Maduro debe ganar para que Chávez, siga activo entre nosotros

El triunfo de Maduro proporcionara a la revolución y al mundo una prueba más del éxito del Sr Presidente y camarada Chávez.

Hay que admitir que la práctica revolucionaria chavista y bolivariana continua con Maduro. El proceso apunta ya hacia el punto de no retorno que se determinara el 14 de abril. Para mí, esta es la elección más importante de estos 14 años, si ganamos como está previsto, despojara a la oposición de todo su valor significativo en su juicio, conocimiento y en su acción moral.

Si el chavismo es una norma cultural no queda más que aplicarla en las próximas elecciones, 10 millones de votos para Maduro es un objetivo sólido para la revolución y una hecatombe para la oposición por su viciosa inclinación de buscar desestabilizar el gobierno, así, el concepto de realidad que se presenta para Venezuela, es continuar con el triunfo de Chávez e incorporarlo a través de Maduro, de modo que armonice con el pueblo la revolución que está en franca superación y competencia con las leyes de la constitución, con la oposición y Washington.

Esta elección es de enorme trascendencia para la revolución regional y toda la responsabilidad recae en el pueblo para darle una respuesta definitiva a la oposición y frenar de una vez por todas las controversias lanzadas por Capriles y el Departamento de Estado, tan confundidos como siempre, porque, el problema por ellos planteado y por algunos revolucionarios aceptados está equivocado.

No solo es una cuestión electoral post Chávez, tampoco es ideológica exclusivamente o un asunto de poder así constituido, el asunto es práctico desde la estructura social del pueblo incluido la clase boba ubicada en el medio del escalafón social que ya tiene que decidir. Debemos escoger entre una revolución con el poder en el pueblo o continuar dilatándola, en esta cuestión Capriles no tiene nada que ver porque todos nosotros hemos aceptado el lenguaje revolucionario de Chávez, como un hecho para un nuevo principio de nuestra vida.

En el país ya nadie se lo cree que la MUD y Capriles, son los adecuados para representar a la oposición como punta de lanza porque esa punta se quebró hace rato como elite intelectual tampoco es ya el poder oculto detrás de Washington porque son habituales perdedores por ser adversarios de poca monta moral y ética.

Este orden se ha afirmado en estos 14 años y así continuara para que Chávez siga triunfando entre nosotros. Esta es una revolución inspirada en todos los procesos de cambio a nivel mundial; cada una de ellas aporto algo al chavismo desde Jesús, Miranda, Bolívar, Marx, Lenin, Marti, Sandino, Zapata, Castro, más los miles de grupos subversivos y los revolucionarios cristianos del pueblo venezolano, son los arquitectos del socialismo del siglo XXI que nació con Chávez.

En Sudamérica, la concepción utópica del socialismo del siglo XXI organizaron a los pueblos que hoy esperan el triunfo de Maduro, para que se siga con dignidad respetando sus culturas, tradiciones, idiomas, libertad, autonomía y desarrollo.

Los grandes enemigos seguirán siendo los intereses de la burguesía y del imperialismo y su esclavitud moderna conocida como dependencia, empeñados en continuar con el sometimiento de los pueblos.

Estas revoluciones son un ensayo interesante de colaboración, integración que está dejando testimonios positivos en la lucha contra la pobreza, desigualdad, inequidad con la fuerza de los pueblos, fuerza participativa que nos lleva por un camino hacia el poder, esas son las huellas que dejaremos los hombres y mujeres en esta época. El camino…falta mucho por recorrer.

En la región y en el mundo, la equidad como principio social del desarrollo es la prioridad para los políticos, los que aseguren equidad social se les abre la puerta para ganar las elecciones. Sin embargo, en Venezuela este no es el caso de Capriles, porque, este ciudadano no se ha consolidado ni como candidato ni como persona con valores y principios solo es un relleno lamentable del cual se echa mano porque la oposición no tiene de donde más y porque no tienen tiempo para rectificar con otro candidato las torpezas de Capriles en la campaña pasada; es más, cuando hace algunos días acepto ser candidato por segunda vez, nos demostró que su torpeza es de nacimiento, se podría decir que no es culpa de él, pero, esto tampoco es verdad, porque, el perfecciono su torpeza con la edad.

La reacción del pueblo y del mundo después de la muerte de Chávez, innegable su dolor, las muestras de apoyo a Nicolás Maduro, el amor que la masa entrego a su comandante, negar esto y los logros sociales de Venezuela alcanzados con el presidente Chávez y su tren ministerial implica un cinismo moral y practico al calificarlas de expresiones emotivas, es realmente una burrada porque serian emociones ni verdaderas ni falsas, y esta es una de las aberraciones más peregrinas solo capaces en las mentes de los yanquis y de la MUD.

Toda esta sucia campaña pierde significado porque nada le garantiza a Capriles un éxito electoral, y este resultado priva de valor moral a todo lo que diga la oposición porque carece de sentido, así, las recomendaciones de la CIA para que se retire o haga esto y aquello resulta fútil.



rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1814 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas