En caso de Revolución: rompa el vidrio

Si señor, el estado de emergencia, generado por el candelero que vive permanentemente la oposición venezolana, los ha obligado, en más de una ocasión a romper el vidrio para sacar el extintor. La Revolución los ha estremecido, les ha incendiado algunas creencias y ha convertido en cenizas las esperanzas cuarta republicanas de los amos del Valle.

Ahora el incendio es más grande. Cada vez que escuchan a los militares decir Patria, Socialismo o muerte, tiemblan, no pueden evitar las lágrimas y en su rostro se dibuja un tic nervioso producto de la rabia. Algunos reaccionan así por el miedo a romper paradigmas, otros lo hacen inspirados por sentimientos más bajos.

Lo cierto es que a mi en lo personal me recorre un sentimiento indescriptible, no se si es orgullo, se me confunde con el patriotismo, se me parece a la paz que da la seguridad, tiene visos de confianza, pero en definitiva, es una sensación que dibuja en mi rostro la sonrisa más espléndida, ¿será alegría la cosa?

Patria, socialismo o muerte, nada mejor para expresar el sentido social, el compromiso de soberanía y la obligación patriótica de nuestra Fuerza Armada. ¿Por qué se asustan entonces?. Ojalá eso si, que el sentimiento sea interpretado de forma sincera y sin prejuicios en el seno de la institución castrense. Ojalá que no se asuma como un concepto político partidista, porque no lo es.

Patria, Socialismo o Muerte no es una arenga simplona; tampoco debe ser visto como el eslogan de un partido y es, precisamente por ahí donde debe comenzar la tarea por defender y salvaguardar este noble planteamiento que a veces por descuido involuntario ha sido satanizado.

A mi me gustan mis militares reconvertidos en ciudadanos, iguales a nosotros. Reconocemos el salto transformador que ha dado nuestra Fuerza Armada, pero bueno es el momento para recordar que la Venezuela socialista no quiere nunca más, uniformados elitescos e inalcanzables. Al seleccionar esa carrera sellaron un compromiso con la Patria y la Patria somos todos. Militares sin privilegios, socialistas como impone el momento histórico, pero socialistas en la práctica, como debemos serlo todos, civiles y uniformados.

Los militares tienen ahora derecho al voto, un deber que los iguala aún más con ese pueblo al que se deben. El candelero sigue rondando el debate. Algunos dicen que no deben tener militancia político partidista y otros lo ven con naturalidad, porque entre otras cosas, eso permitiría sincerar el escenario. Ese asunto aún debe ser analizado, ponderado y discutido.

En todo caso, para los que aún se inquietan cuando escuchan Patria, Socialismo o Muerte, sobre todo en el seno de la Fuerza Armada, rompan el vidrio y recojan los pedacitos, porque este tren no lo para nadie.

natachainatti@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1966 veces.



Natacha Inatti


Visite el perfil de Natacha Inatti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Natacha Inatti

Natacha Inatti

Más artículos de este autor


Notas relacionadas