Energía solar fotovoltaica, electricidad con una visión geopolítica

Los procesos evolutivos de las plantas superiores permitieron diversificar la captación de energía solar, generó plantas más eficientes, también plantas para diferentes posiciones en los complejos sistemas vegetales, algunas tratan de tener hojas captadoras en el dosel de las selvas y otras son capaces de tomar lo poco que llega al sotobosque. Plantas para los desiertos donde abunda la luz solar pero no hay muchos nutrientes y agua. Las plantas se las arreglaron por si solas para usar la energía solar, en un proceso que requiere energía para la reducción de un compuesto y la oxidación de otro, que aunque pareciera poco eficiente, menor al 1% de la luz que incide sobre las plantas, es la clave de la sobrevivencia. Captar y almacenar más de eso requiere de mecanismos de acumulación energética, posiblemente de almidones en todas sus estructuras, cosa que la naturaleza nunca se propuso. Los mejoradores genéticos de plantas saben esto desde hace mucho, por eso conocen que tienen unos límites biológicos de eficiencia de uso de la energía solar, entonces resuelven la productividad individual con la productividad colectiva en plantaciones, mejorando la arquitectura de las plantas para evitar la competencia por la luz solar. Por eso la vía de la biomasa para generar electricidad es de muy baja eficiencia.

Los físicos que han trabajado con energía solar no tienen esas limitaciones de la plantas; por eso el modelo vegetal no sirve para los planteos teóricos de la energía solar fotovoltaica, porque el excedente energético de los procesos de excitaciones de la materia que forma parte de las células solares (Silicio y fluoruro de Bario) genera electricidad que es atrapada en semiconductores y llevada luego acumuladores de energía. Un panel solar de 50 unidades o celdas puede captar entre 10 y 25 % de la radiación incidente como energía eléctrica continua, que luego puede ser transformada a corriente alterna; y ahora andan por el camino de una eficiencia del 30 %.

Así que, este camino de la energía fotovoltaica ha tomado su la estrategia de buscar materiales que puedan ser mejores semiconductores. En eso anda el mundo actualmente, cada corriente del pensamiento político y económico quiere sacar ventajas en lo que serían las energías inagotables y renovables. China, sin mucho alboroto duplica la producción de energía fotovoltaica de los EEUU y en esa competencia, le han advertido que sacar ventajas tan amplias de su tecnología solar puede generar un desbalance que afectarían los sistemas energéticos emergentes a la luz de cambio y caos ecológico. Es una especie de deténgase si no quieren más sanciones, porque la eficiencia también se cobra con sanciones, y la no alineación es un plus para más sanciones. China es el país disparador de las tecnologías solares fotovoltaicas y su presencia en el mundo es muy amplia, eso le duele a los EEUU y a sus aliados fundamentales. Sin embargo, Francia motus propio en medio de la peor crisis energética de Europa es un exportador neto de energía eléctrica de origen nuclear y ahora también tiene ayuda de la energía solar.

No es muy difícil seleccionar a China como un gran aliado para ayudar a desarrollar la energía solar fotovoltaica en los países de América Latina, es tecnología de avanzada y a un costo casi 80 % inferior que las de los países del gran bloque capitalista dominante de la economía mundial de occidente. Esta es una sana decisión para Venezuela. Durante el presente período electoral donde no se ven muchas propuestas sería interesante un debate sobre el futuro energético de nuestra Patria.

Por otra parte, estoy convencido que es posible mejorar las relaciones económicas con China que fueron deterioradas con el Fondo Chino que desapareció y de eso no se habla, chiiito, y con el tema de los ferrocarriles que los destruyó la mafia, chiiito. Si hay seriedad en un gobierno para un proyecto fotovoltaico solar, hay que pensar en eliminar las intermediaciones de terceros países y preparar un discurso coherente sobre políticas públicas en el mediano plazo para Venezuela. Retrasar la generación de energía solar fotovoltaica, es a partir de ahora la pérdida del equivalente a casi un millón de barriles de petróleo por día, que podría tener mercado, conocida las expectativas crecientes de las demandas de petróleo y gas, Pero, la gente del petróleo y el gas cree que eso se va a quedar en el subsuelo sin uso, y sabemos que hay mercado suficiente hasta el 2050.; y luego habrá algunas restricciones si el cambio en la matriz energética del mundo es diametralmente opuesto a estas fuentes energéticas.

Un reciente seminario del banco Mundial sobre energía solar en África distinguieron a la fallas en electricidad como un factor adverso al desarrollo, constructor de pobreza, limitante a los demás servicios públicos de educación y salud, limitante a la diversificación de la economía y demás asuntos concomitantes. La crisis eléctrica del país es la gran piedra en el zapato del candidato del gobierno, pudiera irse o quedarse, pero antes debe dejar lista una política sobre energías complementarias, es un tema álgido, pero el mundo sabe por dónde va en este camino de la energía solar, y parece increíble que nosotros no lo sepamos.

En este orden han avanzado los países del mundo en energía solar fotovoltaica. China: La tasa de crecimiento de la generación de energía solar es China es del 14 % anual y actualmente genera 55 GW, que es el doble de la generación de Estados Unidos, el segundo en el orden de importancia (16%). El tercer lugar lo ocupa India (8%), que en 2021 tuvo un crecimiento de 265 %; y aspira producir para 2030 cerca de 500 GW, de energías diferentes al petróleo y gas. Luego de estos tres primeros lugares, la lista continúa con Japón (4%), Australia (4%), Alemania (4%), Brasil (3%), España (3%), Corea del Sur (3%), y Polonia (2%), el resto del mundo produce el 21 % del total.

América Latina está muy retrasada, y en Venezuela somos una franja tropical donde la radiación solar sigue siendo abundante y gratis. Y ni aún así, nos damos por enterados.

mmora170@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1110 veces.



Miguel Mora Alviárez

Profesor Titular Jubilado de la UNESR, Asesor Agrícola, ex-asesor de la UBV. Durante más de 15 años estuvo encargado de la Cátedra de Geopolítica Alimentaria, en la UNESR.

 mmora170@yahoo.com

Visite el perfil de Miguel Mora Alviárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas