El no tan inédito asunto: el contrabando

Recién leí un artículo de noticia en Aporrea titulado, “(VIDEO) Zurda Konducta reveló video inédito del bachaqueo de alimentos en el estado Táchira,” donde se ve un video de una de la muchas maneras que se hace el contrabando de alimentos desde el estado Táchira hacia Colombia, específicamente entre el sector comercial de La Concordia en San Cristóbal, detrás del terminal de autobuses, hasta La Parada, del otro lado del puente internacional fronterizo de San Antonio, vía Cúcuta. Cúcuta se encuentra a unos 30 minutos de la frontera en buseta.  
 
Ver video aquí: http://aporrea.org/contraloria/n244604.html 
 
Aquí en la frontera donde vivo, esto no es nada nuevo. El contrabando es algo “normal.” Antes de recibir mi cedula venezolana, cruzaba la frontera entre San Antonio (Venezuela) y La Parada (Colombia) cada 3 meses para renovar mi estampa en el pasaporte, y me quedaba un día o en la casa de una persona precisamente en La Parada, Colombia, al lado del rio a unos pasos de la DAS y de la alcabala del ejército colombiano. (Ver fotos más abajo.) 
 
La Parada es un barrio donde pocos extranjeros se atreven a visitar, es un sector “escondido” con calles de tierra, y cientos de depósitos y almacenes lícitos e ilícitos de diferentes tamaños, donde se negocia principalmente los productos venezolanos que llegan a Colombia vía carretera y al cruzar el rio por cable de acero, ilícitamente o no. Allí se consigue de todo – Harina Pan, leche, azúcar, papel toilette, arroz, artículos de limpieza, jabón, etc. - y muy desgraciadamente productos del Mercal, PDVAL, y de Mi Casa Bien Equipada.  
 
Aquí abajo verán una foto de Google Earth de una parte de San Antonio, el puente, y La Parada:  
7°49'03.89" N  72°27'02.65" O. 
 
El puente entre San Antonio y La Parada mide alrededor de 350 metros de largo, y tiene alcabalas del la Guardia Nacional Bolivariana del lado venezolano (a la derecha), y del ejército colombiano del otro lado (a la izquierda). A unos 100 metros de cada lado del rio, al norte y al sur, se encuentra un cable de acero con un gancho, pero que no se ve en la foto, donde los contrabandistas cruzan (o cruzaban) la corriente todos los días, de día y de noche, allí mismo, frente a todos. Muchas veces he observado como cargan en sus hombros neveras, cocinas y microondas de Mi Casa Bien Equipada.  
 
Pero esta no es la única manera de hacer contrabando, se hace en moto (así como se demuestra en el video), a pie, en bicicleta, en carro, en por puesto, en buseta, en taxi, en camiones y gandolas. Cualquier método sirve, porque los contrabandistas saben que los efectivos de los gobiernos de cada lado de la frontera no pueden para e inspeccionar a todos los que cruzan el puente cada día. Estaríamos hablando fácilmente de unas mil personas por hora durante unas 10 horas cada día, lo que significa que son por lo menos unas 300,000 personas al mes! 
 
Para nosotros quienes vivimos en la frontera, la utilización de la palabra “inédito” en el artículo de noticia en Aporrea es cómico porque para nosotros no es nada nuevo. Toda la gente que vive en la frontera con Colombia, y no solamente en el Táchira, sabe que el contrabando de todo tipo existe. En el sector donde yo vivo, pensamos que por lo menos 50% de la población gana su vida con el contrabando. Todos conocemos a alguien que “trabaja” en el contrabando, entonces, cuando hay escasez de productos aquí en este pueblito, no le echamos la culpa al gobierno – aun los opositores no le echan la culpa al gobierno - porque todos sabemos que la culpa no es del gobierno, la culpa es nuestra. Somos contrabandistas, y punto. Todos lo sabemos. Todos sabemos por qué existen colas en las bombas de gasolina. Todos sabemos por qué no hay papel toilette o Harina Pan, y decimos, “Bueno, está todo del otro lado.”  
 
Aquí pueden ver algunas fotos que encontré en Google al ingresar “productos contrabando la parada.” Esto lo he visto en persona decenas de veces porque yo me quedaba allí en ese mismo sector. (No sé a quiénes les pertenecen estas fotos, pero espero que se permitan publicar aquí.) 
 
Ahora, hace tiempo que andamos escribiendo sobre esta desgracia cometida en buena parte por nuestra propia gente – quitándole la comida a nuestra gente por ganancia – pero al parecer, es solamente ahora que los venezolanos y las venezolanas que no viven en la frontera por fin están empezando a creernos. La escasez no es debido a una baja de producción en el país, o la falta de alimentos como tal, es que gran parte de nuestros alimentos y otros productos, producidos aquí o importados de otros países y subsidiados por el estado, se encuentran como decimos aquí, “Del otro lado.” 
 
No deberíamos echarle la culpa al gobierno, son decenas de miles de personas que “trabajan” en este sector del “comercio,” todos los días, y todas las noches, y no son todos colombianos, no, muchos son venezolanos y venezolanas, compatriotas que se les ha volado la consciencia por ganarse el dinero fácil, contribuyendo inconscientemente – aun criminalmente - a la escasez y la zozobra. 
 
La gran dificultad para la Guardia Nacional y la Fuerza Armada es que son miles y miles de personas haciendo el contrabando por cada rincón de la frontera en el Zulia, Táchira y Apure. La parte “utilizable” de la frontera con Colombia para este flagelo mide alrededor de 1500 kilómetros, donde los terrenos son muy difícil de acceso y conocido solamente por la gente de cada sector. Un ejemplo es el sector “detrás” de San Pedro del Rio, donde se encuentra un gigantesco sector llamado Las Minas (son minas de carbón), que se usa como territorio para el contrabando de cualquier tipo. Solamente la gente que vive en ese sector lejano conoce las rutas de tierra a través de las montañas hacia la frontera colombiana.  
 
Aquí verán algunas fotos de Google Earth de ese sector casi desconocido. Entre San Pedro del Rio y la frontera son solamente unos 9 kilómetros, pero muy montañoso.  
 
Ahora, aquí estamos hablando de solamente dos sectores, San Antonio, y San Pedro del Rio, que cubren solamente unos 10 kilómetros de una frontera de alrededor de 1500 kilómetros, ni el 1% del todo. ¿Cuántos efectivos de la GN y del ejército se necesitarían para supervisar estos 10 kilómetros de frontera? Decenas, cientos, o miles? Traten de imaginarse. El problema es complicado. Muy complicado. Mientras que la consciencia humana y social no la modifiquemos en nosotros mismos, este problema de la “viveza criolla” y del dólar fácil seguirá afectando a todo el país de manera muy negativa.  
 
De todas maneras, antes de echarle la culpa al gobierno por la escasez de productos, deberíamos estudiar de manera más profunda este MUY REAL y no tan inédito asunto: el contrabando. 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3205 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Guerra Económica 2013

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Guerra Económica 2013


Otros artículos sobre el tema Aporrea a la especulación

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Aporrea a la especulación



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a181464.htmlCd0NV CAC = Y co = US