La Crisis Orgánica del Capitalismo y su superación según las Bases Programáticas del PSUV

LA CRISIS ORGANICA DEL CAPITALISMO Y SU SUPERACION SEGÚN LAS BASES PROGRAMATICA DEL  PSUV

Con motivo de la realización del “Encuentro de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales”, realizado en la ciudad de Caracas en el mes de noviembre de 2014, tuve la oportunidad de participar en un foro sobre “Crisis del capitalismo y desafíos de la clase trabajadora”, evento que contó con la participación de un nutrido grupo de ponentes, donde se encontraban  Goran Terbon (Suecia), Claudio Katz (Argentina), Miguel Mazzeo (Argentina), Hassan Rahimpour (Irán), Antonio Elías Dutra (Uruguay), Mbuyi Kabunda (Congo), Iñaki Gil San Vicente (Euskal Herria – Estado Español), Jerome Duval (Francia)siendo coordinada actividad por el Ministro del Trabajo Jesús Martinez.

En dicho foro reivindiqué brevemente los aportes marxistas en la interpretación de la crisis orgánica del capital, citando algunos resultados  del Programa Investigativo “LA LOGICA DEL CAPITAL Y LA VIGENCIA DE LA LEY DEL VALOR-TRABAJO EN LA TRANSICION SOCIALISTA”, particularmente evocamos algunos  aspectos recogidos en los avances 4° y 5°  de la esa investigación, publicados en Aporrea.Org con los títulos:

Esta referencia documental es importante, ya que en esa actividad se me acercaron algunos participantes para manifestar su asombro-desconocimiento en torno a la existencia de estas formulaciones y más específicamente, demandaron donde encontrar los soportes bibliográficos de nuestros planteamientos. Muchos de estos militantes se quedaron perplejos cuando respondimos que lo sustancial de dicha problemática ideológica está recogido en el LIBRO ROJO del PSUV.

En tal sentido, no es gratuita nuestra insistencia en la necesidad de investigar y debatir en torno a los “documentos fundacionales”, que  sintetizan aspectos cardinales de la construcción socialista, como es son los casos de los PRINCIPIOS y las BASES PROGRAMATICAS del PSUV.

A manera de ejemplo, en esos documentos bases, se asume la reivindicación del marxismo y sus herramientas de análisis:

1.- En los PRINCIPIOS, se señala:

“…Se apoyará en los aportes del socialismo científico y en los del Marxismo en tanto a la filosofía de la praxis, herramienta para el análisis crítico de la realidad y guía para la acción revolucionaria.”

2.- En esa misma dirección, en las BASES PROGRAMATICAS se sostiene:

“…La lucha contra la explotación capitalista implica necesariamente el manejo del instrumental teórico de la crítica de la economía política formulada por Marx, y la construcción de un nuevo sistema de cuentas nacionales, sustentado en este instrumental teórico, que permita establecer nuevos indicadores para la planificación y para la evaluación del desenvolvimiento de la economía…”

“Una premisa fundamental para el desarrollo de un nuevo modelo productivo es la ruptura con el conocimiento y la racionalidad burguesa y su metafísica de la economía, particularmente lo atinente a las formas de contabilizar y cuantificar el desarrollo económico reduciéndolo a crecimiento. Esto incluye la propia noción de crecimiento [variación porcentual de transacciones financieras –valor monetario- de la producción de bienes y servicios]; la teoría subjetiva del valor; la teoría marginalista; la preponderancia de la esfera de la circulación [el mercado] frente a la producción…”

 “…Se requiere tomar el instrumental teórico de la crítica de la economía política formulado por Marx y enriquecido por autores marxistas para fundamentar una crítica de la economía política de la transición que dé respuesta a los problemas generales pero también a los concretos e inmediatos. En particular es necesario rescatar la ley del valor que propone un esquema de análisis del capitalismo basado en la jerarquización del proceso productivo y en la centralidad de la explotación y que analiza los fenómenos comerciales y financieros refiriéndolos a su determinación productiva…”

 En estos párrafos queda muy clara la necesidad de utilizar las herramientas de la crítica de la economía política marxista:

  • En la transición socialista hay que romper con el conocimiento y la racionalidad  burguesa, su forma de contabilizar  y cuantificar el desarrollo, el cual es reducido a “crecimiento”.
  • Se pone en discusión la propia noción de crecimiento, la preponderancia de la esfera de la circulación, el mercado frente a la producción.
  • En este último aspecto se establece una precisión teórico-conceptual de mayor alcance, cuando se plantea la  necesidad de  rescatar la ley del valor que propone un esquema de análisis del capitalismo basado en la jerarquización del proceso productivo y en la centralidad de la explotación y que analiza los fenómenos comerciales y financieros refiriéndolos a su determinación productiva

Empleando la Ley del valor-trabajo, en las BASES PROGRAMÁTICAS, se realiza una caracterización del régimen de producción capitalista:

“…El capitalismo se asienta en la expropiación del productor directo de los medios, con la consiguiente enajenación del producto del trabajo, el cual pasa a ser propiedad privada del dueño de los medios de producción. El capitalismo introduce la separación entre el trabajador y todo medio de producción, circunstancia que lo obliga a tener que venderse a sí mismo para sobrevivir”

“…El capitalismo es la forzosa compraventa de la fuerza de trabajo convertida en una mercancía más. El producto del trabajo se convierte también en mercancía que pasa a ser propiedad privada de los dueños de los medios de producción. El capital es, pues, esencialmente, una relación social por la cual los propietarios de los medios de producción pueden expropiar el trabajo ajeno, el de los trabajadores [no propietarios], comprándola como mercancía pero sin pagarla por su valor real.”

 “…El capitalismo es la etapa histórica en que la sociedad se organiza en torno a la expropiación y explotación del trabajo ajeno, la cual requiere la dominación política y cultural sobre las trabajadoras y trabajadores asalariados y la disolución de los nexos comunitarios de las formaciones pre-capitalistas que ahora aparecen ante el individuo como un simple medio para lograr sus fines privados. La base material sobre la que se levanta el orden burgués capitalista es la estructura económica constituida por relaciones sociales de producción basadas en la explotación que dan lugar a formas de propiedad y de acumulación privadas…”

En las BASES PROGRAMATICAS que ubica la centralidad de la explotación del trabajo como rasgo de la producción capitalista, se plantea su superación con la emancipación y humanización del trabajo:

“ Sólo es posible avanzar en la eliminación del capitalismo si se eliminan las relaciones sociales de producción basadas en la explotación del trabajo ajeno y, por consiguiente, si se eliminan los procesos de acumulación privada del capital basados en la ganancia producida por la explotación del trabajo. A su vez, una de las condiciones para eliminar la explotación del trabajo ajeno, es la eliminación de la propiedad privada de los medios de producción esenciales, en particular, la propiedad privada monopólica. Este es un principio de la construcción del socialismo. Puede ampliarse la frontera de cobertura de atención social y servicios, y puede elevarse la calidad de vida de la población, mucho más en un estado que recibe una elevada renta como el nuestro, pero éstas no serán más que diversas modalidades del llamado “Estado de bienestar social”, que en esencia no alteran las relaciones de producción capitalistas, y nunca constituirán un avance en la construcción del socialismo.”

 “Humanización del trabajo como condición de vida del hombre y la mujer Impulsar un modelo económico socialista basado en el desarrollo endógeno sustentable, lo que implica la lucha por la eliminación progresiva de la explotación capitalista del trabajo ajeno y la apropiación individual y privada de sus productos, por un lado, y por el otro, simultáneamente, garantizar que la apropiación del producto del trabajo sea social, tanto desde el punto de vista del consumo para satisfacer las necesidades humanas, como de la acumulación social para ampliar la base material de producción de la sociedad.”

Aquí  se define la ruta de la transición socialista:

* El trabajo deja de ser trabajo enajenado y pase a ser trabajo libre y liberador y su producto esté al servicio de los trabajadores y la sociedad y aquellos puedan asociarse libremente.

* Sólo es posible avanzar en la eliminación del capitalismo si se eliminan las relaciones sociales de producción basadas en la explotación del trabajo ajeno y, por consiguiente, si se eliminan los procesos de acumulación privada del capital basados en  ganancia producida por la explotación del trabajo. A su vez, una de las condiciones para eliminar la explotación del trabajo ajeno, es la eliminación de la propiedad privada de los medios de producción esenciales, en particular, la propiedad privada monopólica. Este es un principio de la construcción del socialismo.

* Puede ampliarse la frontera de cobertura de atención social y servicios, y puede elevarse la calidad de vida de la población, mucho más en un estado que recibe una elevada renta como el nuestro, pero éstas no serán más que diversas modalidades del llamado “Estado de bienestar social”, que en esencia no alteran las relaciones de producción capitalistas, y nunca constituirán un avance en la construcción del socialismo.

* La humanización del trabajo como condición de vida del hombre y la mujer implica impulsar un modelo económico socialista basado en el desarrollo endógeno sustentable, donde se plantea la eliminación progresiva de la explotación capitalista del trabajo ajeno y la apropiación individual y privada de sus productos

* Por ello se requiere diseñar e inventar nuevas formas de producción, distribución, circulación y consumo, que tiendan a eliminar la lógica del capital y la intermediación depredadora de los capitalistas; desarrollar nuevas formas de apropiación social y comunitaria del excedente económico y nuevas formas de acumulación comunitaria.

Las BASES PROGRAMÁTICAS no solo plantean estos aspectos sustantivos vinculados a la explotación del trabajo y su humanización, sino que igualmente lo plasma en el enfoque del desarrollo:

“… La lucha por la humanización del trabajo plantea la tarea de sustituir el modelo desarrollista rentista de la economía venezolana por un modelo de desarrollo endógeno integral y auto sustentable. La utilización de la renta petrolera como principal fuente del gasto social y de la inversión y la acumulación privada, ha configurado históricamente un aparato productivo mono exportador, desarticulado intra e intersectorial y territorialmente dependiente de la importación de tecnología, equipos, maquinarias y capitales, que ha hecho a la economía venezolana sumamente vulnerable debido a la dependencia de la misma de los precios internacionales del petróleo. Para avanzar en la construcción del socialismo es necesario crear una economía productiva y diversificada. “

 “Como modelo productivo para avanzar en la construcción del socialismo, toma en cuenta y respeta la relativa autonomía de las memorias históricas y las identidades culturales locales y defiende y promueve la diversidad cultural y étnica como fuerza transformadora capaz de romper una de las características del poder hegemónico capitalista y su modelo de desarrollo, a saber, la homogeneización de la vivencia humana. Busca trascender la organización mercantil de la sociedad…”

“El desarrollo endógeno auto sustentable, plantea la confrontación radical de las tendencias hegemónicas de la economía neoliberal globalizada, la defensa de lo local como escenario fundamental de la vivencia humana y como condición de articulación armoniosa de los ámbitos regionales y nacionales, la independencia frente a lo global; la confrontación radical de la visión que interpreta el desarrollo como crecimiento económico, basado únicamente en la industrialización del país dentro del enfoque de la modernización capitalista, para buscar otras formas de organización de la producción…”

“Sustitución del modelo rentista petrolero y primario exportador de materias primas por un modelo productivo de desarrollo endógeno que garantice la integración económica inter, intra y territorial como base del desarrollo de un aparato productivo diversificado, sustentado en la articulación del sector agrícola y de cadenas productivas orientadas a: (I) la satisfacción de las necesidades sociales del país, (II) la ampliación de la base material productiva del país y (III) la unidad e integración complementaria de nuestros pueblos y economías dentro de propuesta de la ALBA y demás alianzas de unidad e integración regional y global.”

Este enfoque de desarrollo endógeno-sustentable, también asume la ruptura de los mecanismos de financiarización de la economía:

“1. Ruptura de la financiarización de la economía, que permite al capital financiero internacional, que controla los sistemas financieros nacionales, captar el ahorro interno, incluyendo la renta petrolera, para propiciar la fuga de capitales, elevando además el costo de la operación bancaria y operando como un mecanismo de explotación al servicio de los países capitalistas centrales.

2. Creación de una banca estatal sólida, transparente, eficiente y solidaria en capacidad de promover el crédito como apalancamiento de una economía productiva y mantener la estabilidad financiera.

3. Regulación de la economía y en particular de las tasas de cambio [control de cambios], de interés, de la base monetaria y de las reservas internacionales…”

En estos últimos aspectos, existe un decidido respaldo al control de cambio y  de estatización de la banca para enfrentar al capital financiero especulativo.

 No sólo se plantea superar el capitalismo en su lógica explotadora en la producción, sino que es indispensable superar dicho metabolismo en la esfera de la circulación y el consumo:

“Diseñar e inventar nuevas formas de producción, distribución, circulación y consumo, que tiendan a eliminar la lógica del capital y la intermediación depredadora de los capitalistas; desarrollar nuevas formas de apropiación social y comunitaria del excedente económico…”

“El desarrollo del proceso productivo y de consumo requiere del diseño de estrategias dirigidas a la construcción de una economía socialista, específicamente en el área de comercialización (circulación) que básicamente se centra en lo siguiente:

1. Unificar la relación producción–consumo y tender a eliminar la intermediación comercial capitalista. Es necesaria una rearticulación de los procesos productivos desde un enfoque integral conjuntamente con los procesos de circulación/comercialización.

2. El problema fundamental no es tanto la red de circulación sino dilucidar los mecanismos que el capitalismo utiliza, especialmente, la publicidad y la propaganda, para generar necesidades sociales artificiales y diferenciadas en sectores como la clase media y profesionales (consumo de clase), la juventud (consumo etario), las mujeres (consumo de género), etc…”

 “…Es necesario desarticular la comercialización como pivote de sobreexplotación [la especulación opera como una renta adicional para el comerciante a cargo del trabajador] que extrae recursos de los productores, del estado y de los consumidores, lo que hace los circuitos de comercialización se conviertan en una fuente de acumulación de capital que condiciona los circuitos productivos que le subyacen.

“ Es necesario cambiar radicalmente los patrones culturales de consumo. Mientras no se cambie el patrón de necesidades sociales, la jerarquía de las mismas, la manera de satisfacerlas [colectiva o individualmente, en base al estado o la empresa privada] es muy difícil resolver tanto los problemas productivos como los de circulación/comercialización. Es necesario dilucidar la dinámica y la relación entre los patrones culturales de consumo, los patrones productivos, los patrones tecnológicos y fundamentalmente los patrones de acumulación del capital, así como la estructura de la industria de publicidad y su relación con los medios de comunicación privados y su incidencia en la configuración del imaginario social.”

En la transición se requiere de un nuevo modo de intercambio socialista:

-- Es necesario cambiar radicalmente los patrones culturales de consumo. Mientras no se cambie el patrón de necesidades sociales, la jerarquía de las mismas, la manera de satisfacerlas [colectiva o individualmente, en base al estado o la empresa privada] es muy difícil resolver tanto los problemas productivos como los de circulación/comercialización.

-- El desarrollo del proceso productivo y de consumo requiere del diseño de estrategias dirigidas a la construcción de una economía socialista, específicamente en el área de comercialización (circulación) que básicamente se centra en lo siguiente:

* Unificar la relación producción–consumo y tender a eliminar la intermediación comercial capitalista. Es necesaria una rearticulación de los procesos productivos desde un enfoque integral conjuntamente con los procesos de circulación/comercialización.

* El problema fundamental no es tanto la red de circulación sino dilucidar los mecanismos que el capitalismo utiliza, especialmente, la publicidad y la propaganda, para generar necesidades sociales artificiales y diferenciadas en sectores como la clase media y profesionales (consumo de clase), la juventud (consumo etario), las mujeres (consumo de género).

-- Es necesario dilucidar la dinámica y la relación entre los patrones culturales de consumo, los patrones productivos, los patrones tecnológicos y fundamentalmente los patrones de acumulación del capital, así como la estructura de la industria de publicidad y su relación con los medios de comunicación privados y su incidencia en la configuración del imaginario social.

 -- Hay que desarticular la comercialización como pivote de sobreexplotación [la especulación opera como una renta adicional para el comerciante a cargo del trabajador] que extrae recursos de los productores, del estado y de los consumidores, lo que hace los circuitos de comercialización se conviertan en una fuente de acumulación de capital que condiciona los circuitos productivos que le subyacen.

-- Eliminar la intermediación del comercio capitalista: acercar, unificar y transparentar la relación producción-consumo [soporte de la planificación de qué, cómo y cuánto se produce y cómo se distribuye] creando cadenas de comercialización de carácter socialista basadas en la transformación de los patrones culturales y de consumo de carácter colectivo y comunitario, es decir, satisfacción del consumo socialmente necesario con sentido austero y solidario, con una participación creciente del comercio comunal.

 Por eso, también  en las BASES PROGRAMATICAS se asume como  tarea central  llevar adelante la lucha contra la alienación de la conciencia social y por la construcción de una conciencia revolucionaria:

 “Construcción de una conciencia revolucionaria como forma de superar la alienación de la conciencia social propia del capitalismo. Es necesario refundar las prácticas políticas y sociales dotándolas de un sentido y contenido moral y ético que cuestione radicalmente las instituciones burguesas heredadas y el imaginario social (ideologías, representaciones sociales, prácticas sociales y antivalores) con base en una nueva escala de valores humanistas, solidarios y críticos como la responsabilidad social, la solidaridad, la honestidad, el reconocimiento de la dignidad del otro, la participación, la contraloría social, el sentido de comunidad y de vivencia integral. La transformación de la conciencia social y de aquellas dimensiones que la constituyen más directamente, como la información, la comunicación, la educación y la cultura, en relación con las prácticas sociales y los valores que las sustentan, es una tarea fundamental para la revolución bolivariana.”

 “Uno de los esfuerzos fundamentales debe estar dirigido a la superación del consumismo (soporte del egoísmo individualista posesivo) como vía de realización de la vida y de pertenencia social…”

“…emergencia de una nueva subjetividad profundamente humana, sabia y prudente, que habrá de forjarse al calor de la lucha de clases y la derrota de las ideas y las costumbres burguesas, oligárquicas e imperialistas. Se trata de derrocar el viejo régimen no sólo en los hechos sino también en las ideas, las costumbres y los valores, tal como advirtió el Ché Guevara al señalar…“no es posible construir el socialismo con las armas melladas del capitalismo”. Aristóteles ya había enseñado en la antigua Grecia que las virtudes morales e intelectuales educan el carácter; Simón Bolívar señaló que: …”moral y luces son los polos de una República; moral y luces son nuestras primeras necesidades.”; Gramsci retomó este planteamiento diciendo que una revolución es una reforma radical en el plano moral y cultural. La Revolución Bolivariana asume plenamente estas enseñanzas como base de sus objetivos.”

Para tener éxito en estas tareas es necesaria la elevación de la conciencia política del pueblo, la refundación ética de la política para forjar una nueva cultura política sustentada en nuevas prácticas sociales basadas en valores revolucionarios. Esta nueva escala de valores debe construirse a partir de una nueva visión y formas de conocimiento del mundo y la sociedad (nuevo paradigma epistémico y nueva ciencia), un nuevo comportamiento y nuevas formas de relacionarnos y valorarnos en comunidad (nueva ética de la solidaridad), y una nueva sensibilidad y solidaridad (nueva estética y nuevo arte), como fundamentos del proceso de transformación revolucionaria de la sociedad venezolana.

La anterior reseña documental de las  BASES PROGRAMATICAS del PSUV, como ya reseñamos anteriormente, reivindica la vigencia del marxismo como herramienta de análisis, cuestiona  la ciencia  burguesa, rescata la  teoría del valor-trabajo como teoría de la explotación,  formula de los rasgos del modelo productivo socialista, combatiendo el empirismo y el pragmatismo, los cuales pueden hacer estrago en estos momentos de definiciones.

Como batalla de ideas, la simple lectura de estos textos, se convierten en una interpelación, tanto para la dirección como para la base del PSUV, particularmente exige definir la agenda formativa y  que  hacer en el futuro inmediato en términos de praxis político-ideológica.

Contribuir a elevar el nivel de conciencia y el compromiso partidario, cumpliendo con el legado chavista de “SUPRIMIR LA LOGICA DEL CAPITAL” y “HACER IRREVERSIBLE EL TRANSITO AL SOCIALISMO”, forma parte de los propósitos   ideológicos de nuestra lectura de estos  documentos fundacionales, dejando constancia de que si bien no hay una “receta” para construir el socialismo, existe un legado ideológico en el texto que reseñamos, que marcan un derrotero.

De la anterior reseña e interpretación de las BASES PROGRAMATICAS, realizamos una desagregación de su contenido con fines de didáctica política, presentando en Aporrea.Org  un registro descriptivo con el título:

“En las Bases Programáticas del PSUV están 32 líneas para hacer irreversible el transito al socialismo: hay que pelear por hacerlas realidad”.

(http://www.aporrea.org/ideologia/a199784.html) También fue publicado como  tweets en @comunicadores21 y comunicadoresenaccion2012.blogspot.com

Presentamos a continuación estos indicadores los cuales pueden ser rastreados documentalmente en las BASES PROGRAMATICAS:

1.El trabajo, que es la única fuente de toda riqueza social, bajo el capitalismo es la fuente de la ganancia privada .

2.En la lógica del capital, la sociedad se organiza en torno a la expropiación y explotación del trabajo ajeno

3.El capitalismo introduce la separación entre el trabajador y todo medio de producción, que lo obliga a tener que venderse a sí mismo.

4.En la transición al socialismo, es obligante la resolución de las contradicciones del capitalismo a favor de las fuerzas del trabajo.

5-En el socialismo el trabajo deja de ser trabajo enajenado y pase a ser trabajo liberador, los productores pueden asociarse libremente.

6.-Sólo es posible avanzar en la eliminación del capitalismo si se eliminan las relaciones sociales de producción basadas en la enajenación.

7. Habrá socialismo si se eliminan los procesos de acumulación privada del capital basados en la ganancia producida por la explotación.

8.Una de las condiciones para superar la explotación del trabajo, es la eliminación de la propiedad privada de los medios de producción

9. El proceso de humanización del trabajo es el fundamento de la superación de las relaciones capitalistas de producción

10. El modelo productivo socialista se basa en el desarrollo endógeno sustentable, que plantea la eliminación de la explotación del trabajo

11. Se requiere nuevas formas de producción, distribución, circulación y consumo, que tiendan a eliminar la lógica del capital

12. Para avanzar en la construcción del socialismo es necesario crear una economía productiva y diversificada.

13.Es indispensable la integración territorial; el impulso de circuitos productivos integrales que permita superar la desarticulación.

14.Es necesario cambiar radicalmente los patrones culturales de consumo, unificando la relación producción–consumo.

15. Eliminar la intermediación comercial capitalista, combatiendo la enajenación y las necesidades sociales artificiales.

16 Desmontar la estructura de la industria de publicidad y su incidencia en la configuración del imaginario social.

17.- Para cumplir con esta tarea es necesario que la Revolución Bolivariana lleve adelante la lucha contra la alienación de la conciencia.

18.Para tener éxito en estas tareas es necesaria la elevación de la conciencia, forjando una nueva cultura política.

19. Los nuevos valores debe construirse con una nueva visión y formas de conocimiento del mundo y la sociedad: nuevo paradigma epistémico .

20.Nuevo comportamiento y nuevas formas de relacionarnos y valorarnos en comunidad: nueva ética de la solidaridad.

21.Nueva sensibilidad y solidaridad: nueva estética y nuevo arte,como fundamentos del proceso de transformación revolucionaria.

22.Ruptura con el conocimiento y la racionalidad burguesa y su metafísica de la economía.

23. Superar lo atinente a las formas de contabilizar y cuantificar el desarrollo económico reduciéndolo a crecimiento.

24. Esto incluye la propia noción de crecimiento, variación porcentual de transacciones financieras –valor monetario- de la producción

25.Se requiere tomar el instrumental teórico de la crítica de la economía política formulado por Marx y enriquecido por autores marxistas.

26.Fundamentar la economía política de la transición que dé respuesta a los problemas generales pero también a los concretos e inmediatos.

27.Rescatar la ley del valor que propone un esquema de análisis del capitalismo basado en la centralidad de la explotación.

28.La lucha contra el capitalismo implica necesariamente el manejo del instrumental teórico de la crítica de la economía política.

28. Enfoque que analiza los fenómenos comerciales y financieros refiriéndolos a su determinación productiva.

29. Construcción de un nuevo sistema de cuentas nacionales, que permita establecer nuevos indicadores para la planificación.

30. Se trata de derrocar el viejo régimen no sólo en los hechos sino también en las ideas, las costumbres y los valores.

31.Tal como advirtió el Ché Guevara “no es posible construir el socialismo con las armas melladas del capitalismo”.

32.Gramsci también asumió este planteamiento diciendo que una revolución es una reforma radical en el plano moral e intelectual.

E/Carlos Lanz Rodríguez

26 de Diciembre de 2014

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3373 veces.



Carlos Lanz Rodríguez


Visite el perfil de Carlos Lanz Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a200463.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO