Lo que ocurrió realmente en Guiria

Hablando con personas que vivieron la experiencia ocurrida en ese municipio, me dicen que la guerra que se generó el día 10 de octubre en esa localidad no es algo que ocurrió espontáneamente. Esa es una lucha que vienen librando los pescadores desde hace aproximadamente 4 años, por lograr una mejor posición frente a la situación de privatización que presenta el antiguo puerto pesquero, que es ahora conocido como el puerto internacional de Guiria.

Guiria es una zona netamente pesquera, donde la gran mayoría de sus hombres y mujeres se hacen del sustento de su hogar, apoyándose en esta remota y digna actividad laboral. Pudiéramos decir que en ese municipio son más las personas que se dedican a esa actividad, que los que se dedican a otras. Por ello la insistencia de estos por contar para sí, con estas instalaciones.

Es bueno que se sepa, que este puerto lo privatizó el actual gobierno regional, durante el mandato de Rafael Caldera, junto a la salina de Araya y otros bienes de esta región.

Pero el conflicto que se generó y todo lo ocurrido se debió a un problema puntual como siempre ocurre. Allí funcionaba anteriormente una procesadora de hielo que fabricaba 200 toneladas de este producto. La cual fue desmantelada y llevada a Carúpano, en su lugar colocaron una procesadora que supuestamente estaba en capacidad de producir 46 toneladas, pero que en su mejor momento, lo que llegó a producir fue 18 toneladas. Esta producción no cubría la demanda de los municipios: Valdez, Mariño, Cajigal y Benítez, que han sido desde siempre clientes naturales en este puerto. La alta demanda del hielo y su disminuida oferta, generaban la elevación de los precios. Pero el problema mayor era que nunca se conseguía hielo. Hasta que llegó un momento que esta hielera dejó de producir.

El otro elemento importante era que no disponían del gasoil suficiente para cumplir con su faena de pesca, ya que al igual que el hielo, este producto siempre escaseaba.

El día 10 de octubre que fue cuando explotó el conflicto en el puerto del municipio Valdez, los pescadores mantenían desde hace 13 días, una toma de las instalaciones. Durante esos días mantenían comunicación con la Presidencia, el Minep y la Defensoría del Pueblo. De allí esperaban que surgiera una solución al conflicto. Pero inexplicablemente ese día la policía del estado, había llegado desde cumaná a las 4 de la mañana y junto a la armada, iniciaron un proceso de desalojo, de los que mantenían la toma. Arremetida que incluyó el uso de armas de fuego, además de las herramientas de represión habituales. Según pescadores; estuvieron bajo fuego 4 horas, desde las 6 a.m. hasta las 10 a.m. Generando el saldo de 16 personas heridas de balas y muchas heridas de perdigones. Una de las personas heridas casi pierde el ojo y otra presentó una bala alojada muy cerca de la columna vertebral, que le ocasiona problemas de movilidad. El puerto y sus zonas aledañas se cubrió de cartuchos de diferentes armas, largas y cortas.

Ellos asumen que la idea de desalojarlos no necesariamente estuvo motivada por la intención de recuperarle el puerto a la empresa que tiene la concesión. Sino que la verdadera motivación, es lo que ocurre en ese lugar. Y por el mucho ruido que se venia generando en el sitio. Lo cual estaba originando que se acercara mucha gente e instituciones, para buscarle solución al conflicto que se presentaba. Donde expresan ellos, que el contrabando de combustibles, es una de las ilegalidades más sanas de las que allí ocurren y donde gente impensable participa. La olla que se va a destapar, va mas allá de las exigencias justas, que están haciendo los pescadores. Y se dice que ese fue el gran miedo.

Otra cosa que expresan, es que la privatización que se da en el puerto es extraña. Ya que desde el gobierno local y regional se decide quién conforma y quién no, la directiva de esta organización. Además de otras cosas sin sentido.

El conflicto que solo contaba con un pequeño numero de pescadores que no superaba las 40 personas, llegó a aglutinar a todo el pueblo. Allí luego de la arremetida se vivió una situación parecida al caracazo. Solo que esta vez la molestia iba dirigida hacia quienes ellos consideraban eran sus agresores. Quemaron la alcaldía y la sede de un partido nacional. La situación no se complico más por la conciencia de la gente, por la habilidosa gestión de la guardia nacional, y por la intermediación de altos funcionarios del estado nacional. Pero se generaron situaciones que pudieron haber terminado de una muy mala manera. Y que pudo haber sido aprovechado por los especialistas en guarimba de la oposición. Lo cual hubiera resultado contraproducente.

Luego del día del conflicto y con la situación controlada, se continuó enviando patrullas, pero la presencia de los diputados y otros funcionarios evitó que se generara la gran tragedia.

Ahorita ellos mantienen la toma y están exigiendo el control total del puerto. Plantean la realización de un núcleo endógeno en ese lugar. Exigen que la comunicación sea directamente con autoridades nacionales.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6065 veces.



Pedro Figueroa


Visite el perfil de Pedro Figueroa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a26603.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO