El gobierno guyanés no baja la guardia ni el hacha de la guerra

El gobierno de Guyana, que no es tal, sino un títere de quien realmente llevan las riendas del poder como es la ExxonMobil; para ellos el Acuerdo de Ginebra de 1966 es letra muerta; pero es el que lleva la voz cantante desde el punto de vista de la legalidad en todo lo que respecta al Esequibo. Otro tanto hace la Declaración de Argyle del 15 de diciembre pasado, que señala que cualquier controversia entre Venezuela y Guyana se resolverá de conformidad con el Acuerdo de Ginebra. En Argyle se firmaron 11 cláusulas para limar las asperezas en las relaciones entre los dos países; pero al parecer y por el rumbo que han tomado los acontecimientos, ha faltado en aquello de mantener la región en zona de paz. El guapetón de Guyana continúa clavándole los colmillos a través de su sociedad con la ExxonMobil al petróleo del Esequibo y no contento con esto permite el ingreso a las aéreas en reclamación de un barco de guerra enviado por el Reino Unido a participar en Guayana en "maniobras militares" el pasado 28 de diciembre, que no era otra cosa que ponerse a la orden al capataz en caso de una confrontación bélica; finalmente fueron desalojados por la acción oportuna de la armada venezolana; no contentos con esto "invita" a Daniel Ericson, representante del gobierno gringo se reunió con el gobierno y con la empresa que controla el poder en Guyana. La corporación petrolera que no se queda atrás se trajo a Mike Pompeo, ex secretario de Estado gringo y ahora un asalariado de esta empresa y con un largo historial como hacedor de guerras en el mundo. El gobierno de Guyana sigue muy campante usurpando los recursos que no le corresponden. Se oye que la ExxonMobile a través del bloque de la Stabroek tiene planificado para este año, una producción que puede subir a los 1.3 millones de barriles diarios, que convertiría a Guyana en el mayor contribuyente no perteneciente a la OPEP de los suministros mundiales.

El día 25 de enero se dio nuevamente una reunión, en este Caso se escogió a Brasil, con la finalidad de dirimir algunas flaquezas que el gobierno guyanés ha venido cometiendo, allí asistieron Los Cancilleres de Venezuela y Guyana: Yvan Gil y Hugh Todd y como anfitrión el Ministro de Relaciones Exteriores Mauro Viera. Yvan Gil fue enfático en respetar el Acuerdo de Ginebra y evitar la intervención de potencias extranjeras en la controversia y la necesidad de "examinar la posición y acciones de Guyana respecto a las áreas marinas, no delimitadas para asegurar el respeto a las condiciones acordadas hace décadas entre nuestros países". Además de abordar, los puntos y delineamientos de la Declaración de Argyle acordadas el pasado 14 de diciembre que al parecer y por los pitos que tocan ha existido una flagrante violación, como lo hemos señalado por el gobierno de Guyana y la ExxonMobil; que se han mostrado envalentonados llevando a cabo acciones que distan mucho a lo pactado. El gobierno del Brasil dejo abiertas las puertas para otro encuentro entre estos dos países….



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1080 veces.



Luís Roa

Licenciado en Administración de Empresas (ULA). Luchador social. Jubilado de CVG Alcasa

 Luisroa519@gmail.com

Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema El Esequibo es nuestro

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre El Esequibo es nuestro