Gracias "Conde"!

Esta es la verdad

 

Puede aparentar arrogancia, algunos, muchísimos no me conocen lo subterráneo que soy. Nada de eso debilita las conclusiones. A raíz del artículo Sionismo vs. Esperanza, poco leído (aparentemente) he recibido unos cuantos insultos, caso de ni siquiera en lo contrario por los que les ha apetecido mis tortillas de letras. El caso es que habiéndome tomado el abuso de calificarme Casandro, ningún parrafito quedó fuera de vaticinio matemático que aún prosigue su rumbo. No soy ni pretendo ser ningún Walter Martínez. Al caso: las diatribas nos distraen, es un juego que quien mejor lo hace es nuestro Vicepresidente: "¿Qué le parece la continuidad de tal candidato hasta el final?" "Me parece perfecto, que continúe, brillante, etc." Y punto. Del tema no lo vuelven a escuchar procurando la principalidad de la atención a la acción diaria ejecutiva.

 

Si los periodistas adelantaran su trabajo en buscar, apremiar, más que en puro defender o en puro cizañear, la creatividad periodística la hurgarían tirios y troyanos, pues el campo estaría orientado a la profusa observación, el sembrador, obligado, agradecería el curso aconsejado. El sembrador no hablo sólo del Presidente, sino del emblema, vale decir, el director, el jefe, el coordinador, el ministro. Escuché al Conde del Guácharo en una crítica a la Maternidad Concepción Palacios, enlazando su mal funcionamiento al gasto de viajes al exterior del primer mandatario. Tomemos la crítica "mal funcionamiento", es lo que importa: ¿Por qué no fueron periodistas del proceso los críticos? A GRITOS se exige CRÍTICA CONSTRUCTIVA, bueno, toda crítica debe ser constructiva, de otro modo no es crítica, sino reto vacuo, envidia. Bien lo dice el paso que transitamos, esto se denomina PROCESO, no acabado final. Más, Preescolar de proceso. Esa arrogancia de creer que todo está acabado, que esto está pegado, amigos Amores son acciones y no buenas razones. Quien no escucha no llega lejos. Estamos colmados de refranes populares con tanta sabiduría como la del Talmud, la Biblia, los Vedas o El Corán. La Maternidad es un ejemplo de que ella no transita sobre el patín revolucionario. Pero esa estructura no pertenece solo a sus ejecutivos, sino desde los mismos vecinos para arriba, y sí, en un momento en que la salud se ha hecho prioritaria, ese centro, vivero principal de los caraqueños debería ser la savia orgullosa de los vecinos de San Juan, amén de la Alcaldía Mayor. De allí a que ese centro sea un "olvido" mientras "se dilapidan" los erarios, entramos en el terreno de la cizaña, porque el ojo no fue crítico, sino herramienta mal manipulada, desconocedora adrede de la pretensión principal de esta mega construcción (proceso), y más, de parte de estos precandidatos, que aún miran la solución en bañar de dinero al pueblo, ya que Venezuela tiene con qué y pa'más. Lo veo por un huequito: Un solo plumazo a la inflación que desataría semejante desbarajuste y el bolívar se transforma en ficha de ludo. Rausseo y los precandidatos lo saben. Hasta los bodegueros del páramo… ¿y saben qué? Gracias a este proceso. Campaña hara kiri la de esta oposición. "Pensar como el enemigo" aconsejaría Mao, pero resulta que también en eso están mal: Mao es nuestro.

    

En Medio Oriente se libra, para mí, la Tercera Guerra Mundial. Lo que pasa es que la estamos recibiendo "coladita". Como un chicle estirado. No son sólo cañones y misiles lo que se enfrenta. Es un campo minado de varios frentes, creencias y poderes. Un revoltijo de pasado y presente. Denso contra liviano. Los enemigos están zanjados. Fundamentalismo contra apertura. Lo que lo hace peligrosísimo, la paciencia agotada. Dónde se ha visto una república enjaulada. Lo liviano se ha fundamentalizado. El propio Islam sufre sismos con visos irreconciliables. El hecho es que la mega estructura capitalista se mueve en su propósito de separar mientras su vanguardia israelí trabaja el alza. El dólar abandonó el sostén del oro por el trabajo de explotación, de rentabilidad más duradera: El oro es el hombre. Este redondeo singular lo describo por la fulana observación opositora tan carente de visión estratégica, (las palabras de Rausseo son un punto en común de esa tienda) claro, nunca ha osado ver otro norte que no sea desde el barco del tío Sam, entendible su postura.

 

Pues les adelanto, además de quitarse el charol y embarrarse con el sufrimiento del pueblo, la oposición deberá trabajar en ofrecer su visión geoestratégica para Venezuela, porque seguir tras ese cheese tris de moneda (dólar) sólo conducirá a la transformación de nuestras naciones en parquecito Mc Donald de su gran nación, con muñequitos que mueren de verdad para sus caprichos, la gran hacienda ad aeternitatem con sus cabezas como capataces mulatos blanqueados. Sí hay que viajar, fortalecer los lazos y amarrar otra conexión, con los pueblos precisamente, alimentarles el estímulo para que sean poder en su entorno, no digo que Irán, con la luna si es preciso. Recién se confecciona el edredón de retazos, pero saber que será un edredón para cobijar al planeta con frío, antes que el planeta sea luna.     

 

En el Medio Oriente se vislumbra un próximo ser humano al final de este túnel, más místico, respetuoso, amado por Dios. No soy conocedor del Islam, pero desde que alguien decide acabar con su vida porque sabe que va a acabar otras, así sean de sus enemigos en un gesto suicida, me parece que es una demostración salida del corazón de la nobleza que demuestra el respeto hacia el hilo de la vida, que no debe estar impregnada de ninguna huella justiciera. "Tampoco mereces la vida si la vas a quitar a otro". Terrorismo llama el enemigo a semejante acto de nobleza sin parangón. No basta rezar, El Islam de estos lares mejor que nadie lo sabe.   



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4343 veces.



Arnulfo Poyer Márquez


Visite el perfil de Arnulfo Poyer Márquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Arnulfo Poyer Márquez

Arnulfo Poyer Márquez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad