"El arado y el mar"

Entre el pacto y el golpe, el Gobierno espera su sentencia

Después del 6, la turbulencia política se agravó y enmascara los verdaderos pilares de la situación, lo fundamental se debe buscar tras el humo de la política menuda. Veamos

 El gobierno no acaba de reconocer la derrota, y mucho menos su descomunal magnitud. Actúa como triunfador, su comportamiento en la asamblea es tan errático como contradictorio, actúa como vocero del tribunal en el parlamento y como General de una fuerza victoriosa en la calle. La oposición se sacó un premio que le subió el colesterol a la cabeza, padece una especie de dispepsia política; luce errática, baja cuadros y luego pide disculpas, desconoce al Tribunal pero no avanza en esa dirección, deja abiertas las puertas para retroceder. Ya la embajada meterá por el aro a ramos allup.

¿Cuál es, tras el humo, la situación?

Los poderes han perdido credibilidad: el CNE ha sido vapuleado por el mismo gobierno, tanto hablar del mejor sistema electoral del mundo, “completamente blindado”, “impenetrable”, y es el mismo gobierno el que denuncia un fraude. El CNE calla y su silencio es fúnebre.

El Tribunal supremo decide y la Asamblea no acata, en la riña muestran las costuras, pierden majestad, “se comportan como lo que son”. En la pelea entran como si fuese un despelote callejero, múltiples voceros políticos actúan como jueces y parte, con diversos “dictámenes jurídicos”, todos hablan, pronostican, sentencian, amenazan.

Escarrá, connotado antichavista, funge de consultor y vocero del gobierno, algo así como la última palabra jurídica, hasta con los militares se entrevistó.

La conclusión es dramática, nunca antes el sistema había estado tan golpeado en sus instituciones y la gobernabilidad tan desprestigiada. Está claro que la socialdemocracia no ha podido estabilizar la nueva gobernabilidad.

Después del 6, se desató una nueva contradicción; los triunfadores, más allá de la humareda, mostraron sus planes, algo así como un paquetazo: suspender el control de cambio, flexibilidad laboral, eliminación de impuestos fueron algunas de las medidas propuestas. Este enfoque es comprensible, ellos son capitalistas asumidos. La sorpresa viene cuando el gobierno persiste en su camino capitalista, y en lugar de retomar al Socialismo profundiza la entrega en brazos del capitalismo, mete en el gabinete a ministros probados capitalistas que lo declaran abiertamente, hasta fedecámaras aplaude los nombramientos, y las medidas que asoman son similares a las propuestas por la oposición.

De esta manera, se establece una pugna entre fracciones por dirigir la restauración del capitalismo, que hasta ahora ha impedido el acuerdo político; al contrario, ha lesionado seriamente la estabilidad, la gobernabilidad.

Las posibilidades son pocas: o hay pacto entre el gobierno y la oposición sin menoscabo del circo, que ramos allup siga berreando que de este lado no faltará quién responda, o los militares, los grandes componedores de los entuertos de los politicastros, vendrán en ayuda de la legalidad prostituida, agotada.

En las dos opciones, el gobierno, tal como lo conocemos, saldrá maltrecho, el Socialismo será olvidado, el Plan de la Patria, el sueño, será sustituido por “un nuevo modelo económico”. Chávez irá a ese limbo donde los héroes de la Patria esperan al pueblo humilde y su dirigencia a que lo rescate para entrar nuevamente en combate.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4278 veces.



Toby Valderrama y Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a221133.htmlCd0NV CAC = Y co = US