El contenido Anti-capitalista del Legado de Chávez y sus derivaciones en el Modelo Productivo Socialista

      

INTRODUCCION

      

En nuestro ensayo “EL LEGADO DE CHAVEZ Y LA MUNICIPALIZACION DEL PLAN DE LA PATRIA” elaborado y publicado en el año 2013, reseñamos el esfuerzo investigativo y formativo que apuntó  a reivindicar algunos contenidos ideológicos donde el Cmdt. Chávez asume  una clara postura anti-capitalista y define la ruta rumbo al socialismo.

En ese mismo trabajo, expresamos el criterio de que las ideas y la obra del Cmdt.  Chávez van a ser leídas e interpretadas de diversas maneras, en muchos casos, sin considerar exhaustivamente el contexto, el momento o circunstancias históricas. Como le es inherente a cualquier obra intelectual o pensamiento en desarrollo, no se va encontrar en ningún autor  ideas  acabadas y elaboradas en línea recta, y por esto  sería una pretensión iluminista exigirle al pensamiento del Cmdt. Chávez una clara definición socialista en todo lugar y tiempo, cuando el mismo reconoció que se movió  en el camino de la “tercera vía” en el periodo previo al 2005, postura esta donde predominan concepciones inspiradas en la justicia distributiva y de equidad sin poner en discusión las relaciones de producción capitalista.

En tal sentido, no debe  sorprender el hecho existan o aparezcan  posturas ideológicas  en seno del “chavismo” que haciendo lecturas e interpretaciones de tal o cual elaboración (textos, discursos) del Cmdt. Chávez antes del año 2005, releguen o subestimen su proceso de radicalización  en la transición socialista.

Por eso, también hemos sostenido que este nudo problemático de “lecturas e interpretaciones”  del pensamiento chavista va a cobrar fuerza ahora cuando  éste ya no está presente y pueda aclarar tal o cual sesgo interpretativo. Por ello, debemos prepararnos para un periodo signado por los “usos y abusos” de Chávez

En tal dirección, no nos queda si no la opción del rigor histórico- documental que fundamente la lectura anti-capitalista del legado de Chávez, estando claro que estamos reivindicando una determinada perspectiva, es decir, reconocemos que hay “otras lecturas” como ya reseñamos.

Desde este ángulo de reconstrucción teórica nuestra interpretación está  anclada en fuentes  documentales de reciente data, lo que en el visor historicista nos daría cuenta de “lo último” como coordenadas ideológicas que enmarcaban la búsqueda del Cmdt. Chávez:

-- Bases programáticas del PSUV

-- Leyes del Poder Popular

-- Programa de la Patria

-- Golpe de Timón

Habiendo revisado unas 300 cuartillas de esta investigación de reconstrucción documental, el momento o los elementos de coyuntura hacen obligante adelantar la publicación de algunos capítulos de este ensayo, ya que el proceso revolucionario va estar sometido a pruebas en varias direcciones en los próximos meses:,

1.- El proceso de desestabilización en el marco de la nueva estrategia imperial, va a  colocar el acento en la “guerra económica” acentuando la manipulación de los inventarios y la escasez. Esto  se  convertirá en una amenaza de orden público y exigirá definiciones programáticas no sólo referidas a la necesaria lucha contra la especulación y el acaparamiento, si no las que deben  dirigirse al cambio de las relaciones de producción capitalista.

2.- Este vector en el escenario económico-social, va a requerir la concreción del Plan de la Patria  y su territorialización en el sistema comunal, focalizando el esfuerzo en el combate al desabastecimiento alimentario, como un problema de sobrevivencia de la revolución.

3.-En este contexto se va a convocar al II Congreso Ideológico del PSUV, donde entre otras aspectos importantes, se va a debatir sobre las bases programáticas que definirán el rumbo de la transición socialista en este nuevo ciclo histórico.

Desde esta perspectiva, el acento de estas reflexiones y las propuestas que plantearemos en las líneas que siguen, está referido al nexo ideológico entre el legado de Chávez y la construcción del modelo productivo socialista.

 

I.- SUPRIMIR LA LOGICA DEL CAPITAL Y EL CAMBIO EN LAS RELACIONES DE PRODUCCION QUE LE SON INHERENTES.

En términos programáticos el Cmdt. Chávez define las coordenadas  del PROGRAMA DE LA PATRIA en lo relativo  al cambio del régimen de producción capitalista, reconociendo el carácter capitalista y rentista del modelo productivo prevaleciente. Este proceso transformador  lo globalizamos en el constructo “ SUPRIMIR LA LÓGICA DEL CAPITAL”. En esa dirección el Cmdt. Chávez  en la   presentación ante en CNE del PROGRAMA DE LA PATRIA, planteó lo siguiente:

“No nos llamemos a engaño: la formación socioeconómica que todavía prevalece en Venezuela es de carácter capitalista y rentista. Ciertamente, el socialismo apenas ha comenzado a implantar su propio dinamismo interno entre nosotros. Éste es un programa precisamente para afianzarlo y profundizarlo; direccionado hacia una radical supresión de la lógica del capital que debe irse cumpliendo paso a paso, pero sin aminorar el ritmo de avance hacia el socialismo.”

Trascendiendo el contenido epistemológico de  esta categoría  “LOGICA DEL CAPITAL”, encontramos que como totalidad histórico-concreta, en términos de sistema de producción, posee los siguientes componentes:

  • Tiene su génesis en la explotación del trabajo, la valorización del capital, su acumulación y la reproducción ampliada del mismo.
  • Igualmente, posee como soporte una estructura y relaciones de producción que impregna su lógica reproductiva: formas privadas de apropiación del excedente (plusvalía, plus-trabajo, trabajo no pagado, trabajo gratis del obrero), división social de trabajo con su separación entre las actividades manuales e intelectuales, relaciones de distribución e intercambio mercantilizada.

A partir de la ubicación de estos nudos gordianos de la LOGICA DEL CAPITAL, podemos comprender la dimensión y el tamaño de la tarea teórico-práctica que se le plantea a la transición socialista:

1.- Eliminar la explotación del trabajo y trabajar por su emancipación

2.- Superar la división social del trabajo capitalista

3.-Suprimir las relaciones mercantiles en la distribución e intercambios de bienes .

Esta ubicación de la naturaleza del cambio en las relaciones de producción capitalista se encuentra  reseñada  en las BASES PROGRAMÁTICAS del PSUV aprobadas por el I Congreso Extraordinario, reunido en  Plenaria, en Caracas, a los veinticuatro (24) días del mes de Abril  de 2010. En tal sentido, se describen los lineamientos para la superación del capitalismo, comenzando con la eliminación de la explotación del trabajo y las formas de propiedad asociadas:

“Sólo es posible avanzar en la eliminación del capitalismo si se eliminan las relaciones sociales de producción basadas en la explotación del trabajo ajeno y, por consiguiente, si se eliminan los procesos de acumulación privada del capital basados en la ganancia producida por la explotación del trabajo. A su vez, una de las condiciones para eliminar la explotación del trabajo ajeno, es la eliminación de la propiedad privada de los medios de producción esenciales, en particular, la propiedad privada monopólica. Este es un principio de la construcción del socialismo…”

“ .Reducción progresiva y creciente hasta su eliminación definitiva de la explotación del trabajo ajeno, es decir, reducción progresiva hasta su eliminación definitiva de la tasa de plusvalía. [Excedente de explotación]”.

Igualmente, en estas bases programáticas, se plantea el nexo entre la eliminación de la explotación del trabajo y el desarrollo endógeno:

“Impulsar un modelo económico socialista basado en el desarrollo endógeno sustentable, lo que implica la lucha por la eliminación progresiva de la explotación capitalista del trabajo ajeno y la apropiación individual y privada de sus productos…”

“El desarrollo endógeno promueve nuevas formas de organización social de carácter integrador, capaces de generar nuevas relaciones sociales de producción basadas en nuevas formas de propiedad de carácter socializantes; promueve la humanización del trabajo mediante la eliminación de la explotación, expropiación del trabajo ajeno…”

De igual manera, se proponen diversas formas de propiedad frente a la apropiación privada capitalista:

“1. Eliminación de propiedad privada monopólica nacional y extranjera sobre los medios de producción, especialmente los esenciales.

2. Promoción de la propiedad privada no monopólica con función social.

3. Promoción de empresas mixtas con mayoría accionaría del Estado y progresivo control de los trabajadores y trabajadoras, bajo las siguientes condiciones:

4. Promoción de la propiedad comunal, forma de propiedad colectiva que sólo puede usufructuarse en comunidad.

5. Propiedad Estatal, como forma indirecta de la propiedad colectiva.

6. Propiedad personal consistente en el patrimonio personal y familiar, que no puede usarse para la explotación de trabajo ajeno.”

En cuanto a las relaciones mercantiles capitalistas, sus formas de distribución y los patrones de consumo enajenados, en las BASES PROGRAMÁTICAS se plantean igualmente, nuevas formas de distribución y  de consumo:

“1. Unificar la relación producción–consumo y tender a eliminar la intermediación comercial capitalista. Es necesaria una rearticulación de los procesos productivos desde un enfoque integral conjuntamente con los procesos de circulación/comercialización. 

2. El problema fundamental no es tanto la red de circulación sino dilucidar los mecanismos que el capitalismo utiliza, especialmente, la publicidad y la propaganda, para generar necesidades sociales artificiales y diferenciadas en sectores como la clase media y profesionales (consumo de clase), la juventud (consumo etario), las mujeres (consumo de género), etc. Es necesario desarticular la comercialización como pivote de sobreexplotación [la especulación opera como una renta adicional para el comerciante a cargo del trabajador] que extrae recursos de los productores, del estado y de los consumidores, lo que hace los circuitos de comercialización se conviertan en una fuente de acumulación de capital que condiciona los circuitos productivos que le subyacen.

 3. Es necesario cambiar radicalmente los patrones culturales de consumo. Mientras no se cambie el patrón de necesidades sociales, la jerarquía de las mismas, la manera de satisfacerlas [colectiva o individualmente, en base al estado o la empresa privada] es muy difícil resolver tanto los problemas productivos como los de circulación/comercialización. Es necesario dilucidar la dinámica y la relación entre los patrones culturales de consumo, los patrones productivos, los patrones tecnológicos y fundamentalmente los patrones de acumulación del capital, así como la estructura de la industria de publicidad y su relación con los medios de comunicación privados y su incidencia en la configuración del imaginario social.

 4. Es necesario tender a eliminar la intermediación del comercio capitalista: acercar, unificar y transparentar la relación producción-consumo [soporte de la planificación de qué, cómo y cuánto se produce y cómo se distribuye] creando cadenas de comercialización de carácter socialista basadas en la transformación de los patrones culturales y de consumo de carácter colectivo y comunitario, es decir, satisfacción del consumo socialmente necesario con sentido austero y solidario, con una participación creciente del comercio comunal.”

En estas citas de las BASES PROGRAMATICAS DEL PSUV, se propone u nuevo modelo productivo, de  distribución, circulación y consumo, dirigido a SUPRIMIR LA LOGICA DEL CAPITAL:

1. Modelo económico socialista basado en el desarrollo endógeno sustentable, eliminación de la explotación capitalista del trabajo

2.-Trascender la organización mercantil y colocar en el centro de toda relación social, las potencialidades humanas más nobles

3. Eliminación de la propiedad privada monopólica sobre los medios de producción, especialmente los esenciales.

4. Promoción de la propiedad comunal, formas de propiedad colectiva que sólo pueden usufructuarse en comunidad.

5.. Articular el nexo entre los patrones culturales de consumo y los patrones productivos imperantes

6. Hacer Transparente la relación producción-consumo, soporte de la planificación de qué, cómo y cuánto se produce y cómo se distribuye.

 

II.-LA CRÍTICA A LA DIVISION SOCIAL DE TRABAJO CAPITALISTA,  COMO RUPTURA CON LA LOGICA DEL CAPITAL

MODELO PRODUCTIVO SOCIALISTA: Modelo de producción basado en la propiedad social, orientado hacia la eliminación de la división del trabajo del modelo capitalista

Ley Orgánica del Sistema Económico Comunal

La reseña crítica de la división del trabajo capitalista en la Ley Orgánica de Economía Comunal, la podemos conectar con la formulación realizada por el Cmdt. Chávez  en el “GOLPE DE TIMON”:

 “Las fábricas construidas con fines capitalistas llevan las  marcas indelebles de su “sistema operativo”, la división social jerárquica del trabajo en conjunción con la cual fueron construidas. Un sistema productivo que quiere activar la participación plena de los productores asociados, los trabajadores, requiere de una multiplicidad de procesadores “paralelos”, coordinados de la manera adecuada, así como de un correspondiente sistema operativo que sea radicalmente diferente a la alternativa operada de manera central, trátese de la economía dirigida capitalista o de sus bien conocidas variedades poscapitalistas presentadas engañosamente como “planificación”.

La división social del trabajo es una relación de producción inherente a la LOGICA DEL CAPITAL, y no es algo natural o ahistórico como a veces se propaga para intentar “normalizar” sus secuelas enajenantes.

De allí la importancia de hacer un resumen apretado de sus raíces históricas o el contexto de donde surge:

1.- Separación del trabajador de los medios de trabajo y de subsistencia, es decir, existieron una circunstancias histórica en que los trabajadores fueron forzados a vivir solamente de la venta de su trabajo, apareciendo la clase asalariada y al mismo tiempo emergen los propietarios privados de los medios de producción.

2.- Alienación del trabajo y de sus productos, separación entre las actividades manuales e intelectuales. En el marco del régimen de producción capitalista el obrero está separado también no sólo de los medios de producción,  sino de los bienes que produce.

3.- Los anteriores divorcios y separaciones producen la contradicción entre el trabajo concreto y el trabajo abstracto.

4.- Igualmente, surge la contradicción entre la ciudad y el campo.

5.- Finalmente, el proceso de explotación, con el dominio de la valorización sobre el trabajo concreto (conocido también como sumisión del trabajo al capital) conduce a la dicotomía entre los valores de uso y los valores de cambio, se producen mercancía para el cambio sin considerar plenamente su utilidad o necesidad.

En la crítica de la LOGICA DEL CAPITAL hacemos énfasis en esta división social del trabajo (la separación entre el trabajo manual y el intelectual), ya que es una relación de producción que comúnmente  pasa de contrabando  y sus derivaciones  son obviada en el análisis de la razón dominante.Cuando se evalúan las experiencias de construcción socialista ( como la soviética por ejemplo )podemos encontrar que los énfasis estuvieron colocados en modificar las relaciones de propiedad y las relaciones mercantiles ( expropiaciones, planes quinquenales ) pero se dejó intacta la división del trabajo heredada, convirtiéndose en un EXPEDIENTE RESTAURADOR DE LA DOMINACION . Por eso, es un tremendo aporte ideológico del legado chavista, plantear la eliminación de la división del trabajo en el modelo productivo socialista, tal como se define en la Ley Orgánica del Sistema Comunal que encabeza este capítulo de este ensayo .

Como lo hemos reseñado en otros textos, vamos  a ver como la separación entre el trabajo manual y el intelectual, como rasgo constitutivo de la división del trabajo en el capitalismo, posee diversos aspectos que reseñamos de la siguiente forma:

1.- Si lo vemos desde el ángulo histórico, su  génesis se vincula a la expropiación del productor de las condiciones de trabajo y de los medios de subsistencia  .

2.- Sus principales determinaciones estructurales se relacionan con la  separación sujeto-objeto,  con la contradicción teoría – práctica, con el conflicto ciudad-campo.

3.- Como proceso interactivo se concreta en los saberes, prácticas y experiencias enajenantes:

  • Contradicción entre la teoría y la práctica, separación entre el saber y el hacer. 
  • Fragmentación y atomización del saber, parcelación y simplificación de la tarea: disciplinas , especializaciones.
  • Jerarquías y monopolio del saber, que consagra  la expertocracia.

Ubicar este proceso y sus implicaciones teórico-práctica, es decir, sistematizar los alcances de  cuestión de la separación entre el trabajo manual e intelectual, como enajenación del trabajo, demanda cambios de paradigmas, involucra una lectura crítica de la LOGICA DEL CAPITAL, con diversas connotaciones::

a.-  Critica al monopolio y la jerarquía del saber, que se materializa en la expertocracia o en las modalidades tecnocráticas.

b.-  Cuestionamientos a la fragmentación del saber que surge de la disciplina y la  especialización.

c.-  Darle dignidad teórica al trabajo manual, reivindicando el saber popular, propugnando el dialogo de saberes.

d.-  Asumir la democratización del saber y el pensar con cabeza propia: SOBERANIA  COGNITIVA como un componente esencial de la democracia participativa y protagónica

 

II.- EL DESARROLLO ENDOGENO SUSTENTABLE Y LA ECONOMIA COMUNAL

El enfoque de desarrollo endógeno-sustentable es también parte sustantiva del modelo productivo socialista y del sistema económico comunal, tal como se establece en las finalidades de la Ley Orgánica del Sistema Económico Comunal, Art. 4, numeral 2:

“ Impulsar el Sistema Económico Comunal a través de un modelo de gestión sustentable y sostenible para el fortalecimiento del desarrollo endógeno.”

De la misma forma, hay una articulación del poder popular, la propiedad social y el Estado Comunal, tal como lo define el Art 8, numeral 8 de la Ley del Poder Popular:

“…el poder es ejercido directamente por el pueblo, con un modelo económico de propiedad social y de desarrollo endógeno sustentable,

De allí la especial atención que  merece en el desarrollo endógeno-sustentable en la perspectiva de la economía comunal:

  • Se trata  del desarrollo “desde adentro y por dentro”, con y para la gente, dando cuenta de las particularidades regionales y nacionales, potenciando sus fuerzas propias.
  • Impulsa la transformación de los recursos naturales, construyendo cadenas productivas, eslabonando la producción-distribución y consumo.
  • Promueve y desarrolla prácticas agrícolas  que no comprometan el futuro de las generaciones por venir .
  • Aprovecha eficientemente la infraestructura y capacidad instalada.
  • Incorpora  la población excluida.
  • Promueve la adopción de  un nuevo estilo de vida y de consumo.
  • Desarrolla  nuevas formas de organización tanto productiva como social.
  • Construye  redes productivas de diversos tamaños y estructuras tecnológicas.

Los anteriores señalamientos sobre el desarrollo endógeno insertado en el  modelo productivo socialista y su articulación con el poder popular y la economía comunal, permite plantearnos la constitución de las ASOCIACIONES PRODUCTIVAS ENDÒGENAS SUSTENTABLES  para fortalecer de la economía comunal y el tejido productivo socialista en pequeña escala.

De allí las orientaciones para constituir las nuevas asociaciones productivas:

1.- Los nuevos proyectos productivos, pueden nacer como propiedad social colectiva .

2.- Pueden regirse por una planificación consciente, enfrentando las relaciones mercantiles y de mercado, a través de empleo de los pedidos y cupos, estableciendo un precio justo y asumiendo otra manera de distribuir el excedente: remunerar el trabajo de una manera integral, pagar deudas y reponer equipos, aportar a la comunidad, ampliar la capacidad productiva.

3.- En su seno se puede confrontar la división social de trabajo capitalista atenuando las jerarquías y las diferencias salariales, achatando o aplanando estructuras, formación polivalente e integral, rotación en los cargos y humanización de la jornada de trabajo, simplificación de trámite y recaudos.

4.- También se puede colocar el énfasis en el desarrollo local y en el empleo de tecnologías apropiadas y socialmente apropiables que permitan incrementar las oportunidades para el trabajo liberador, dicho de otra manera que no sean “ahorradoras de mano de obra”, sino que se inscriban en los nuevos valores sobre la “rentabilidad” y la “productividad” que rompe con la LOGICA DEL CAPITAL.

5.- Estas asociaciones productivas tienen como punto de partida el diagnóstico participativo, desarrollando una metodología implicante centrada en el dialogo de saberes, en la valorización de los acervos culturales y productivos de la comunidad, en el reconocimiento de la vocación y potencialidades de cada contexto.

6.- Estas nuevas asociaciones productivas, requieren apoyo institucional y cambio en algunas normativas que pueden obstaculizar su desarrollo (código de comercio, régimen de compras, registros de proveedores, ley de licitaciones).

8.- Igualmente la propuesta de redes socioproductivas demanda de la sinergia y coordinación interinstitucional, tanto a nivel gubernamental como en las instancia del movimiento social, Consejos Comunales, Comunas.

Como conclusión, podemos sostener  que este conjunto de planteamientos sobre el nuevo modelo productivo, como legado del Cmdt. Chávez, son precisiones político-ideológica para concretar el PLAN DE LA PATRIA en la economía comunal, territorializando su concreción en el espacio local. De esta manera, estamos contribuyendo a TRASPASAR LA BARRERA DEL NO RETORNO Y HACER IRREVERSIBLE EL TRANSITO AL SOCIALISMO.

E/Carlos Lanz Rodríguez

13 de Enero de 2014



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3236 veces.



Carlos Lanz Rodríguez


Visite el perfil de Carlos Lanz Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a180009.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO