Si hay Estado de Derecho, el presidente no tiene por qué andarle pidiendo a nadie que reconozca los resultados electorales

Si hay en Venezuela Estado de Derecho, el presidente no tiene por qué andarle pidiendo a nadie que reconozca los resultados electorales, a menos que, no confíe ni en la legalidad de su propio gobierno y en el vigor político de las fuerzas que lo llevaron al poder o que tenga miedo a hacer cumplir la ley.

Es un poco trágico ver al presidente de un país desconfiar de la legislación de su propio Estado, con el agravante de parecer tímido e indefenso ante las amenazas de una oposición con la que se está en conflicto permanente.

Cuando el presidente declara:

"Es un compromiso de respetar y hacer respetar la voluntad popular en las elecciones del domingo 6 de diciembre, quien ganó, ganó; y quien perdió, perdió".

¿Que no es esto una referencia a los códigos electorales vigentes? ¡Entonces!, ¿para qué sirve el CNE?

Si se está de parte de un proceso revolucionario y ostentando un cargo encomendado por Chávez y ratificado por el pueblo, por qué tanta timidez ante la derecha.

La derecha está en guerra contra el socialismo y el socialismo no es hipismo, que va estar recibiendo golpes y todo es amor y paz.

¿violencia, terrorismo, desconocimiento político de los resultados electorales, la oposición, con el agravante

indefenso ver al presidente de un país desconfiar de su propio Estado, atenuante paliativo



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1697 veces.



Memo Fernández


Visite el perfil de Memo Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas