La formula económica de la revolución socialista

En guerra económica y golpe cambiario que la derecha hipócrita y contrarrevolucionaria mantiene contra nuestro gobierno y pueblo bolivariano, se da por sentado que el conflicto económico tiene como “pecado original inundar el mercado con bolívares sin respaldo” (Orlando Ochoa). Sin embargo, no se dice nada acerca de cuál es el respaldo que tiene el dólar estadounidense, ni mucho menos acerca de la voracidad de esa burguesía aliada al capital transnacional, quienes utilizan el poder monopólico que tienen para incrementar los precios, destruyendo la capacidad adquisitiva del bolívar, y obteniendo, sin invertir recursos, reproducir sus ganancias. Toda la estructura monetaria-financiera nacional está distorsionada por el poder de incrementar los precios que continúa teniendo la burguesía bancaria, industrial y comercial importadora. Ellos jamás divulgarán el hecho, que a nosotros toca revertir, que sus capitales se alimentan, crecen, se recomponen y se expanden a costa de la inflación, del incremento imparable de precios de todas las mercancías/servicios, incluyendo la mercancía dinero-dólar-precio, incremento de precios que ejerce impunemente el sector privado hegemónico.

El mecanismo de comportamiento, en el marco de las leyes del dinero del imperialismo monetario, leyes que se imponen para maximilización de la ganancia durante el proceso de circulación del dinero-dólar sin respaldo, es la destrucción del valor real del bolívar. El cálculo económico neoliberal impide una estructura económica de valor real quedando el bolívar, y junto a él todas las demás mercancías, reducido a basura de valor nominal definido por el precio.

El capitalismo que todo lo transforma en mercancía, nuevamente está quebrándole la columna vertebral a la revolución bolivariana, a través de Fedecámaras, Asociación Bancaria de Venezuela, Fedeagro, Fedenaga, Consecomercio, Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos, Asociación Nacional de Supermercados y Autoservicios, Empresas Polar, Bloque de Prensa Venezolano, Cámara Inmobiliaria y Cámara Venezolana Americana Venamcham. Para ellos la explicación es simple, “al distorsionar los precios con los controles del Estado se impide que el mercado funcione y eso estimula el acaparamiento y el desabastecimiento”.

Los expertos económicos capitalistas hacen objetivo común en la utilización de su instrumental analítico para afirmar que la causa de la inflación en Venezuela es provocada por el incremento de la liquidez monetaria, exceso de la cantidad de dinero en circulación en relación con la cantidad de bienes/mercancías existentes, según la Teoría Cuantitativa del Dinero, base de toda la ciencia economía oficial neoclásica embustera y base de la política económica neoliberal. Pero realmente, ésta no es única causa de inflación, existen otras causas, factores, variables, que contribuyen al incremento generalizado de los precios, como es la inflación importada; el desabastecimiento provocado por los empresarios parásitos revendedores, que mantienen el falso argumento: “los precios de venta no cubren los costos y por lo tanto se desincentiva la producción”. La principal causa de inflación en Venezuela no es monetaria, es por el incremento de precios que ejerce el sector privado.

En el contexto anteriormente descrito, el ajuste cambiario (1) ejecutado el 15/02/2013 por nuestro gobierno bolivariano, ha sido utilizado por las fuerzas (estratos y sectores) de la derecha golpista, estableciendo un diferencial que oscila entre 500% y 800% entre los precios de CADIVI Y SICAD y los del mercado negro, usufructuando económicamente con la expansión monetaria de sus capitales y políticamente afianzando a los ideólogos del capitalismo, confundiendo, aprovechando el desconocimiento de la población acerca de cómo funciona la economía capitalista, escamoteando la verdad científica del hecho histórico.

Sin embargo, seguimos adelante, venciendo. Bajo un nuevo paradigma, el modelo venezolano de producción económica directa, sin intermediación del dinero-precio-capital, en el marco de nuevas leyes de funcionamiento de economía socialista, garantiza que el trabajador proporcione máxima felicidad con su trabajo, y se correspondan relaciones sociales de producción establecidas conscientemente y fuerzas productivas del trabajo humano total, a través de un valor óptimo referencial, valor probable de producción económica directa socialista, y en donde costos, precios y salarios, obedezcan a un sistema presupuestario de financiamiento, como el propuesto por el Che Guevara.

En el nuevo circuito económico-financiero-monetario no operaría la ley de mercado “corriente igualación interna de precios múltiples (CIIPM)” y “correlación y paso del dinero a precio y del precio a dinero” que definen la oferta y la demanda, en donde el precio es la mano invisible del mercado capitalista (ley descubierta por Adam Smith, 1723-1790).

El dinero-capital como intermediario de la producción económica indirecta capitalista, el dinero-capital como factor y patrón supremo regulador de economía en términos de valores de mercado, dejaría de existir. Las relaciones múltiples que se dan entre grupos de mercancías (mercancía dinero, mercancía bienes/servicios y mercancía fuerza de trabajo humano), en su triple representación de DINERO-PRECIO-MERCANCÍA en el sistema estrictamente capitalista, deja de tener vigencia.

El proceso productivo donde el dinero se convierte en mercancía, para luego retornar a dinero incrementado D – M - Dʹ y como Dʹ > D el capitalista obtiene un beneficio, quedaría en la prehistoria de la sociedad.

Dinero-Precio-Mercancía-Precio-Dinero

La ciencia económica y social convalida la desigualdad y fragmentación de la sociedad actual originada por el capital, concentrando en manos privadas, la propiedad de los medios de producción y reproducción de la vida material, así como también los medios de producción de conocimientos.

El Estado Nación debe reorganizarse por el poder que tiene su cuerpo social, en plan industrial de producción-distribución-comercialización-intercambio-consumo, utilizando el dinero como medio de cambio y no de referente para la formación de valor subjetivo a través del precio como constituido de la moneda.

Debemos asumir conscientemente la conducción planificada de la economía considerando factores político-sociales de avanzada en fase de definición de objetivos del socialismo científico (2).


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2216 veces.



Iván Carbajal T.


Visite el perfil de Iván Carbajal para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Guerra Económica 2013

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Guerra Económica 2013


Otros artículos sobre el tema Aporrea a la especulación

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Aporrea a la especulación



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a176356.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO