¿Es viable el Socialismo en Venezuela?

A ti amor…aunque no dudes de mí y, con pesar, reniegues del Socialismo. Te ofrezco disculpas. Hay cosas que no gobernamos.

Ya te lo he explicado: una cosa es el SOCIALISMO y otra diferente somos l@s "socialistas" y otra, muy distinta, es la forma de llegar al SOCIALISMO y, sobre todo, quizás la más compleja y difícil, es la de GOBERNAR BIEN para construir el SOCIALISMO ¿Me explico?

Podemos coincidir o diferir en estas tres cosas: ¿Qué es o qué tipo de SOCIALISMO queremos o qué es mejor el CAPITALISMO o el SOCIALISMO o, incluso, podemos peguntarnos si hay una tercera mejor opción que sea viable y que no es ni CAPITALISMO ni SOCIALISMO? ¿Cómo llegamos a convertir en realidad, y aún en medio de oponentes y dificultades, el SOCIALISMO? ¿Cómo GOBERNAR procesos complejos, de poderes compartidos y plenos de incertidumbres para construirlo, mantenerlo en el tiempo y elevarlo hacia una etapa superior?

CONTENIDO:

A continuación los puntos que serán tratados en este artículo. Es nuestro IX aporte directo al IV Congreso del PSUV. Sean o no tomados en cuenta lo hacemos porque como dijera Kotepa Delgado: "escribe que algo queda". Cumplimos con nuestro deber solidario y amoroso con el PSUV y con nuestro pueblo. En particular con nuestra consciencia. Al final, en el anexo, podrá encontrar las referencias de los otros ocho aportes anteriores, por si tiene tiempo y gusta leerlos.

Ver: www.aporrea.org/actualidad/a265121.html

Agradecemos las observaciones críticas que nos han hecho llegar. La mayoría de las veces son ofensivas y amenazantes. Las aceptamos. Y como es nuestro estilo les bendecimos y deseamos paz, equilibrio y armonía en sus corazones. Somos sus espejos. Si algo de lo que decimos, con total transparencia y honestidad, causa malestar, incomodidad o se siente aludid@ es bueno auto-revisar en cada un@: ¿Qué es lo que pasa dentro de mí que me gusta, disgusta o me es indiferente algo de lo dicho?

En fin, estos son algunos de los temas que aquí desarrollamos:

1. Se dicen cosas de Mao que si fueran verdades…

2. Mi verdad: ¿será la verdad?

3. Querer no es poder: las buenas intenciones no preñan.

4. En verdad: ¿Queremos Socialismo?

5. ¿Es viable el Socialismo en Venezuela?

6. El Socialismo, siempre, es situacional.

7. El tricerebral nos permite explicar cómo llegar a…

8. ¿Cuántos en realidad queremos Socialismo?

9. Chávez lo dijo: ahora ¡Soy Socialista!

10. Triada: sistema, capacidad de gobierno y billete.

11. Billete hace exitoso al Socialismo y al Capitalismo.

12. El Socialismo en el Plan de la Patria 2013-2019.

13. Objetivo histórico del Plan de la Patria 2013-2019.

14. I Objetivo Nacional del Plan de la Patria 2013-2019.

15. II Objetivo Nacional del Plan de la Patria 2013-2019.

16. III Objetivo Nacional del Plan de la Patria 2013-2019.

17. Objetivos Estratégicos y Objetivos Generales.

18. ¿Evaluación de los avances logrados?

19. Crítica y autocrítica al Plan de la Patria.

20. Hugo Chávez y el Socialismo del siglo XXI.

21. Lo social predomina sobre lo económico.

22. ¿Es posible el socialismo en un solo país?

23. Nada detendrá la marcha de la historia: ¡Revolución Mundial, Revolución Nacional limitada o Nada!

24. El Socialismo no es un determinismo histórico.

25. Algunas propuestas sobre el tema del SOCIALISMO:

26. Aportes al IV Congreso: Referencias anteriores.

SE DICEN COSAS DE MAO QUE SI FUERAN VERDADES…

"Mao Zedong (Mao Tse-tung), que durante décadas ejerció un poder absoluto sobre la cuarta parte de la Tierra, fue responsable de la muerte de más de setenta millones de personas en tiempo de paz"

Así comienza el libro de Jung Chang y Jon Halliday, titulado: "MAO: La historia desconocida". pág 21. Un libro muy bien documentado. Según estos autores Mao hizo pasar hambre a millones de Chin@s a fin de cumplir con su Plan de dominar e imponer el Socialismo en el mundo.

Ver: https://www.youtube.com/watch?v=d1UVLQtHFP

¿Será cierta esta afirmación? Si fuera verdad: ¿Es esto lo que queremos para Venezuela? Hay quienes especulan que hemos hecho pasar hambre y necesidades a millones de venezolan@s por el capricho de hacer de Venezuela una Patria Socialista mientras, quienes nos dirigen, gozan de privilegios y facilidades: Así cualquiera defiende al Socialismo, dicen.

Tal como China superó sus limitaciones y ahora es una importante potencia económica ¿Podremos lograrlo nosotr@s? ¿Cuánto nos tardaremos? ¿Es justo estar pasando por lo que estamos pasando? ¿Lo hacemos como un gesto de sacrificio para construir el SOCIALISMO o porque le cogimos gustico al PODER y/o al SEXO y/o al DINERO?

MI VERDAD: ¿SERÁ LA VERDAD?

Vivimos en Venezuela, hoy 30 de julio de 2018, el predominio de un CAPITALISMO: rapaz, salvaje e inhumano. Incluso al que hemos contribuido much@s de nosotr@s: los que nos auto calificamos de "SOCIALISTAS". Por supuesto, la oposición cipaya y el imperio sionista estadounidense, y algunos gobiernos y países aliados a ellos, junto a grandes monopolios y oligopolios transnacionales, que fueron expropiad@s o golpead@s en Venezuela y se vieron obligad@s a salir del país, también han contribuido aportando su buena tonelada de arena.

Con nuestras equivocadas acciones y, muchas veces, cómplices silencios y tergiversaciones, nosotr@s hemos sido también co-responsables y debemos reconocerlo. Sólo el hecho de que el Presidente Nicolás Maduro, honestamente, reconociera públicamente y nos sorprendiera, en la instalación del IV Congreso, reclamando que todas o la mayoría de las empresas del Estado que deberían ser PRODUCTIVAS, ahora descubrimos que son IMPRODUCTIVAS, es una muestra sintomática de lo que aseguro. Vamos de mal a peor y nos apena. Estemos clar@s:

QUERER NO ES PODER: LAS BUENAS INTENCIONES NO PREÑAN

Una cosa es querer conseguir algo y otra, muy distinta es poder lograrlo. Una cosa es decir que el modo de producción socialista es mucho mejor que el modo de producción capitalista y otra, muy distinta, es demostrarlo en la práctica concreta. Del dicho al hecho, como dice el refranero popular: "hay mucho trecho". Y ya lo sabemos: "El camino al infierno está lleno de buenas intenciones" A veces, buenísimas. No basta con desear el SOCIALISMO, debemos saber cómo lograr construirlo y, en especial, como GOBERNAR BIEN EN SOCIALISMO, máxime si aún en el mundo domina el CAPITALISMO y su ideología.

No basta decir que la "clase obrera" dirigirá este proceso revolucionario y quienes salen siempre, con cara de bandidos y zagaletones, son el Willy y otros inescrupulosos "líderes sindicales" que están años luz de ganarse ese sitial, como no fuera como esquirol o vende patria. Que mal estamos. Y que conste: no somos llorones, hacemos pañuelos para los llorones.

EN VERDAD: ¿QUEREMOS SOCIALISMO?

No basta con decir: ¡QUEREMOS SOCIALISMO! y san se acabó. Es necesario mostrar y demostrar que: 1. Queremos construirlo y hacerlo realidad y 2. Que podemos hacerlo en el contexto, nacional e internacional, en el que declaramos esa intención y en los tiempos en los que nos proponemos hacerlo realidad. No es lo mismo el Socialismo Chino, que el Ruso, el Albanés, el Cubano, el Yugoslavo; que el Español, el Suizo o el Norcoreano. En resumen: "algo", como el "Socialismo a la Venezolana", puede ser muy deseable pero, en el momento concreto en el que lo declaro, pudiera no ser viable e incluso imposible de lograrlo y, sin embargo, sigo empeñado en realizarlo. De allí la ingenua pregunta:

¿ES VIABLE EL SOCIALISMO EN VENEZUELA?

No hay dudas: EL SOCIALISMO EN VENEZUELA es deseado por una buena parte de la población. No por tod@s, indudablemente. Me incluyo entre los que se anotan a favor del Socialismo frente al Capitalismo. A la vez, reconozco que la gran mayoría de l@s venezolan@s no comparten la idea del SOCIALISMO y mucho menos HOY, por las difíciles circunstancias que vivimos. Mucha gente asocia, en los actuales momentos, Socialismo con hambre y dificultades. Y llegan incluso a renegar de su pasado Socialista e inclusive Chavista y se sienten culpables de lo que hicieron porque han comprometido el futuro de sus hij@s. Algun@s reniegan hasta de Hugo Chávez cuando antes lo adoraban. Sería querer tapar el sol con la punta del dedo meñique no ver esta triste y dolorosa realidad que existe, alrededor nuestro, aunque la ocultemos.

También es necesario reconocer y comprender que no tod@s nos identificamos con la idea o el sueño del SOCIALISMO por las mismas razones. Llegamos a él por diversos caminos.

EL SOCIALISMO, SIEMPRE, ES SITUACIONAL

Algun@s han llegado a esta idea por vía intelectual, o académica, pues analizan, razonan, investigan científicamente y finalmente, como lo hizo Albert Einstein, llegan a esa conclusión: El Socialismo es la salvación. Sugerimos leer su texto: ¿Por qué el Socialismo? Ver en: www.psuv.org.ve/temas/biblioteca/%C2%BFpor-que-socialismo/

Otros, sin dejar de lado los razonamientos, llegan más por motivos emocionales, sociales, amorosos o espirituales, tal es el caso de Mahatma Gandi. Sugerimos, en este sentido leer: "Mi Socialismo", "Mi Credo Socialista" o "Hacia un Socialismo no violento". Allí leeremos, por ejemplo: "Suponiendo que yo haya alcanzado una relativa opulencia, sea por herencia o por medio del comercio o la industria, debo saber, que toda esa riqueza no me pertenece: lo que me pertenece es el derecho a una vida honorable, que no sea superior a la de otros seres humanos. El resto de mi riqueza pertenece a la comunidad y debe ser utilizado para lograr el bien de la comunidad."

Ver: http://convistasalhorizonte.blogspot.com/2013/11/mi-socialismo-mahatma-gandhi.html

Ver también: "Mahatma Gandhi, el Bhágavad Guita y la Constitución Socialista XXI" en: www.aporrea.org/ideologia/a41287.html

Por otra parte:

La mayoría, pareciese que llegaran al SOCIALISMO, de manera pragmática, praxiológica, operativa y por vivencias concretas.

Vale decir: valoran la idea del SOCIALISMO, porque les resuelve problemas de: salud, vivienda, trabajo digno y bien remunerado, educación de calidad, acceso a bienes y servicios culturales, respeto a su dignidad y la de su familia, acceso a servicios de trasporte y telecomunicaciones, seguridad personal y social garantizada, etc., etc.

Si el CAPITALISMO, en competencia, ofrece, brinda y garantiza mejores condiciones de vida, no tienen dudas: asumen este sistema como el mejor. Ell@s buscan es: ¿Quién les resuelve sus necesidades insatisfechas? Si se las resuelve EL SOCIALISMO, lo apoyan e incluso se hacen "SOCIALISTAS". Si no lo logra o han regresado a una situación anterior de dificultades y problemas no resueltos, son capaces de abrazar de nuevo al CAPITALISMO. No valen razonamientos ni nuevas emociones.

Convendría leer, además, el conocido libro de Ernesto Guevara "El Socialismo y el Hombre Nuevo" para conocer otros puntos de vista.

www.gandhi.com.mx/el-socialismo-y-el-hombre-nuevo

EL TRICEREBRAL NOS PERMITE EXPLICAR CÓMO LLEGAR A…

Lo ideal, ya lo sabemos: Es llegar a comprender la necesidad del Socialismo– racionalmente, con el cerebro izquierdo o la neocortexa cerebral – sentirnos emocionad@s –afectivamente, con el cerebro derecho o límbico – y vivirlo en la práctica concreta y no sólo en libros y videos, de modo de estar plena y sinceramente convencid@s de que el SOCIALISMO es mucho mejor que el CAPITALISMO en cuanto a CALIDAD DE VIDA y capacidad para la AUTOREALIZACIÓN de los individuos, así como de respeto a la NATURALEZA – operativamente, con el cerebro central o reptileano – de modo que INTEGRALMENTE, estemos conscientes, con TODO EL CEREBRO, es decir, por el TRICEREBRAL, que el SOCIALISMO supera al CAPITALISMO.

Lo contrario, también, es posible. Puedo llegar a convencerme que el CAPITALISMO es la respuesta a mis necesidades individuales, familiares y sociales. Y estar convencid@ cognitiva o racionalmente, afectiva o emocionalmente y práctica u operativamente, de que el CAPITALISMO es superior al SOCIALISMO. Por ello, "La práctica es el único criterio de verdad", tal como nos enseñara Mao Zedong, en sus "5 Tesis Filosóficas", las cuales aparecieron publicadas en aquel famoso "Libro Rojo", que según los autores, referidos al comienzo de este artículo, fue una invención de Lin Biao, Comandante del Ejército Chino, para contribuir al culto a la personalidad de Mao a fin de sustituirlo (ver pág. 616)

¿Qué dice nuestro apreciado maestro, el Dr. Waldemar de Gregori?

Buscar en internet: "El Manifiesto de la Proporcionalidad" y "Un Manifiesto Pos-Capitalista, Pos-Socialista y Pos-Eclesial"

Aunque, por TRIALÉCTICA, también pudiera surgir una tercera opción: un "Tercer Camino" como el que ha venido planteando, desde hace muchos años, Douglas Bravo. O, también es posible, una "Tercera Vía" como pretendió Tony Blair, aunque ´parece que no le dio resultado o, sencillamente, una tercera posibilidad en la que se combinen, adecuada y proporcionalmente, ambos sistemas, como parece ser la opción que han adoptado países y gobiernos como China y Rusia, entre otros. ¿Cómo evaluaríamos los casos de Suiza, Suecia, Noruega, Dinamarca o Bután?

Cada país, lo sabemos, tiene sus propias circunstancias, su historia –incluso ancestral– sus necesidades, sus riquezas materiales, intelectuales y espirituales. Y como nos exigió Samuel Robinson, también deberíamos ser originales y crear nuestro propio modelo que tal vez, no sea ni SOCIALISMO TRADICIONAL y mucho menos CAPITALISMO PURO.

O como señala el General Francisco Visconti, pudiera ser un modelo, distinto al Socialismo marxista tradicional, construido a partir del rescate de nuestras raíces ancestrales y centrado en el pensamiento profundamente: bolivariano, zamorano y robinsoniano.

Ver y reflexionar sobre sus artículos en Aporrea: www.aporrea.org/autores/viscontifra

Ahora bien:

¿CUÁNTOS EN REALIDAD QUEREMOS SOCIALISMO?

La verdad es que no sabemos, exactamente, cuánt@s de l@s millones que hoy habitamos o que están fuera del país aspiran, desean o les gustaría que Venezuela fuera una Patria Socialista. Generalmente, queremos asociar el número de votos obtenidos en una contienda presidencial, como la del pasado 20 de mayo de 2018, con la idea de que es@s mism@s venezolan@s, que votaron a favor del Presidente Nicolás Maduro, estaban TOD@S, también, de acuerdo con la propuesta de quien ganó, en este caso, con el Plan de la Patria que él presentó al CNE ¿Cierto?

Pues, no concuerdo con esta apreciación. ¿Por qué? Muy sencillo.

Primero: muchas personas que votaron por Nicolás Maduro o por otros candidatos, no conocían ni conocen el contenido del Plan de la Patria. No saben, o no tienen total consciencia, de que, por ejemplo, en su Programa de Gobierno se plantea construir el Socialismo. Votan por la persona, no por las ideas, proyectos o planes que él o ella representa. Aunque usted no lo crea, votan por la persona –por las razones que sean– y no por su propuesta. Sobre todo si vota "entubad@" o agarra "línea".

Segundo: Hay numerosas personas que, aunque no votaron por Maduro y, sin embargo, antes lo habían hecho por Chávez, sin embargo, pudieran estar de acuerdo con el Socialismo. En las pasadas elecciones, por ejemplo, se abstuvieron, por diversas razones muchas personas, algunas de oposición otras vinculadas al llamado Chavismo. Sé de algun@s camarad@s que son socialistas y no les gusta o no concuerdan con el Presidente Maduro pues no se sienten representados por él y, por supuesto, no fueron a votar: se abstuvieron ¿Cuál es el porcentaje que representan estos abstencionistas que son o se dicen llamar socialistas? No lo sé. Pero es un porcentaje importante aunque pueda ser pequeño.

Tercero: incluso hay personas que votaron en contra de la opción de Nicolás Maduro y sin embargo, estarían a favor del Socialismo, como proyecto político, económico y social. Algunas personas que votaron por Henry Falcón o por Bertucci u otros candidatos, son manifiestamente SOCIALISTAS ¿Cuál es el porcentaje? Tampoco lo sé.

Cuarto: Si asociáramos, directamente, el número de votos que obtuvo el candidato presidencial con la idea de que comparten todo el Programa de Gobierno que propone, lo cual es evidentemente incorrecto, entonces pudiéramos llegar a la conclusión, también falsa, de que hemos venido bajando en el número de adherentes al SOCIALISMO EN VENEZUELA, puesto que Hugo Chávez Frías, en el 2012, sacó más votos que los que sacó Nicolás Maduro en el 2013 y el propio Maduro sacó más votos en el 2013 que en el 2018. ¿Es correcto esto? ¿Cómo se explica esto? ¿Cambio de contexto, rechazo al liderazgo de Maduro o ambos?

Sin embargo, no tengo dudas que much@s de nosotr@s tenemos la percepción – no demostrable, hasta dónde sé, con base a un estudio científico riguroso – que hoy, en Venezuela y fuera de nuestra territorialidad, hay más venezolan@s y habitantes en Venezuela –nacionalizad@s o no – que se identifican con el SOCIALISMO, con independencia incluso de que hoy vivimos situaciones mucho más difíciles que las que vivíamos antes. Hubo una época en Venezuela en que apenas un porcentaje muy bajo podía decir que estaba con el Socialismo. Chávez y Maduro han logrado revertir esta tendencia. Esto se lo escuché decir, hace años, a un analista que creo dirige una empresa encuestadora. No recuerdo su nombre. Lo que sí recuerdo es que hace 20 años, éramos "tres gatos" luchando por construir el SOCIALISMO. Incluso, muchos de nosotr@s nos habíamos replegado y andábamos en otras cosas. Esa es la verdad. Chávez nos removió y animó.

CHÁVEZ LO DIJO: AHORA ¡SOY SOCIALISTA!

Otra cosa, cuando Chávez estaba vivo much@s asumieron el Socialismo para sí, sencillamente porque Chávez lo dijo y como estaban plenamente identificad@s con Chávez, lo hicieron suyo como una orden o una línea a seguir. No porque estuvieran conscientemente convencid@s. Much@s no se han formado como lo hicimos –en la teoría y en la práctica– algun@s de nosotr@s. Al fragor del combate por la vida. En esa época, como la que vivimos en el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez, su liderazgo y las condiciones y calidad de vida permitían, con mucha facilidad, asociar al sistema político, económico y social gobernante y vigente, para la época, es decir la SOCALDEMOCRACIA, con las bondades de lo que vivíamos y no con su verdadero causante: el alto ingreso fiscal producto de la renta petrolera y de los elevados precios del mercado internacional.

¿Sí me explico?

No era, realmente, la SOCIALDEMOCRACIA y ni siquiera el innegable liderazgo de CAP lo que nos hacía vivir bien. Sino cómo explicar que en su segundo mandato, al bajar los precios del petróleo y al agudizarse la crisis, ni su liderazgo –ahora más curtido y experimentado– ni la SOCIALDEMOCRACIA que representaba como modelo, pudo evitar lo que dio pie al llamado "Caracazo" y luego a la insurgencia de Chávez, aquel 4F. Por eso hay una triada que analizar y ver, proporcionalmente, cuál tiene más peso: Sistema o modelo social, el liderazgo y la capacidad de gobierno o el billete producto de la renta petrolera.

TRIADA: SISTEMA, CAPACIDAD DE GOBIERNO Y BILLETE

Era tanto el dinero para repartir en el primer gobierno de CAP, como lo tuvimos en el tiempo de Chávez que a pesar, en nuestro caso, de que nadie puede negar el liderazgo indiscutible de Hugo Chávez y que él le dio un contenido y una prioridad SOCIAL, a sus ejecutorias, que él vinculó con la idea del SOCIALISMO ¿Quién lo va a negar? También es verdad que a Nicolás Maduro le ha tocado las verdes y eso ha tenido una repercusión en la evaluación, tanto de su liderazgo y capacidad de gobierno, como en las bondades del SOCIALISMO que tanto pregonamos. No se nota, salvo entre líneas, que Maduro y eso hay que reconocérselo ha sabido manejarse muy bien en condiciones de mucha adversidad, con una "botija vacía" como le dijo Ramos Allup.

El carisma de Chávez y tanto billete que ingresó al país le hizo creer a mucha gente que el SOCIALISMO era lo que nos traía tanto bienestar. Todavía se escucha decir "Sólo en revolución socialista es posible lograr esto…" Como si en la IV República y durante el gobierno, por ejemplo de Pérez Jiménez, no se hubiera logrado hacer absolutamente NADA. Creo que, por razones politiqueras y electoreras, hemos sido injustos y objetiva o científicamente, no hemos apreciado y valorado los aportes de gobiernos distintos a los nuestros a pesar de sus desaciertos. Tal vez, con los años, un examen desapasionado nos haga ser justos y más objetivos.

Eso es parte del tremendismo y la "ceguera situacional" que no nos permite evaluar con objetividad las realidades. Que digamos esto antes de algún proceso electoral, estaría medio justificado, aunque no sea totalmente cierto. Pero, si somos sincer@s, hay muy pocas cosas que hemos logrado por ser SOCIALISTAS. Más lo hemos logrado por tener BILLETE. Vamos a reconocerlo sin pena: en realidad todavía no sabemos muy bien cómo se come eso del SOCIALISMO. Lo reconoció, con entera honestidad Fidel Castro Ruz, 50 años después de la Revolución Cubana ¿No lo vamos a reconocer nosotros 20 años después e inclusive menos? Seamos just@s. El BILLETE ha compensado nuestra falta de liderazgo, conocimiento y experiencia en las Ciencias, Técnicas, Tecnologías y en el Arte del buen Gobierno. Y, por supuesto, dentro de ello, nuestra incapacidad para saber cómo pasar o hacer la transición de un modelo de CAPITALISMO DE ESTADO o un modelo de SOCIALISMO POPULAR o si se prefiere SOCIALISMO COMUNAL.

Es decir, le adjudicamos al sistema gobernante y a la supuesta CAPACIDAD DE GOBIERNO, lo que en realidad obedecía a inmensos recursos económicos con los cuales satisfacer cualquier necesidad. En pocas palabras: con dinero a borbollones es posible demostrar que CAPITALISMO DE ESTADO o SOCIALISMO DEL SIGLO XXI, son sistemas favorables a la CALIDAD DE VIDA de la población. Le adjudicamos a quien no lo merece, el mérito de lo que vivimos.

El liderazgo y el carisma de Chávez sumado a la inmensa cantidad de dólares que ingresó en estos tiempos, pudo mucho más que el SISTEMA SOCIALISTA, que aún está por venir. Porque, no hay dudas, hoy prevalece el CAPITALISMO SALVAJE ¿No lo vemos? ¿Estamos cieg@s?

BILLETE HACE EXITOSO AL SOCIALISMO Y AL CAPITALISMO

¿Si me explico? Billete mata todo. Por eso hay tanta gente que le gusta VIVIR en los EEUU y hasta dicen que allí si se vive en SOCIALISMO. Ven los efectos y no analizan las causas. Hacen lo mismo que nosotr@s. Creímos, no me cuento entre ell@s, que los logros de Chávez eran gracias al SOCIALISMO y ahora con Nicolás Maduro, no hayamos como achacarle al IMPERIALISMO y a la OPOSICIÓN apátrida las causas de nuestros males. No queremos reconocer que en buena medida, lo que hoy vivimos, es producto de la BAJA CAPACIDAD DE GOBIERNO, personal e institucional. Tampoco queremos achacárselas al SISTEMA SOCIALISTA, entonces apelamos a lo más cómodo y fácil: ES EL IMPERIO y la OPOSICIÓN: YO NO FUI: Tipo Rafael Ramírez, Nelson Merentes y Jorge Giordani, Tres de los tantos otr@s responsables de lo que hoy vivimos, como acumulaciones de un SOCIALISMO que no fue tal. En PDVSA nunca hubo SOCIALISMO, lo que hubo fue INEFICIENCIA, CORRUPCIÓN e IRRESPONSABILIDAD SOCIAL.

Para que haya verdadero SOCIALISMO en el país en las empresas del Estado, debe cambiar como mínimo: las relaciones sociales de producción y las relaciones de propiedad sobre los medios. Si no, mandan los burócratas que controlan el Estado o los privados, sobre la CLASE TRABAJADORA y sobre el resto de la sociedad. Así de fácil es. Claro, si es que, en verdad, somos marxistas. ¿De verdad hemos leído, comprendido y aplicado la TEORÍA MARXISTA? Tengo dudas.

Vamos, antes de continuar el análisis, a entrar en algunos breves detalles del Plan de la Patria y su relación con el tema que nos ocupa, sin querer con esto agotar el debate:

EL SOCIALISMO EN EL PLAN DE LA PATRIA

Una de las siete líneas estratégicas planteadas por el Presidente Maduro, es la de reafirmar la dirección y profundización que garantice la construcción del SOCIALISMO BOLIVARIANO en Venezuela y en el siglo XXI. Ella es una reiteración de los Objetivos Históricos y Nacionales planteados en el Plan de la Patria 2013-2019 y que, seguramente, aparecen reflejados en el Plan 2019-2015. Veamos su contenido original:

OBJETIVO HISTÓRICO DEL PLAN DE LA PATRIA 2013-2019

"Continuar construyendo el Socialismo Bolivariano del siglo XXI en Venezuela, como alternativa al modelo salvaje del capitalismo y con ello asegurar la "mayor suma de seguridad social, mayor suma de estabilidad política y la mayor suma de felicidad", para nuestro pueblo."

Vinculado a este Objetivo Histórico se plantean los siguientes tres Objetivo Nacionales:

I OBJETIVO NACIONAL DEL PLAN DE LA PATRIA 2013-2019

"Propulsar la transformación del sistema económico, para la transición al socialismo bolivariano, trascendiendo el modelo rentista petrolero capitalista hacia el modelo económico productivo socialista, basado en el desarrollo de las fuerzas productivas"

II OBJETIVO NACIONAL DEL PLAN DE LA PATRIA 2013-2019

"Para el período 2013-2019, asumimos el reto de profundizar la Revolución Bolivariana en lo que constituye su esencia: la justicia social. La continuidad de la revolución debe garantizar la irreversibilidad del proceso en lo referente a los avances en los derechos humanos; en las condiciones que imposibiliten volver a la pobreza, en las condiciones que han determinado la profundización en la lucha contra las desigualdades sociales; en lo que ha permitido ir avanzando en la liberación de pueblo; en la participación protagónica del pueblo en las misiones sociales. Llevar adelante el objetivo de construcción de una sociedad justa e igualitaria es avanzar en la ruta hacia el socialismo, significa el futuro pleno de condiciones de vida gratificantes, construidas con el mismo pueblo como sujeto.

En esta nueva fase, seguir construyendo una sociedad igualitaria y justa, requiere el desarrollo de un sistema de prevención, protección y seguridad social que debe adquirir una nueva cualidad política al convertirse en el más poderoso instrumento para el vivir viviendo, como condición de liberación, independencia y soberanía del pueblo venezolano en tránsito hacia el socialismo. Para ello es necesario avanzar extraordinariamente en torno a procesos fundamentales que suponen la transformación social radical, los que constituyen objetivos estratégicos para la revolución"

III OBJETIVO NACIONAL DEL PLAN DE LA PATRIA 2013-2019

"Consolidar y expandir el poder popular y la democracia socialista. Alcanzar la soberanía plena, como garantía de irreversibilidad del proyecto bolivariano, es el propósito central del ejercicio del poder por parte del pueblo consciente y organizado. La gestación y desarrollo de nuevas instancias de participación popular dan cuenta de cómo la Revolución Bolivariana avanza consolidando la hegemonía y el control de la orientación política, social, económica y cultural de la nación. El poder que había sido secuestrado por la oligarquía va siendo restituido al pueblo, quien, de batalla en batalla y de victoria en victoria, ha aumentado su nivel de complejidad organizativa"

OBJETIVOS ESTRATÉGICOS Y OBJETIVOS GENERALES

Para alcanzar estos Objetivos Nacionales se plantean una larga lista de Objetivos estratégicos y Objetivos Generales que sugerimos revisar y evaluar su cumplimiento, en forma general y específica.

Ver: www.psuv.org/

¿EVALUACIÓN DE LOS AVANCES LOGRADOS?

No tenemos a mano, una evaluación seria y rigurosa de los Objetivos propuestos. No sabemos si se ha hecho con rigor. A veces, se piensa que las MEMORIAS Y CUENTA, son la manera de presentar el balance. Una hojeada por encima nos indica que algunos de ellos no han sido logrados, otros hemos avanzado bastante y la mayoría están a medio camino. ¿Cómo lo podemos saber? Si hubiera una evaluación integral, nos gustaría conocerla, saber las fuentes y los soportes que la avalan.

CRÍTICA Y AUTOCRÍTICA AL PLAN DE LA PATRIA

Voy a ser breve ahora, otro día pudiéramos extendernos: Una de las grandes fallas de nuestros planes, además de no partir de una explicación situacional sólida (Momento Explicativo), al menos, de manera explícita, es que centra demasiado su atención en los Objetivos (Momento Normativo) sin tener, en la mayoría de los casos, indicadores claros y preciso de gestión que nos permitan su evaluación en el transcurrir del tiempo. Estos OBJETIVOS, como enunciados generales, pudieran traducirse en METAS o RESULTADOS ESPERADOS, que nos permitirían tener una mayor consciencia de los avances, estancamientos o retrocesos que hemos tenido en este período 2013-2019. ¿Por qué no se hace en la mayoría de los casos? ¿Se ha hecho y lo desconocemos?

El no tener, además, distintas METAS o RESULTADOS ESPERADOS en distintos escenarios, nos impiden poder juzgar o evaluar, con mayor precisión y "justeza" los avance del cumplimento del Plan. Esa es una de nuestras grandes fallas y debilidades en buena parte del Plan de la Patria. Ojalá lo reconozcamos y ajustemos la brevedad. Lo venimos advirtiendo y alertando desde hace muchos años y poco se ha avanzado en ello.

Ver algunos de estos artículos en:

https://www.aporrea.org/actualidad/a257461.html

https://www.aporrea.org/economia/a257579.htm

https://www.aporrea.org/ideologia/a257481.html

https://www.aporrea.org/actualidad/a257353.html

Y aunque no tiene porque aparecer de manera explícita, totalmente, en el Plan de la Patria, el MOMENTO ESTRATÉGICO y el MOMENTO TÁCTICO-OPERATIVO, no hay dudas que no tenemos precisión y en forma clara en el supuesto Plan de la Patria, por ejemplo: ¿Qué debemos hacer? ¿Cómo debemos hacerlo? ¿Cómo le vamos a construir viabilidad a lo que nos proponemos? ¿Quiénes se oponen, son aliados y oscilantes a nuestros planes? ¿Cómo jugaremos con l@s otr@s actores o fuerzas sociales para poder construir el Socialismo? ¿Con qué recursos contamos y cuáles son los que realmente necesitamos? ¿Cuál es nuestro VECTOR DE RECURSOS, VECTOR PATRIMONIO y VECTOR DE PESO? ¿Cuáles son los distintos planes alternativos que tenemos diseñados en los distintos ESCENARIOS? ¿Con qué SORPRESAS o CONTINGENCIAS pudiéramos toparnos? ¿Cuáles de ellas podrían ser FAVORABLES y cuáles DESFAVORABLES? ¿Qué PLANES DE CONTINGENCIA para cada una de ellas tenemos previstos y cuál es su costo? ¿Cómo pensamos hacer PERMANENTE E INTEGRAL monitoreo, seguimiento y control social? etc, etc, etc.

¿Será que lo hacemos y no lo decimos? ¿Acaso se hace en la Presidencia o en el Ministerio de Planificación y Desarrollo y lo desconocemos?

Son apenas unos comentarios que, someramente, sin entrar en detalles, queremos adelantar: ¡Por Ahora!

HUGO CHÁVEZ Y EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI

Parodiando o, tal vez, tratando de repetir –palabras más, palabras menos– lo que en vida expresó, tantas veces, el comandante Hugo Chávez pudiéramos decir que:

Comenzamos hace años ya, en Venezuela, la construcción de nuestro propio Socialismo. El Socialismo que Chávez llamó: desde abajo y, pudiéramos agregar: por, para y con los de abajo. Lo comenzaron, hace muchos siglos atrás, nuestras etnias indígenas e incluso, se ha venido macerando, probablemente sin darnos cuenta, a través de las distintas revoluciones y procesos sociales de transformación que se han dado en el país. Aunque no se hablara de Socialismo. Es más, no es descartable que esa palabra que tiene muy diversos significados pues es polisémica, como muchas otras, vaya asumiendo para nosotr@s distintos contenidos y diferentes y variadas formas de expresarse en el transcurrir del tiempo.

LO SOCIAL PREDOMINA SOBRE LO ECONÓMICO

De lo que no hay dudas es que en el Socialismo en el que pensamos la mayoría: lo Social predomina sobre lo Económico y el Trabajo se impone al Capital. En resumen: Los trabajadores prevalecen sobre l@s que los han explotado durante siglos, llámense: esclavistas, terratenientes o capitalistas. Es voltear la tortilla sin que el explotado ahora se desquite con el explotador y le saque la Chicha. Sino que se haga JUSTICIA.

Incluso, ¿por qué no?, pudiera llegar a existir y hasta hemos pasado o podríamos, en algún momento determinado, pasar por, o adoptar, una "tercera vía" que no es ni Capitalismo puro ni Socialismo puro. Que no será ni "Capitalismo de Estado" ni "Socialismo de Libre Mercado".

Sería una combinación ajustada a las necesidades y posibilidades reales del momento. Vamos a llamarlo un SOCIALISMO SITUACIONAL cuyo destino final debería ser, a la vez: un SOCIALISMO INTEGRAL Y PROPORCIONAL, más que uno parcial e igualitario. La igualdad, aunque es una palabra bonita, simpática y que gana votos y adherencias fue, en realidad, una palabra prestada a la Revolución Francesa, que puede ser una trampa, sino comprendemos que sólo es igualdad de oportunidades lo que aspiramos y no es que deseamos de que tod@s seamos iguales, aunque no nos hayamos ganado ese derecho. De allí la confusión que, a veces, se nos presenta de pretender y hacer creer que TOD@S SOMOS IGUALES, cuando en la realidad concreta: NO LO SOMOS. Nos guste o no. Entre nosotr@s existe la PROPORCIONALIDAD SOCIALISTA: "A cada cual según sus necesidades y a cada quien según su trabajo" Es decir: más que IGUALDAD, requerimos es EQUIDAD. Quien más aporta más recibe: eso es lo JUSTO. Quien más necesita, más se le ayuda. Sino cometemos una injusticia con l@s que más aportan.

¿ES POSIBLE EL SOCIALISMO EN UN SOLO PAÍS?

Es verdad, nuestro Socialismo no depende sólo de nosotros. Estamos sujetos a lo que ocurra en el mundo. De las múltiples relaciones que tengamos con otros países y con otras realidades distintas a las nuestras. No estamos solos en el Planeta. Aún el Capitalismo domina buena parte del mundo, aunque con el ejemplo de Venezuela fue derrotada la Tesis del "Fin de la Historia" y la completa y total pretensión hegemónica del Capitalismo Transnacional y del Imperialismo sionista estadounidense.

Las revoluciones nacionales, como las que han existido en el mundo, siempre se plantean, en alguna etapa de su desarrollo, la contradicción o la puja, pudiera decirse, entre la necesidad de fortalecerla y consolidarla de manera autárquica o continuar la lucha, distrayendo parte de nuestras propias fuerzas, hacia la necesidad de unirnos con valentía, con otros gobiernos, otros pueblos, otros partidos y otras organizaciones que también luchan por su propia revolución y descubren que el contexto aún no les es favorable y que se requiere, como en el caso de Cuba o la República Popular Democrática de Corea del Norte (RPDK), continuar la lucha para ir creando las condiciones para una inevitable Revolución Mundial que, no hay dudas, pareciese que vendrá. Tarde o temprano llegará. Es como una ley, aún en un contexto de indeterminación y de final abierto como nos habla Karl Popper y George Soros.

NADA DETENDRÁ LA MARCHA DE LA HISTORIA:¡ REVOLUCIÓN MUNDIAL, REVOLUCIÓN NACIONAL LIMITADA O NADA!

No hay dudas, hemos comenzado a construir el Socialismo en Venezuela en medio de muchas dificultades, desde hace años ya, y estamos dispuestos a continuar hasta lograr establecerlo con el apoyo de las fuerzas aliadas que se configuran en el mundo civilizado y de avanzada de hoy. Paralelamente, estamos obligados a crear las condiciones para hacer la REVOLUCIÓN MUNDIAL que nos cree las condiciones para establecer el Socialismo, como paradigma, modelo o sistema de vida en Sociedad. Sin revolución mundial cuesta hacer la revolución nacional.

Tal vez por eso Chávez nos habló en el II Congreso del PSUV que coincidió con el Encuentro Mundial de Partidos de Izquierda, realizado en Caracas, que debíamos proponernos retomar y organizar la V INTERNACIONAL. Deuda que tenemos pendiente con Chávez.

EL SOCIALISMO NO ES UN DETERMINISMO HISTÓRICO

Hoy vivimos un momento de reflujo, una coyuntura que es posible superar si estamos conscientes que el proceso de construcción del Socialismo no se hace en línea recta sino en zigzag y que nada está determinado. Nos movemos en sistemas creativos de poder compartido y el futuro no es una certeza absoluta sino que, a pesar de nuestros sueños y anhelos, el porvenir es de final abierto. Y, por tanto, no tenemos la garantía de triunfar de manera definitiva si no somos capaces de luchar, con empeño y denodadamente, por construir el Socialismo, deseado y posible, con inteligencia creativa y capacidad innovadora.

El Socialismo no es un determinismo histórico como se pensó equivocadamente. El Socialismo es un reto a la imaginación, un sueño, un ideal y, en definitiva, una UTOPÍA que debemos hacer viable con nuestro esfuerzo del día a día y con la suficiente paciencia que nos evite caer en apresuramientos, como nos suele ocurrir, pres@s de la urgencia histórica y el determinismo inevitable. El SOCIALISMO a la venezolana llegará si lo definimos bien, diseñamos las estrategias y el Plan para alcanzarlo y, sobre todo si actuamos para lograrlo. No va a llegar por generación espontánea. El CAPITALISMO se las ha ingeniado para innovarse, reciclarse y crear formas de sobrevivir soñando con el Fin de la Historia.

En fin: estas son apenas unas reflexiones apresuradas, que he escrito a última hora, para aprovechar el día y hacer llegar estas "solucionáticas" a quienes hoy debaten en el IV Congreso y que, según le entendí al Presidente Maduro, estarán debatiendo hasta finales de Agosto.

Ojalá estas modestas ideas le sirvan de utilidad. Ahora comparto:

ALGUNAS PROPUESTAS COMPLEMENTARIAS:

1. Realizar una investigación científica y muy rigurosa que nos permita conocer, a ciencia cierta: a) ¿Cuánt@s venezolan@s, dentro y fuera del país, están de acuerdo con el Socialismo en Venezuela?, b) ¿Cuáles son las principales razones que los llevan a ello?, c) ¿Qué tipo de SOCIALISMO quisieran o como visualizan el Socialismo en el que creen?, d) ¿Desde cuándo y por qué se hicieron socialistas?, e) ¿Por qué prefieren el Socialismo al Capitalismo o el Comunismo al Socialismo?, f) ¿Qué estarían dispuest@s a ofrendar para hacer realidad el Socialismo en Venezuela? Pudiera ser una investigación realizada por un equipo multi, inter y transdisplinario, incluso a nivel mundial o latinoamericano. Apoyados en las instituciones y organizaciones científicas con las que contamos: Universidades, institutos de investigación, etc. Tenemos como hacerlo ¿Lo hemos hecho? ¿Por qué no lo hacemos ya? ¡Debilidades nuestras!

2. Realizar Encuentros Nacionales, Latinoamericanos y Mundiales para darle contenido al Socialismo que queremos en Venezuela, América Latina, el Caribe y el Mundo ¿En qué coincidimos? ¿Cuáles son nuestras diferencias? ¿En qué podemos ayudarnos para hacer realidad nuestros sueños? Las preguntas claves a responder: ¿Qué entendemos por Socialismo? y ¿Cuál es el Socialismo que queremos? y ¿Cuál podemos construir en nuestro país? Sugiero, complementariamente, que iniciemos el Encuentro entre jóvenes de Cuba, Corea del Norte y Venezuela, a realizarse en la Habana, Pyonyang y Caracas, tal como lo planteamos en nuestro artículo: https://www.aporrea.org/ideologia/a264560.html

3. Estudiar la posibilidad de proponer a la Asamblea Nacional Constituyente el someter a la consideración de nuestro pueblo, en Referendum Consultivo, la posibilidad de que nuestra República se llame: REPÚBLICA BOLIVARIANA SOCIALISTA DE VENEZUELA. Previo a un Plan en el que:

4. Se defina con claridad ¿Cuál es el Socialismo que queremos para Venezuela? ¿Qué lo caracteriza? ¿Cómo pensamos lograrlo? ¿En cuánto tiempo? ¿Criterios o indicadores para saber su avance? ¿Mecanismos de reajuste para irlo mejorando? Así mismo, se nos eduque en todo el Sistema Educativo, Comunicacional y Cultural del país, en relación a estas temáticas.

5. Diseñar un Plan de Formación Integral sobre la base de un perfil bien definido y evaluable del SOCIALISTA que necesitamos y queremos para construir ese SOCIALISMO NUESTRO. Apoyándonos en las técnicas liberadoras de Simón Rodríguez, Vigoski, Paulo Freire y tantos maestros nuestros, como: Waldemar de Gregori (Brasil), Luis Gómez de la Vega (Venezuela), Fals Borda (Colombia), Francisco Maturana y Carlos Matus Romo (Chile), entre tantos otr@s. Sobre todo, sugiero que estudiemos a aquell@s latinoamerican@s que nos permitan formarnos en lo técnico, lo ideológico-político y en lo ético-moral y espiritual. Y en especial en cómo elevar la CAPACIDAD DE LOS GOBERNANTES SOCIALISTAS, a fin de tener buenos y sabios GOBERNANTES, para tener BUENOS GOBIERNOS SOCIALISTAS que cumplan con EFICIENCIA con las promesas que se le ofrecen a nuestros pueblos y poder garantizar así la construcción del SOCIALISMO.

Espero que estas ideas, reflexiones en VOZ ALTA y propuestas iniciales, lleguen a algún oído receptivo y sirvan de utilidad para alimentar las propuestas y resoluciones del IV Congreso del PSUV.

Dios l@s bendiga y les llene de contento su alma y su espíritu.

APORTES AL IV CONGRESO: REFERENCIAS ANTERIORES.

La UNIDAD como único camino (I)

https://www.aporrea.org/actualidad/a264419.html

Encuentro Internacional de Juventudes… (II)

https://www.aporrea.org/ideologia/a264560.html

¿Qué nos ha pasado? (III)

https://www.aporrea.org/internacionales/a266164.html

Quisiera ser delegado del IV Congreso del PSUV ¿Podré lograrlo? (IV)

https://www.aporrea.org/actualidad/a266355.html

Diosdado: Si hubo línea pero no fue recta (V)

https://www.aporrea.org/internacionales/a266164.html

Espero no tener que decir de nuevo: ¡Se los dije! (VI)

https://www.aporrea.org/ideologia/a266742.html

Sepultemos al PSUV con alegría y Amor de Pueblo (VII)

https://www.aporrea.org/ideologia/a266921.html

Tiene la palabra: ¡Hugo Chávez Frías! (VIII)

https://www.aporrea.org/actualidad/a267007.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1476 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Moyer Agostini

Hugo Moyer Agostini

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a267132.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO