Crítica Ácida

Revulsión latina endemia social, revulsionsita gringa

Acostumbrados en la "democracia perfecta" de los USA a asesinar afrodescendientes de cualquier edad, porque la policía la instruyen a que el grito de alerta "armado" es licencia para matar, salvo mini consideración previa si el presunto antisocial es blanco, hay permiso para disparar. Siete tiros por la espalda le descargó un agente blanco a un hombre de raza negra, hoy en terapia intensiva.

Filmados por las redes, 4 policias fueron enviados a sus casas con goce de sueldo, ya que la disimulocracia gringa espera que la noticia se diluya. Información minimizada en Venezuela por medios privados adulantes de Trump o de Biden, reacción violenta antirracista en Kenosha, Wisconsin donde hay unos 130 mil de los 322 millones de pobladores de USA. No interesa el tema a siempre ansiosos por derrocar primero al zambo orejón Chávez y luego al autobusero Maduro Moros.

Escandalizaron porque en el Zulia policías de Cabimas dieron muerte a dos hermanos, allanando la casa familiar y robándose enseres. Los policías zulianos están detenidos y son juzgados, obvia diferencia con la alcahuetería demócrata representativa yanqui.

Comunicadores criollos irrespetan al Presidente Maduro mencionándolo por su apellido en gesto de desconocimiento a su legalidad, y complacer a la oposición a tiempo que a Trump le anteponen lo de Presidente, comportándose cual tremendos hala disimulócratas

Han dejado de tildar despectivamente de colombiano al Jefe de Estado, nacido en Caracas, y por un ratico dieron escandalosa amarillista cobertura a la muerte de dos hermanos zulianos, y minimizaron la respuesta del Fiscal General de la República Tareck William Saab. Hacen cama opositora justo cuando se nos señala a los latinoamericanos como zona endémica dentro de la pandemia, por los peores resultados frente al Covid 19.

El detalle de cifras pavorosas por contagios y muertes se producen en Brasil, Perú, Bolivia, Colombia y Ecuador, donde el Poder Ejecutivo es la derecha maltrecha, roban sin importarles la atención pública a la salud, hacen negocios y no reconocen estadísticas menores en Cuba, Nicaragua y Venezuela. Cuando se calme la revulsionsita gringa de oooootro hecho racista, no aclarará nada.

Se lamentarán las pérdidas económicas por las manifestaciones y quema de negocios. La crisis racial estadounidense y la conducta indeseable de funcionarios policiales en territorio venezolano, tiene sus diferencias porque en la revolución socialista bolivariana antiimperialista hay policías detenidos y en tribunales.

En gringolandia los "derechos humanos" no castigan a individuos del orden público conservándoles licencia para dar de baja, en este caso por la agresión que "iba a cometer" quien portaba un cuchillo, según advertencia que gritó un policía a su compañero responsable de caerle a tiros al afrodescendiente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 500 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: