Cómo gobernar en estos tiempos y seguir siendo socialista

Es un tema que ha estado en el ambiente luego de la propuesta de Chávez, las escuelas socialistas se le debe dar el valor intrínseco que ellas tienen; el momento histórico que vive el proceso bolivariano, la prueba de fuego del PSUV, el triunfo de un alto porcentaje de los candidatos chavistas, las responsabilidades en las instancias regionales y locales que tienen estos camaradas y la urgente necesidad de impulsar el nivel de formación político-ideológico de los militantes del PSUV, colocan el tema de las escuelas de cuadro en primer orden además, por el triunfo electoral en las regionales con los lineamientos del comandante de profundizar la revolución, obligan a tener el tema presente hoy más que nunca.

Para obtener mayor efectividad en la aplicación de este plan de formación y acción de gobierno, la articulación de iniciativas en este sentido deben ser llevadas a cabo por el PSUV y con la participación activa del líder de la revolución, tomando en cuenta que no debemos desvincular la ideología revolucionaria de la acción revolucionaria manifestada en la acción de gobierno. El momento post-electoral crea un conjunto de condiciones en donde se hace urgente instrumentar un conjunto de iniciativas en este sentido, en el referente a la acción de gobierno, cuyos lineamientos generales deben ser impulsadas por el PSUV y su estructura, haciendo los ajustes necesarios en las distintas instancias, deben constar de una acción y visión socialista del tema, como dijimos antes. Un plan de estas características no puede estar divorciado de la acción de gobierno llevada a cabo por los camaradas que deberán cumplir responsabilidades en gobernaciones y alcaldías. En esta articulación el partido debe cumplir la función articuladora necesaria y esta coordinación tiene que estar orientada desde la presidencia del PSUV, es decir, aunque parezca sencillo no lo es, gobernar y articular la política de formación de cuadros pudiera prestarse a confusión para algunos, sin embargo, esta no es la idea, la idea es producir el binomio entre teoría y praxis revolucionaria y quien mejor que los alcaldes y gobernadores para impulsar esa praxis revolucionaria a través de la acción de gobierno en sus localidades.

El presidente del partido, el comandante Chávez, lanzó la propuesta de 100 medidas socialistas en los primeros 100 días de gobierno, la pregunta es: ¿Como se coordina y articula todo este ambicioso plan? ¿Como se coordina? ¿Como se supervisa? Se nos ocurre pensar que en lo referente al gobierno, es decir, en la articulación y sistematización de las instancias de gobierno Nacional, Regional y Municipal, sería interesante ensayar con una especie de consejo de gobernadores, reunidos estos cada semana con el presidente de la república, allí se coordinarían las políticas hacia y desde cada región, por su parte, cada gobernador contaría con un Consejo de Alcaldes revolucionarios que a su vez mantendrían el vínculo entre el ámbito regional y local; el alcalde a su vez sostendría un Consejo Comunal Ampliado, es decir, una articulación con los Consejos Comunales de su municipio que haría lo propio a través de asambleas de ciudadanos.

Ahora bien, nos surge la siguiente interrogante: ¿Como se le hace seguimiento a toda una gestión de gobierno con estas características? Sobre este particular el avance de la informática nos ofrece una extraordinaria herramienta; cada estado puede tener una página web que permita hacerle seguimiento y ubicar el status de cada uno de los proyectos que desde los Consejos Comunales y comunas socialistas surjan; el alcalde se dedicará a coordinar con los Consejos Comunales todo lo referente a los proyectos socialistas que se generen desde las comunidades, haciéndoles en el ámbito municipal el perfil necesario, las gobernaciones habilitarían oficinas de carácter técnico que en coordinación con las alcaldías definirían el perfil técnico de cada proyecto y luego la oficina nacional de planificación evaluará el carácter socialista del mismo con el aporte del PSUV y el presidente y líder del proceso, al igual que el tema financiero y otros detalles de orden técnico-político.

En las regiones donde no se obtuvo la gobernación, el ensayo, aún cuando pudiera correr mayores riesgos, sin embargo, también ofrece las mayores oportunidades de ensayar con un nuevo esquema de gobierno alternativo a tradicional burgués, el sistema de gobierno de la democracia directa y el de transferencia directa a las comunidades de recursos por medio de los Consejos Comunales y las Comunas.

Las medidas de este tipo indudablemente requieren de los ajustes de carácter técnico-jurídico; en el caso de los alcaldes y gobernadores nuestros el problema no debe ser mayor cosa, en el caso de las alcaldías y gobernaciones escuálidas obviamente el problema aumentará, aunque, esto también garantizará la posibilidad de ensayar un modelo de gestión que rompe con el viejo estado burgués y fortalece el poder popular y por supuesto coloca al frente de todos la posibilidad de ensayar el esquema socialista.

La derrota del estado burocrático burgués

Este detalle es bien interesante, para lograrlo se requiere tener un acertado conocimiento del pasado para ubicar acertadamente el presente y definir correctamente el futuro socialista de nuestra sociedad; un alcalde o gobernador que no se atreva a romper con el viejo esquema tampoco puede pasar por debajo de la mesa en la evaluación política del PSUV, sobre este particular debe funcionar la disciplina y conciencia revolucionaria, la escuela de cuadros cumple entonces aquí un rol vital. Mientras no tengamos conciencia que llegamos a las estructuras del estado burgués con el fin de derrumbarlo, nuestras acciones, nuestra voluntad revolucionaria terminará absorta por la vieja burocracia y tarde o temprano nos dejaremos atrapar por las estructuras burguesas y terminaremos en sus garras, acabados como muchos. El país está lleno de esos cadáveres insepultos, personas que llegan a esas instancias de poder y terminan atrapadas por "la exquisita burocracia", en manos de "empresarios socialistas" como Abdalá Makle, Gian Carlo Napolitano, etc. Y paren ustedes de contar, por esta razón, el PSUV, las redes populares y los revolucionarios debemos tener claro el objetivo por el cual nos abrimos paso en estas elecciones y combatimos por acceder al poder regional, no solo por el poder sino por hacer la revolución socialista.

El presidente Chávez nos hace un llamado a construir los espacios socialistas, las zonas socialistas y le asigna la tarea a los gobernadores y alcaldes revolucionarios, no obstante, esta es una responsabilidad de todos y cada uno de los que creemos en la revolución y aspiramos a construir el socialismo, si no rompemos con esa lógica burguesa del estado burgués, jamás estaríamos acabando con el sistema capitalista y tarde o temprano seríamos arrastrados por el sistema hasta convertirnos en una clase política que solo persigue el poder sin procurar dinamitar las estructuras del viejo estado capitalista. Seguramente nuestros alcaldes y gobernadores que llegan a sus cargos generando amplias expectativas se consigan con gobernaciones y alcaldías con las ollas peladas, ante la presión del pueblo que necesita respuestas, y ante la habilidad de "los empresarios socialistas", lo primero que se les ocurre, erróneamente, es recurrir a los servicios de esas corporaciones, es allí donde se requiere de la acción coordinada a todos los niveles para poder articular acciones que rompan con el "secuestro institucional" y en ello el partido tiene una función de contraloría política que hacer, para que nuestros camaradas no sean objeto de esos "secuestros corporativos" llevados a cabo por empresarios capitalistas, la mayor parte de las veces ingenuamente se cometen estos errores producto de la angustia que genera ser dirigente social y no poder dar respuesta rápida y contundente a un sinnúmero de problemas existentes en todos lados, sin embargo, todo revolucionario debe tener la más absoluta conciencia que a estos cargos se llegó para hacer la revolución socialista y por ello, mi apreciado gobernador, mi apreciado alcalde, por los momentos no les queda otra cosa que resistir como valientes que seguramente a nuestro comandante en jefe se le ocurrirá algo para palear la situación (hay información de alcaldías que estaban en manos de la oposición que las dejaron desmanteladas), mientras tanto camaradas, resistan, recurran al partido, a los batallones, organicen jornadas de trabajo voluntario, apelen a la consciencia del pueblo, a los Consejos Comunales, al gobierno nacional, pero ¡por dios! no caigan en las garras de los que hoy le guiñan el ojo ofreciéndole " su experiencia", la "capacidad de mi empresa", con expresiones de "tranquilo después me paga" y otros estratagemas en donde los que son expertos corrompiendo las manejan a la perfección. Si algún alcalde recién electo, sobretodo los que heredan una gestión escuálida se le ocurre leer este artículo seguramente saldrá bastante confundido, aproveche y colóquese frente al espejo y reflexione...si es socialista usted resistirá.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1806 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor


Notas relacionadas