Parte II

Pensamiento revolucionario de Simón Bolívar

Bolívar humanamente sufre como ninguno, la pérdida de la I República. La pérdida de la fortaleza de  Puerto Cabello a su mando, como dijera el Generalísimo Miranda: “una herida en el corazón de la República…” Bolívar continua su genial y maravillosa lucha por el logro de la Independencia de Venezuela y la formación de un bloque de naciones americanas y se dirige al Soberano Congreso de Nueva Granada el 27 de noviembre de 1812, donde expone  mediante un documento conocido  históricamente como el Manifiesto de Cartagena, las causas del fracaso de la Primera República y plantea que:

          La seguridad, la gloria y lo que es más, el honor de esos estados confederados, exigen imperiosamente cubrir sus fronteras, vindicar a Venezuela y cumplir con los deberes de la América del Sur, establecer en ellas las santas leyes de la justicia, y restituir los sagrados derechos de la humanidad.

      En el Manifiesto de Cartagena enfatiza en la importancia de la unidad continental y en la lucha por la independencia de la América del Sur, plantea lo productivo que es contar con gobierno central fuerte, porque “…mientras no centralicemos los gobiernos americanos, Los enemigos obtendrán las más completas ventajas”. Por estas elementales razones, es necesario impulsar el apoyo a las políticas unitarias que se gestan desde el seno del Proceso Bolivariano Revolucionario, encabezado por el Presidente Hugo Chávez, en aras de lograr la verdadera y auténtica independencia de nuestro continente y así lograr convivir  en un clima continental de paz, dignidad y libertad.

      El carácter radical, sistemático,  integrador e irreversiblemente revolucionario de Bolívar, constituye la  piedra angular de este pensamiento que junto a su programa económico y social, al igual que su ética, su esencia profética y visionaría y el ideal de la unidad  latinoamericana, conforman el sistema de un pensamiento de transformación social y libertad del ser humano.

   Estudiar a Bolívar desde la perspectiva  del concepto político es ahora, una obligación, cuando vivimos un proceso dignificante y cargado de importantes factores que nos indican el norte de nuestra definitiva liberación, y para ello debemos tomar como referencia obligada los conceptos que constituyen sus principios fundamentales como son: "Para nosotros la patria es América; nuestros enemigos, los españoles, nuestra enseña, la independencia y la libertad".

       Si bien podemos analizar este concepto de Bolívar, nos damos cuenta que la situación política de hoy día, referencialmente es la misma vivida por él en su época en la Iucha independentista, con la única diferencia que hoy, el imperio que nos acedia no es España, sino el gobierno imperial de los Estados Unidos de Norteamérica, por lo que nuestra enseña sigue siendo la libertad y la independencia,  para lo cual los pueblos americanos tienen el deber y la obligación en  declararse en lucha permanente si en realidad queremos ser dignos poseedores de una Patria Grande y Soberana del tamaño de los sueños de Bolívar y Miranda.

       En Venezuela, desde la guerra de independencia encabezada por Bolívar, las luchas campesinas lideradas por el General del Pueblo Soberano Ezequiel Zamora, pasando por las duros y férreos combates por la democracia,  a finales del siglo XIX y todo el siglo XX, hasta llegar al XXI con una fuerza revolucionaria impulsada por el ímpetu espiritual y libertario, en acción permanente, con su voluntad, decisión y sacrificio mancomunado en el combate participativo y protagónico, estamos en la obligación de discutir y entender los planteamientos revolucionarios que  nos hace  Bolívar, sobre todo cuando nos dice; "Para el logro de la libertad de América, más que mi gloria propia; para conseguirla no he ahorrado sacrificios" ... "Salvemos la patria cubriéndonos de honor, no menos por nuestra prudencia que por nuestro valor".

      Podemos redimensionar el pensamiento libertador de Bolívar y su esencia política por la abolición de la opresión y la explotación del hombre por el hombre, cuando el 15 de agosto de 1805, Bolívar pronuncia ante su maestro, el sagrado juramento de 'libertad humana:

    Juro ante usted; juro por el Dios de mis padres; juro por ellos; juro por mi patria, que no daré descanso a mi brazo, ni reposo a mi alma, hasta que haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español,  

      En estas citas, de Bolívar podemos encontrar un énfasis inusitado de profundo patriotismo donde se refleja su clarísima visión ética de su pensamiento político revolucionario, donde desarrolla un profundo accionar para darle a Venezuela una forma de gobierno, leyes e instituciones que organicen la vida de los ciudadanos, como se demuestra en su extensa documentación: discursos, cartas, proclamas, leyes y decretos, demostrando el profundo conocimiento de las doctrinas políticas, en cuanto a costumbres, historia y geografía, necesarios para el desarrollo del gran proyecto de organización política integracionista de los países americanos.

Santa Inés, Estado Lara 24/12/2010

(*)Activador de la Misión Cultura, Equipo “MOROTURAYE”

reinaldoch@yahoo.es 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 18339 veces.



Reinaldo Chirinos (*)

Licenciado en Educación Mención Desarrollo Cultural. Facilitador del INCES.

 reinaldoc06@gmail.com

Visite el perfil de Reinaldo Chirinos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Chirinos

Reinaldo Chirinos

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a114565.htmlCd0NV CAC = Y co = US