Guarimba no, constituyente sí

Dan risa las contorsiones de la ultraderecha para oponerse a la Constituyente. Uno no encuentra qué hacer con gente que dice una cosa y la contraria sin coger aire. Pidieron constituyente y ahora no quieren constituyente. Pidieron elecciones y ahora no quieren elecciones. Formularon un esperpento: «Elecciones no, libertad sí». Ni contigo ni sin ti.

Freddy Guevara tuiteó en medio de la refriega que está instigando: «Tomar en resistencia pacífica una vía pública afecta al régimen. Trancar calle de urbanización te afecta a ti y vecinos #SobreGuarimbas» (tuit del 2/5/17 17:54).
El gobierno desmiente la propalada muerte de Leopoldo López mostrando un vídeo en que aparece vivo y fornido, pero su esposa Lilian Tintori tuitea: «El video de la dictadura es FALSO. La única fe de vida que vamos a aceptar es ver a Leopoldo» (tuit del 5/5/17 06:22). Si el vídeo es falso ¿Leopoldo está muerto? En ese caso el deber del rrrÉgimen es mostrar a Leopoldo muerto y no dar fe de su vida. Se vislumbra una trama lúgubre. La presencia en luto cerrado ante los medios de Lilian Tintori y Antonieta Mendoza inspira las peores sospechas para una esposa y una madre. ¿Qué jugarreta monstruosa se les cayó? Es por una duda que tengo. La idea ineludible es demasiado repugnante para permitir que siga emporcando mis neuronas. Así que paso a otro tema.

En efecto más perverso de la imbecilidad de la dirigencia opositora es abrir las puertas a la imbecilidad general. Uno que se las da de intelectual tiene el deber de hacer resistencia a esa imbecilidad generalizada, así sea solo para seguir sosteniendo el paripé de pensador.
Se ha perdido la cuenta de las guerras basadas en la imbecilidad. Y no la padecen solo quienes la practican, sino también los interlocutores, que tienen que ponerse a su nivel, es decir, donde los mentecatos tienen más experiencia. Cualquier intercambio chapotea en chocolate dulcito, misión maqueta, constituyente sí/constituyente no, son los colectivos, cacerolazos, dictadura y las citas gafotas que puse arriba.

Una dosis homeopática de racionalidad hace ganar la discusión. Pero ¿cómo se introduce esa dosis en quienes se niegan a dialogar como la gente? La estupidez es útil. Siquiatras, pasen, por favor.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2899 veces.



Roberto Hernández Montoya

Licenciado en Letras y presunto humorista. Actual presidente del CELARG y moderador del programa "Los Robertos" denominado "Comos Ustedes Pueden Ver" por sus moderadores, el cual se transmite por RNV y VTV.

 roberto.hernandez.montoya@gmail.com      @rhm1947

Visite el perfil de Roberto Hernández Montoya para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Montoya

Roberto Hernández Montoya

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a245502.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO