De los peligros que nadie se atreve nombrar para el 23 de noviembre. Cuidado Presidente Chávez

Un saludo a todos, mis palabras de respeto y mi petición anticipada de paciencia para tratar de expresarles de la manera más concisa, lo que a mi entender representa al conjunto de peligros implícitos que estas venideras elecciones del día 23 de noviembre de 2008 entrañan.

No les voy a hablar sobre los planes de magnicidio, ni de planes de la CIA ni mucho menos de la oposición, si ustedes buscan información sobre estos temas, ya han sido muchos los autores que han escritos trabajos (muchos por cierto muy buenos) sobre esos peligros.

Yo en cambio, quiero hacerme entender respecto de la realidad que desde mi punto de vista (que espero este equivocado) se vive y se pudiera avecinar para y después del 23 de Noviembre, pero desde un sentido autocritico revolucionario.

Ahora bien, aclarado ya el punto de vista desde el cual quiero expresar mis preocupaciones, paso a enumeras dichos peligros, los cuales no son muchos en realidad, pero, realmente y en extremo peligrosos para esta naciente revolución, la cual todavía (debo reconocer) no ha madurado (y pareciera que se quiere lo haga) para dejar de ser una revolución “Chavista” y ser definitivamente una Revolución, tal y como ocurrió en Cuba, Fidel (y lo repito por enésima vez) jamás ha dicho “nosotros los fidelistas” él siempre dice “nosotros los revolucionarios”.

Pero, a descargo del Sr. Presidente, debo reconocer que si no fuera por su figura cohesionante esto realmente sería un verdadero bochinche, lo que yo reclamo, es que no se ponga la misma vehemencia del lenguaje y de la fuerza utilizada en las campañas y contra los enemigos (nacionales y extranjeros) en función de la maduración definitiva del ideario revolucionario bolivariano, ahora también socialista.


Entre los peligros que veo, se destacan:


Primer Peligro:

Se nos pide votar por Chávez, no por los candidatos, ganadores de los comicios internos. Sr. Presidente Chávez, usted debe estar (espero) consciente de lo que usted está haciendo y en función de ello, espero tenga un plan “b”, pues eso de salir (como usted dice) “hasta en la sopa” en representación de unos “lideres” (perdónenme las comillas, pero es que si fueran verdaderos líderes, no deberían estar necesitando de la imagen de Chávez) implica que si esos “lideres” la ponen o la cag…, muchos pero muchos le van a endosar esa mala gestión a usted Sr. Presidente Chávez. Yo no estoy inventando el agua tibia, eso ha paso ya, pasará, y desgraciadamente por lo que veo seguirá pasando.


Segundo Peligro:

Es de estar mandando a freír monos a la gente cada vez que se le viene en gana debido al hecho que han contrariado la “unidad” y desobedecido la voz de mando emitida por usted, en cuanto al respaldo o no de tal o cual candidato.

Mire Señor Presidente Chávez, es cierto eso de que la gente de oposición gane una gobernación estamos claros será un peldaño más ganado por esta gente, para tal vez consumar su ansias de desmanes, entre ellos su asesinato, pero, por otra parte pienso, que de ganar gentes que para nada son revolucionarios (bastante que se le quiso advertir) bajo su respaldo y su brazo, es el equivalente a un suicidio, y francamente presidente, entre el asesinato y el suicidio yo prefiero el asesinato, pues, en este caso, nos queda aún la esperanza y la oportunidad de tratar de evitarlo y si es de poner el pecho hacerlo, para que las balas no lo hieran a usted, pero, ante un suicidio ¿Cómo diablos le vamos a ayudar? .


Tercer Peligro:

Aunque tiene cierta relación con el punto anterior, quiero recordarle Sr. Presidente que el pasado 2 de diciembre de 2007 se perdió la oportunidad de hacernos con una Constitución verdaderamente socialista. Quiero aclararle Sr. Presidente, que no perdimos ni “por descuidados” ni “por confiados” como usted dice, perdimos (y es lo que yo creo) porque la técnica de respaldar a candidatos que luego fueron gobernadores y alcaldes que lo hicieron mal en sus respectivos Estados y Municipios, dio como resultado un pase de factura de la gente.

Al mismo tiempo Sr. Presidente, muchos de los benjamines que usted está defendiendo y respaldando (especialmente a la reelección) NO MOVIERON UN MUSCULO PARA SALIR A BUSCAR GENTE PARA QUE FUERAN A VOTAR POR LA REFORMA, COSA QUE SI HICIERON DE FORMA GROSERA Y REPUGNANTE PARA EL DIA DE LAS ELECCIONES INTERNAS, DONDE MUCHOS GANARON DADO SU ALEVOSA Y VULGAR UTILIZACIÓN DE TODOS LOS RECURSOS QUE EL PODER PERMITE.

En esa ocasión usted mandó a los partidos que en cierta forma lo respaldaban a montarse en un wolksvagen rojo y que se fueran de la revolución todos allí metidos, luego, tuvo que decir que todo fue parte del fragor de la contienda política y que bueno quien quisiera regresara, que lo hiciera, entonces escuchamos hablar de la unidad en la diversidad y de las Tres R.

Entonces el tercer peligro tiene que ver con la falta de mesura en el lenguaje y esa mala propiedad de que cuando usted habla, tiende a meter a todo el mundo en un mismo saco de gatos, ¿hasta que punto usted cree que la gente (no me refiero a los dirigentes de esos partidos) estarán dispuestas a soportar esa falta de probidad al referirse a aquellos que disienten de usted, no obstante estas personas le admiren e incluso sean hasta ese momento votos duros para usted (no para aquellos que le engañan a usted y a usted le engañan más de lo que usted piensa reconocer, gracias a dios usted después de tantos años recientemente reconoció que lo engañaban, es un comienzo.)?. Todavía está fresco en mi memoria el día que usted se puso bravo Sr. Presidente porque ante su mirada atónita y ante miles de espectadores durante un programa de “Aló Presidente” un Sr. Le dijo que a usted le estaban engañando y usted no tuvo sino palabras muy duras para este señor que simplemente tuvo las agallas de decírselo. Recuerde Sr. Presidente, recuerde.


Cuarto Peligro:

El haber desperdiciado tanto tiempo y no haber formado y adiestrado a grupos inmensos de pueblo para ser verdaderos garantes de un trabajo de inteligencia social, que le permitan a usted saber lo que realmente ocurre en los Estados y Municipios gobernados por “sus amigos”.

Este 23 de Noviembre el PSUV efectivamente ganará muchas gobernaciones y alcaldías, el número, es difícil predecirlo, pero serán bastantes, no precisamente porque esos gobiernos locales (especialmente los que se disputan a la reelección) lo hayan hecho bien, sino que ante la falta de unidad de la gente de oposición y la falta de candidatos probos por parte de estos, sencillamente la elección es más o menos obvia para muchos, muchos de los cuales votaran con los “ojos cerrados” y respirando hondo, sacando fuerzas sólo del amor que sinceramente sienten por Usted Sr. Presidente Chávez, permitiendo así sucumbir su razón y su entereza ante el sentido del compromiso y de la solidaridad por un líder que en verdad, aun goza de su confianza y de su admiración.

Entonces, el no tener (y parecer no querer tener) una fuerza de vigilancia de los pasos de los gobernantes electos, sencillamente lo dejan a usted Sr. Presidente a la merced de “sus amigos” y de sus engaños. Sirviendo la mesa para el Peligro enumerado como “Primer Peligro” en estas reflexiones.


Quinto Peligro:

Esperar frutos Socialistas, de quienes no son Socialistas. Muchos de los “lideres” a elegir y reelegir, no han entendido que realmente esto del Socialismo no es una broma, ni son cuentos de camino (y esto lo debe saber usted mejor yo, camarada Presidente), entonces, en función de la falta de conciencia y probidad de éstos, muchos de ellos llevan una vida de derroche y fortuna que contrastan sensiblemente con lo que se espera del ejemplo de la vida de apostolado social que representa el hacerse llamar “socialista”. Entonces, el no hacer llamados de atención a lo interno y exigir de forma inmediata la corrección de estas desviaciones y mal formaciones, trae consigo confusión y porque no decirlo rabia, a un pueblo, a quien se le exige sacrificios (y los hace) pero que ven como delante de ellos pasan en carros de súper lujo y en compañía de “antoninis” a sus electos “lideres”, esto líder presidente, es en extremo peligroso, porque el resultado final se llama DECEPCION, y a un pueblo DECEPCIONADO el día que haga falta (porque hará falta, creo es inevitable tarde o temprano) pedirle tomar las armas, le resultará muy difícil afrontar la decisión enfrentar la muerte por una causa que moralmente sientan perdida.

Saludos camarada Presidente, saludos camaradas y compatriotas todos, mis saludos nuevamente, mi aprecio y mis respetos.

Si alguien de la alta dirigencia del PSUV, especialmente el Presidente de la República o el General Muller Rojas, después de leer estas y otras tantas de mis reflexiones, detectan mentira o mal sana intención en las cosas que digo, quedan libres por oficio o de forma pública expulsarme de las filas del PSUV. Solo les advierto que de hacerlo, alejaran de sí a un verdadero amigo y a alguien que si está dispuesto a dar su vida por los más nobles intereses que inspiraron el principio de esta revolución bolivariana.

Sea pues su voluntad. Mis correos están siempre al pie de mis reflexiones, son los mismos que aparecen en mi registro de aspirante a militante del PSUV, hágase de acuerdo a su voluntad.Me podrán alejar del PSUV, pero el sentimiento revolucionario lo llevo por dentro desde que nací.


ramongsgs@hotmail.com

ramongsgs2003@yahoo.com

ramongsgss@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2757 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad