¿Una victoria pírrica?

Mucha tela que cortar tiene el análisis al proceso electoral que acaba de concluir y que dio una inconfundible vitoria al chavismo, que obtuvo sobradamente 19 de 23 gobernaciones y aun esta codo a codo y tolete a tolete peleando por una más.

Aunque indiscutiblemente el proceso revolucionario consolida la victoria en todo el territorio nacional, los números deben ser revisados por el partido rojo y tomar acciones inmediatas o mucho podría perderse en poco tiempo.

Los números no mienten y están gritando que las cosas en el PSUV están muy mal, seguimos "ganando" gracias a los errores del adversario y no gracias a nuestras fortalezas o virtudes. La oposición superó al chavismo en más de un millón de votos, eso no es poca cosa, si esos candidatos opositores hubieran ido en un solo bloque y no fragmentados como fueron, la división de los poderes regionales tendría otra cara y el mapa del país otro color.

Pero más duro que esa realidad es el que a esta hora aun se esté contando voto a voto lo sucedido en Barinas, cuna del comandante y que nada más y nada menos que un hermano del comandante supremo esté en este momento cruzando los dedos para que la suma indique que sacó tres votos más que la oposición. Barinas, la joya de la corona electoral, la cuna del chavismo, el estado guía de la revolución sería para la oposición un triunfo mayor que las tres gobernaciones que obtuvo juntas y significaría para el PSUV y para el gobierno un rotundo fracaso; aun ganándola en esos márgenes que terminará el conteo ya es de por si un fracaso.

O el PSUV se reforma o en el inevitable llamado a referéndum revocatorio a la presidencia que la oposición pedirá acabará con lo poco logrado a costa de tanto sacrificio. El pueblo ha soportado estoicamente, ha pasado hambre y frio, se está comiendo un cable por efectos del bloqueo inmisericorde ¿Para qué? ¿Para qué roguemos que la oposición no se una y poder ganarle unas elecciones?

Aquí en Nueva Esparta como en todo el país hubo primarias, dónde el candidato "lógico" para los estrategas era Dante Rivas que tenía el monopolio del poder desde su cargo de "Protector", pero el partido no quiso ver la mala gestión que el hombre desarrollaba; fue tan malo en su gestión que aun con la oposición dividida perdió. El resultado de aquella convocatoria primaria fue claro, el precandidato, usando toda la logística que manejó, le ganó a Marisel Velazques por un pelito; ella que aún siendo alcalde no contó con los recursos del protector ni tuvo a su disposición a ninguna de las divisiones organizativas del partido, casi le gana al protector y sus recursos ilimitados. Ese resultado le tenía que haber dicho a los "de caracas" que Dante no era el mejor candidato. Yo por mi parte intenté decírselos en el mes de Julio, pero no hay mecanismos para ser oídos sino estás en la punta de la pirámide partidista https://www.aporrea.org/regionales/a304578.html

¿Querrá el partido revisarse y ajustarse a que cualquiera fuera de la atropelladora maquinaria de la cúpula pueda ser tomado en cuenta en igualdad de oportunidad y con la tribuna apropiada? ¿Qué el que se cree grande sea oído como el que se siente pequeño, como lo vengo pidiendo desde hace mucho? https://www.aporrea.org/actualidad/a304329.html

La reciente victoria deja un mal sabor a ambos lados, los opositores que siguen dando palos de ciego y eso ha salvado al chavismo y el Partido Socialista lanzándose al vacío contando con la desunión opositora.

La situación precaria del salario que el gobierno se empeña en disfrazar con los bonos, que por supuesto son bien recibidos porque para algo sirven, pero que no solucionan para nada la llegada de insumos básicos mínimos a una familia; el desastre en que, quienes a nivel pequeño (que son los más cercanos al pueblo y los que sirven de referencia) tienen al pueblo pariendo para una bombona de gas que ya no se puede comprar libremente sino a través del consejo comunal.

La oposición va a por el revocatorio, el partido debe organizarse y ver esta "Victoria" como lo que realmente es y entender que un discurso ideológico sólo funciona en la voz de un líder integro y que ese mismo discurso llevado a frases repetitivas cuando provienen de pseudo lideres que adolecen del mas mínimo ejemplo suenan vacías y chocantes. El pueblo sigue ideales pero el pueblo no es tonto, nunca lo ha sido; al pueblo venezolano lo adormecieron y lo hicieron manso por un tiempo por el método de la ignorancia y la represión, pero esa oscurana ya se fue y no la vamos a vivir nunca más.

Los jóvenes de hoy están despertando a un mundo tecnológico que sobrepasa las ideologías y va a lo real, a lo concreto y están muriendo de ahogo por no sentirse participes de ese mundo que está alrededor y que está entre nuestras posibilidades si administramos correctamente nuestros recursos.

La juventud de hoy no quiere oír marchas que viene sonando desde la romántica (para algunos) evocación de los tiempos de guerrilla y la lucha por el marxismo y la guerra fría; pasen esa página y súmense al siglo 21. El partido tiene la oportunidad de ser puntero en esa guiatura si comienza por sacudirse lo viejo, incluyendo a algunos de rostro joven pero de corazón viejo que están incrustados en la organización.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 859 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas