Cuba: "Esta ha sido la Cumbre del egoísmo, de la prepotencia y de la mentira"

Explicación de voto de la delegación de Cuba realizada por el ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Pérez Roque, sobre el Documento A/60/l.1, que contiene el texto final aprobado por la Reunión de Alto Nivel del 60 Periodo de Sesiones de la Asamblea General de la ONU

Señor Presidente:

Este plenario acaba de aprobar el documento A/60/L.1, que contiene el documento final de esta reunión de Alto Nivel. Como Usted conoce, en la sesión de clausura del 59 periodo de sesiones, Cuba formuló reservas y observaciones sobre dicho documento que ahora deseamos reiterar.

A las groseras irregularidades del proceso de negociación, con su secuencia de imposiciones, secretismo, exclusiones y discriminación, se unen las graves omisiones de este documento.

No se quiso siquiera incluir referencias al desarme nuclear y al desarme general y completo, aspiraciones de la mayor parte de la comunidad internacional durante las últimas cuatro décadas.

No se aceptó incluir medidas concretas para tratar de cumplir las metas de desarrollo del milenio que, a pesar de su insuficiencia ante los graves problemas que enfrentan hoy los países del Tercer Mundo, distan mucho de anunciar su cumplimiento para las fechas pactadas hace ya cinco años.

Las referencias al desarrollo, al comercio, al medio ambiente y otros temas de fundamental interés para la mayoría de los integrantes de esta organización, han sufrido un retroceso imperdonable.

En cambio, los Estados Unidos y sus más cercanos aliados, sin tomar siquiera en cuenta que la presentación a la hora decisiva de 750 enmiendas ponía en crisis la Cumbre, insistieron hasta la saciedad en la creación de fondos, consejos, comisiones y controles de todo tipo que en lugar de fortalecer el papel de la organización, lo diluyen, lo distorsionan y ponen en precario la unidad imprescindible que se requiere para salvar miles de millones de vidas humanas que hoy padecen miseria, hambre e insalubridad.

Esta ha sido la Cumbre del egoísmo, de la prepotencia y de la mentira. La Cumbre en que se nos pretende presentar como un gran logro el incremento de la Asistencia Oficial para el Desarrollo, utilizando para ello la condonación de determinados montos de la deuda externa, que, de todas maneras, los países deudores jamás habrían podido pagar.

¿Dónde figuran en este documento los compromisos concretos de trabajar hacia un nuevo orden internacional más justo y equitativo? Por el contrario, hemos escuchado intervenciones en esta sala de tono amenazante y agresivo y otras que rayan en el insulto.

Mi delegación no cree que debamos congratularnos por los resultados de esta reunión y mucho menos por el contenido de su documento final.

En la tarde de ayer, el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, fue sumamente claro al destacar los serios problemas que esta organización, que fuera creada para salvaguardar y promover la paz, la dignidad, la justicia y el desarrollo a escala planetaria, tiene y tendrá para cumplir con los propósitos de su Carta mientras los poderosos sigan impidiendo que aquellos, a quienes la propia Carta definió como "nosotros, los pueblos" rijan los destinos de las Naciones Unidas.

Cuba apoya plenamente y sin reservas las palabras del Presidente Chávez.

Ahora nos enfrentamos a una nueva etapa, en la que debemos llegar a la concreción de lo decidido hoy. Será la decisiva. En los nuevos procesos negociadores que se avecinan no pueden repetirse las manipulaciones de días pasados y dichos procesos deberán ser verdaderamente abiertos, democráticos, participativos y sin imposiciones de tipo alguno.

Sabemos que ya hay delegaciones que trabajan para que ello no sea así. La delegación cubana, señor Presidente, espera que Usted se convierta en su garante de la justicia y la equidad.

Muchas gracias



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4467 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter