando comenzó el jaleo contra la revolución bolivariana, durante la serie del Caribe: es que es más fácil criticar a la revolución con saña, que tocar al imperio o a sus corifeos como María Guarimba Machado,  a quien no osan tocar ni con el pétalo de una rosa, mientras en cambio, sobre Maduro, descargan todo el mazo de su mala leche. ¿Por qué se parecerán tanto,  el triunfalismo golpista de Burelli con este producto de guerra psicológica de Toby y Toño y de su kombo?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2870 veces.



Nicolás Ramón Contreras H

Ciudadano Afrodescendiente Independentista de la Región Caribe en la República de Colombia. RED INDEPENDENTISTA DEL CARIBE. Observatorio Independiente de Medios y estudios académicos desde perspectiva de género y etnia.

 makromokamboniko@gmail.com

Visite el perfil de Nicolás Ramón Contreras H para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a189866.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO