Conspiraciones contra el proceso bolivariano

Después de la muerte de Hugo Chávez y el triunfo de Nicolas Maduro en las elecciones presidenciales del domingo 14 de Abril de 2013, las conspiraciones para derrocarlo o amputar la territorialidad venezolana, no han cesado. Siempre con una mano "peluda" de poderosos intereses norteamericanos, moviéndose tras bastidores.

Al analizar cronológicamente episodios profusamente conocidos y otros que me constan de manera personal, en ellos encuentro elementos para sospechar la existencia de un hilo conductor. El mismo guion aplicado a situaciones y conflictos políticos similares en épocas pasadas.

Todos esos intentos conspirativos seguramente contaron con el aval de factores de poder encabezados por el Presidente Donald Trump, quien aún derrotado continua locamente acariciando la aventura de dar el zarpazo final contra el mandatario venezolano.

Mencionare tres hechos: 1.- EL martes 5 de enero de 2016, el recién electo Presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, aseguró categóricamente que en un lapso no mayor de seis meses, encontrarían el método "constitucional" para desalojar a Maduro del poder.

Con tamaño despropósito y atentado contra el régimen democrático, estaba poniendo Allup en evidencia, que detrás de aquel objetivo fascista, tendría que estar necesariamente un factor de fuerza externo muy potente, para poder hacer ejecutar su método "constitucional", no previsto en ninguna parte del articulado de la Carta Magna Bolivariana.

Es de ingenuo suponer que tal intento de Golpe Presidencial, fuese una simple bravuconada del dirigente adeco. El transcurso del tiempo se encargará en el futuro, de debelar en detalles, quienes le proporcionaban tanta seguridad al Jefe parlamentario, para que con incisiva vehemencia, se responsabilizara personalmente con tan fatídico anuncio.

2.- Otro caso que merece ser incluido en esta reflexión, es la actitud de Juan Pablo Guanipa, electo Gobernador del Estado Zulia el 15 de Octubre de 2017, quien se negó a juramentarse ante la Asamblea Nacional Constituyente. Su argumento, según escribió el 23-10-17, vía Twitter: "De rodillas, solo ante Dios, el pueblo y la Constitución". Ese mismo día por televisoras nacionales e internacionales dijo: "Buscan en nosotros quien convalide su inconstitucional ANC. El Zulia no se doblegará jamás ante la dictadura. Seguimos de Pie".

Esta posición del dirigente regional contra el Poder Central, me permite recordar el desenlace que tuvieron las negociones para el manejo del Canal de Panamá, entre Colombia y los EEUU, a comienzos del siglo XX. Inconformes los gringos con la exigencia del Gobierno de Bogotá, prefirieron soliviantar los ánimos de los panameños que en aquel momento eran jurisdicción Colombiana. Se alzaron, e inmediatamente tropas de los Estados Unidos les apoyaron, estimulando la creación de un nuevo Estado sumiso que les permitiera manejar la vía interoceánica a su real entender y saber.

En fecha 24-10-17, Guanipa, apoltronado en cómodo sofá de un hotel cinco estrellas de Maracaibo, vislumbraba una situación de mucha conflictividad social con grandes movilizaciones populares que terminarían imponiendo su proclamación como Gobernador del Estado, en abierto distanciamiento con la Presidencia de la Republica como máxima expresión del Poder Central. Ante semejante eventualidad, que no paso de ser una quimera, ¿Estaría el dirigente opositor, esperando y contando con el apoyo abierto y directo de los EEUU para posesionarse como Gobernador?, y repetir la experiencia de los panameños en el Zulia.

Por lo ocurrido posteriormente con su tocayo Guaidó, no es descartable esa interrogante.

3.- En la investigación que realicé para publicar un libro sobre Francisco Pividal, descubrí que el historiador cubano fue amigo del Expresidente Belisario Betancourt. Terminada la obra, estime importante presentar el texto en Bogotá, para lo cual era necesario comunicarme con el Dr. Iván Rincón, Embajador de Venezuela en Colombia. Sus teléfonos me los suministró la Ex rectora de la Universidad del Zulia, Ismelda Rincón.

Cuando me vi con ella, en fecha muy anterior a la toma de posesión de Iván Duque Márquez, me advirtió, que el Presidente electo le había indicado categóricamente al embajador venezolano que prepara sus maletas porque él, al asumir el Gobierno, inmediatamente rompería relaciones diplomáticas con Venezuela.

Con estos tres casos queda claro que el actual proceso bolivariano, siempre ha estado al acecho de grandes intereses foráneos, y como complemento a esa intensión de destruirlo, se suma una feroz campaña para señalar como fraudulentas las elecciones parlamentarias de este domingo 6 de diciembre.

El ventajismo es evidente (han impedido total y groseramente la presencia del PCV y su APR en toda la TV pública y privada) y el abuso del poder, bárbaro, pero aun así, no es cierto que el gobierno pueda torcer la voluntad popular.

Al "ojo por ciento", como dice el periodista Orlando Villalobos, habrá mucha abstención. Este tipo de elección convoca menos y hay que agregar la quiebra de los servicios públicos, hiperinflación, disolución de salarios, la corrupción galopante, falta de gasolina. Todo lo cual es un hándicap en contra del partido de Gobierno.

Frente al caos y la anarquía reinante, hicimos el llamado a votar con la tarjeta del Gallo Rojo del PCV, como garantía para restituir el cauce verdaderamente socialista y luchar a fondo contra la corrupción en el proceso bolivariano venezolano.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 687 veces.



Alirio Almao

Abogado Memorialista.

 alirioalmao@hotmail.com      @AlirioAlmao

Visite el perfil de Alirio Almao para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: