A propósito de la enmienda

Criticas al discurso libertario y otras veleidades

Siempre he creído en el debate de la ideas y una de ella es la de los liderazgos y el pueblo que las respalda.

Recordando un poco la historia, tenemos que apenas había trascurrido unos meses de la pomposa toma de posición del presidente Carlos Andrés Peres en el teatro Tereza Carreño en Diciembre de 1988, cuando en febrero de 1989 el pueblo de Venezuela salio a la calle con la finalidad de darle una certera patada a un sistema económico que lo agobiaba y a esa institucionalidad ideológica estupida en la cual estaba encerrada. Una inflación desbocada, acaparamientos de los alimentos, el poco dinero disponible perdiendo rápidamente el misero valor que tenía, el trasporte publico paralizado y esperando nuevas tarifas. Total falta de visión de algún político, líder partidario o social que asumiera la conducción del sentir popular y señalara un camino. Consecuentemente nuestro pueblo salio ciego, sin nadie que le indicara sobre la toma del poder o de alguna metodología que lo condujera de forma precisa a conseguir alguna salida. Esta fuerza contenida hizo explosión y mostró su potencial de cambios, por lo que las fuerzas militares y de represión del régimen institucional se sintieron desafiadas y sus pusilánimes mandos amenazados por los torrentes del pueblo, pero como la mismas estaba desarmada, fue aprovechado para dar un ejemplo y para la masacre.

En ese momento histórico no existía nadie de la izquierda exquisita o no , de cualquier grupos de revolucionarios con alguna pretensión de liderazgos, por lo menos con alguna propuesta realista de toma del poder, o cuando menos de iniciar un proceso de cambios concreto, alguien con una luz al final del túnel. Estábamos los sectores sociales activos en una incertidumbre, algunos desmoralizados, productos de las torpezas propias, de la ingenuidad y ahora demostrado acertadamente por una periodista valiente, de la manipulación descarada del imperio. Posteriormente, desde ese momento hasta el 4 de febrero del 1992 cuando irrumpe el comandante Hugo Rafael Chávez Frías trascurrieron varios años y aun se recuerda en ese lapso la cantidad de tesis, elucubraciones, ideas, sandeces y estupideces de los supuestos lideres políticos del momento, analizando las causas de ese sacudon social, parecían estar mas bien a punto de descubrir la inmortalidad del cangrejo y a los cuales solo les importaba perpetuar aquel conjuntos de relaciones que favorecían a esas manadas de inservibles. Durante ese lapso de tiempo no se escucho a alguien que propusiera cosa diferente a lo anterior, tampoco de alguien supuestamente con ideas libertarias o por lo menos con alguna idea sobre una teoría revolucionaria vergataria. Lo que si se escuchaba en el pueblo era sobre que nadie asumía responsabilidad de nada; ni siquiera los pensadores o revolucionarios libertarios de bares y cafetines, mucho menos los políticos, empresarios, lideres espirituales y menos los dueños de los medios de comunicación. Coño una total irresponsabilidad entre los diferentes supuestos lideres tanto de la derecha oligárquica, como de los ricos y poderosos, como de lideres de la izquierda exquisita y también de la revolucionaría.

Entonces ahora, en este año 2008, precisamente cuando el árbol cumple diez años dando sus frutos, surgen de manera espontánea innumerables analistas e ideólogos llamados, inclusive los coños se hacen llamar (con unas grandes ideas, es decir idiotas) de cómo acabar con el único árbol, al cual el pueblo le tiene su esperanza depositada. Los tipos tienen una teoría revolucionaria del carajo para asumir la construcción del socialismo, pero eso si, lo primero de esa teoría es acabar con el liderazgo del presidente Hugo Chávez, que lo demás se da por añadidura. Argumentan con las mismas ideas de la derecha, hay un supuesto partido comunista internacional que le lanza más piedra al proceso venezolano que a las fuerzas de la derecha que pretende combatir. Otro con unas supuesta ideas libertarias( ideas parecidas a gobernanzas que utiliza la CIA en sus acolitos) que pareciera que están reconcomiados por cosas que ellos no han tenido, ni el coraje, ni la inteligencia para hacerlo o por que no fueron llamados a formar gobierno. Por lo tanto, apuesto fuertes a lochas que están mas cerca de las finanzas de la National Endowment for democracy (NED)


"A EE.UU le importan un bledo las Naciones Unidas y la legalidad internacional, y tiene su propio perrito faldero, la patética y supina Gran Bretaña"

Discurso de agradecimiento por el Nobel de literatura de:

Harold Pinter

(Gran Bretaña, 1930), Pinter.

Dramaturgo británico nacido en Londres y recientemente fallecido.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2522 veces.



Delfín Amaro


Visite el perfil de Delfín Amaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a69888.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO