La pandemia como boomerang contra los enemigos de los Estados Soberanos y el Estado de Bienestar

Fragmentos de la Realidad actual.

Las consecuencias de todos los intentos de golpes de estado, desestabilización con violencia callejera civil y paramilitar intensivas/sucesivas, bloqueos financieros ante los organismos nacionales e internacionales/multilaterales de crédito, obstaculización de los procesos comerciales ordinarios de compra-venta de productos e insumos, saboteos/exclusiones diplomáticas, prohibición y medidas de chantaje contra las empresas y naciones para no permitir el almacenamiento y transporte internacional de las cargas de petróleo venezolano y los productos comprados por la nación (públicos y privados), congelamiento de fondos líquidos que pertenecen al Estado/Nación Venezolano, secuestro y robo de activos de la nación ubicados en territorios de los EEUU, Colombia, Costa Rica, el Caribe Holandes y Europa. Todas estas acciones han sido programadas, ejecutadas y coordinadas por el Gobierno e instituciones del Estado Norteamericano (EEUU), con el apoyo antinacional, morboso, patológico y pícaro de la dirigencia nacional de los principales partidos de la oposición venezolana (PJ-AD-UNT-VP) y con la participación activa de las personas que dirigen los gobiernos de la mayoría de países de la Unión Europea, América Latina y otros países aliados de los EEUU en esta especie de cruzada criminal contra una Nación Soberana, un Estado Legal/Legitimo y la gran Mayoría Social que conformamos la Sociedad Venezolana, surgida de esas duras y sacrificadas luchas de independencia contra el colonialismo, dirigidas por los patriotas bajo el mando y liderazgo del Libertador Simón Bolívar.

Como consecuencia de todas estas agresiones internacionales que han contado con activos apoyos de reconocidos dirigentes políticos y conciudadanos venezolanos, muchos de ellos con formación educativa universitaria, quienes conformamos la mayoría social de esta nación hemos estado sometidos en estos últimos siete (7) años a las más diversas, perversas, humillantes, lacerantes y desequilibrantes acciones generadores de enfermedades y desencadenantes de un gran número de seres humanos muertos por no poder acceder oportunamente a medicamentos, pólizas de seguros institucionales/corporativas, así como a los servicios médicos públicos y privados. En estos siete años (7) consecutivos, desde aquel día cuando un ex-Diputado, ex-Presidente de la Cámara de Diputados, ex–Alcalde del gran municipio Baruta (Miranda) por 8 años, ex-Gobernador del enorme estado Miranda por casi 9 años, ex–Candidato Presidencial en varias ocasiones, y uno de los más conocidos miembros de la dirección nacional de uno de los partidos opositores (PJ), después de perder las elecciones presidenciales de 2013 frente al actual Presidente Nicolás Maduro, llamó a sus electores y seguidores "a salir a la calle…y descargar su arrechera". En aquel momento comenzó este nuevo ciclo de violencia contra las mayorías sociales y la estabilidad nacional, bajo la coordinación de estos dirigentes nacionales de las organizaciones partidistas ya referidas con anterioridad.

Los habitantes mayoritarios de esta nación denominada VENEZUELA hemos sufrido las más variadas formas de torturas psicológicas, emocionales, económicas, patrimoniales, laborales, sociales, territoriales, físicas, comunicacionales, telemáticas y culturales, como consecuencia de las acciones programadas desde centros privados y públicos de poder del exterior y ejecutadas por activistas venezolanos, en sus intentos por apoderarse unos de la Nación Bolivariana y sus inmensos recursos naturales y los otros por asaltar el Poder Público Nacional y convertirse en la élite de burócratas que asumiría los codiciados/privilegiados cargos de Estado, de Gobierno, de Empresas e Instituciones Públicas que administran y custodian las divisas y bienes de la Nación.

Ahora, ante la llegada inevitable a nuestro territorio de este virus denominado SARS-Cov-2 y conocido globalmente como Covid-19 (Coronavirus del 2019), que en su expansión demográfica y geográfica ataca a la gran mayoría de países del mundo, haciendo mayores estragos y daños humanos entre las naciones que con mayor intensidad han avanzado en la implementación de políticas neoliberales/privatizadoras a favor fundamentalmente de los grupos económicos que conforman el denominado Club Bilderberg, quienes influyen con gran fuerza y peso en las orientaciones/decisiones de organismos y foros como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), Banco Interamericano de Desarrollo (BID), G-7, G-20, Club de Roma y otros espacios a través de los cuales organizan y ejercen su poder estos grupos familiares y corporativos que cuentan sus grandes fortunas desde los billones y trillones de dólares, euros y oro.

Según los datos publicados por la Universidad John Hopkins (EEUU) correspondientes al día de hoy lunes 23/03/2020, se registran 368.338 casos de enfermos por Covid-19 diagnosticados y 16.113 fallecidos.

Los países que registran las más altas cifras de enfermos y muertos por el covd-19 son China con 81.496 y 3.274; Italia con 63.928 y 6.077; EEUU con 41.451 y 496; España 33-089 y 2-206; Alemania 28.865 y 118; Irán 23.049 y 1.812; Francia 16.689 y 674; Corea del Sur 8.961 y 111; Suiza 8.547 y 118; Reino Unido 6.650 y 335; Holanda 4.749 y 213; Austria 4.306 y 21; Portugal 2.060 y 23; Canadá 1-560 y 14. En el caso de América Latina se reportan las siguientes cifras: Brasil 1.629 enfermos y 25 fallecidos; Ecuador 981 y 18; Chile 746 y 2; Perú 363 y 5; México 316 y 2; Panamá 313 y 3; Colombia 277 y 3; Argentina 266 y 23; República Dominicana 245 y 3; Costa Rica 134 y 2; Venezuela 77 y 0 fallecidos. Con estas cifras alarmantes de enfermos diagnosticados y fallecidos por Covid-19 frente a nosotros, debemos preocuparnos por extremar las medidas preventivas para controlar y erradicar el contagio.

En paralelo debemos mantenernos muy despiertos y atentos desde nuestros confinamientos/aislamientos preventivos para detectar, desnudar y denunciar los intentos de aprobación y aplicación de medidas y políticas orientadas a beneficiar fundamentalmente a los grandes grupos familiares, corporaciones transnacionales y grupos empresariales asociados a estos. Desde ya comenzamos a leer en artículos, declaraciones, comunicaciones corporativas, entrevistas planteamientos que apuntan a fortalecer la creación de un Gobierno Global coordinado por los "grandes" desde organismos como el Consejo de Seguridad de la ONU, el G-7 o el G-20. Para defender y promover estas aspiraciones del Imperialismo Globalista, ya comienzan su aparición en los medios de comunicación y difusión internacionales los voceros, replicadores a sueldo, los repetidores adulantes y los fanáticos seguidores de todo cuanto propongan estas corporaciones y los gobiernos que instrumentalizan sus aspiraciones y decisiones. Estos grupos corporativos desde ya apuntan a cargarle los pagos de gastos y pérdidas por la recesión que ya antecedía con sus primeros efectos la presencia de este virus y las ocasionadas por la propia enfermedad pandémica a las mayorías sociales del mundo.

Por cierto en Venezuela durante estos últimos días estamos recibiendo importantes informaciones acerca de las medidas que ha decidido tomar el Gobierno Nacional a través de la Presidencia de la República para proteger a las mayorías sociales que conformamos esta Nación, en medio de esta pandemia viral que agrava las difíciles situaciones que ya veníamos sufriendo los habitantes de este país. Sin embargo, esas importantes informaciones gubernamentales chocan de manera frontal con las que nos acaban de llegar desde la empresa ¿pública? CANTV, donde el recibo del servicio de telefonía fija residencial correspondiente al mes de febrero 2020 se ha incrementado 17 veces (DIECISIETE VECES), es decir que se incrementó con respecto al mes de enero y con igual uso de llamadas en 1.700 % (MIL SETECIENTOS POR CIENTO). Además esta empresa nos está enviando su mensaje de amenaza de aumento de esta deuda por pago de intereses y riesgo de corte abrupto del servicio por no pagar desde ya, este exagerado aumento NEOLIBERAL muy propio de los fundadores del Club Bilderberg, del G-7 y G-20. En el caso del servicio de telefonía móvil que presta la empresa ¿pública? Movilnet, también estamos pagando mucho más dinero por el mismo servicio básico desde hace varios meses. Las cableras de televisión han venido aumentando desde enero hasta alcanzar un incremento de 200 % (DOSCIENTOS POR CIENTO). ¿El Presidente Nicolás Maduro y su Consejo de Ministros conocen todos estos incrementos?.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1004 veces.



Germán Yépez Colmenares

Historiador - Profesor de la UCV

 germilio.yeco@gmail.com

Visite el perfil de Germán Yépez Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a288433.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO