Tarea prioritaria de la Asamblea Nacional

SOCIALIZAR LA SALUD, LOS SERVICIOS FUNENARIOS, ESTABILIZAR EL SIGNO MONETARIO y APOYAR SIN MIEDO LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCION

En nuestra opinión, entre otras ocupaciones fundamentales, la Asamblea Nacional que se instalará el 5 de Enero del 2021, deberá abocarse prioritariamente a las tareas de Socializar la Salud, los servicios funerarios, estabilizar el signo monetario y apoyar sin miedo y sin tapujos, la lucha contra la corrupción.

Si cumple con estos objetivos, se estarán cortando las principales fuentes que alimentan la acumulación de riquezas especulativas y mal habidas que caracterizan al capitalismo salvaje, hoy lamentablemente imperante en Venezuela, y sus habitantes comenzaremos a revertir los escandalosos niveles de empobrecimiento colectivos.

Lo que estamos planteando y exigiendo a los nuevos parlamentarios no es una misión imposible. Ya otras naciones han alcanzado esta meta. Por ejemplo Cuba, país bloqueado por los Estados Unidos hace aproximadamente 58 años, los tiene resueltos desde el comienzo mismo de la revolución socialista. Veamos punto por punto:

En el caso de la salud, los camaradas de la Mayor de las Antillas, disfrutan de un servicio integral, eficiente y gratuito, en todos los tramos de la vida, desde la infancia hasta la muerte. Incluso en caso de severos traumatismos, pueden acceder a la cirugía plática sin costo alguno. ¿Cómo han logrado obtener los cubanos estos beneficios?,

Porque tienen socializada la atención médica. Cuando coexiste el ejercicio privado con el sector público, las clínicas particulares operan conspirando contra el servicio gubernamental, incluso las parasitan en beneficio propio, y por sus elevadísimos costos, son inaccesibles para el común mayoritario de los venezolanos. Un Gobierno que se califica de progresista y revolucionario, debe proceder sin demora a la socialización de la Salud.

En el caso de los requerimientos funerarios, también los cubanos son un ejemplo, con una atención gratuita que presta un ente gubernamental, sin que ellos vivan los sobresaltos y el descalabro patrimonial que sufre una familia venezolana a la hora de atender una emergencia fúnebre.

En Venezuela, salvo raras excepciones, el empresario de los muertos se hizo millonario. En su afán por enriquecerse más y más, cada tres años se declara en quiebra mercantil, para evadir su responsabilidad de atender los contratos con altos porcentajes de siniestralidad. Inmediatamente con los mismos accionistas e igual patrimonio, pero con nombre diferente, se constituyen nuevamente en empresa mercantil, para seguirle sacando provecho al entierro de los difuntos.

Para los hijos de la tierra de José Martí, actualmente la muerte es un acto sobrecogedor que transcurre con la mayor naturalidad, sin que dicha tragedia familiar genere conflictos económicos de última hora. ¿Tienen derecho los venezolanos de disfrutar del mismo sosiego y tranquilidad a la hora de una contingencia funeraria con un ser querido?

La respuesta está en manos de la nueva Asamblea Nacional que debe aprobar una legislación que garantice la gratuidad de los entierros, por medio de un Instrumento Legal que socialice los servicios funerarios, atendido por autogestión de los Consejos Comunales y el ente oficial que se designe.

Desde Maracaibo, para atender esta calamidad colectiva, a través del Grupo Bastión Moral, hemos venido insistiendo en el Proyecto Misión "Clave Azul", para que la familia venezolana pueda solventar una emergencia funeraria sin los traumas económicos y la afectación ruinosa de su patrimonio. Bastión Moral cuenta con recursos humanos especializados con largos años de experiencia en el área funeraria que los pone a disposición de la Asamblea Nacional para resolver esta grave situación de sanidad pública.

Con relación a la inestabilidad y la perdida escandalosa del valor de nuestro signo monetario (el otrora Bolívar Fuerte), resulta curioso, inexplicable y hasta trágico, porque en otra república, también bloqueada y asediada por los Estados Unidos, como lo es la gloriosa Cuba Socialista, este fenómeno esté ausente totalmente.

Desde hace más de 15 años la paridad cambiaria del peso cubano con otras monedas extranjeras, es casi la misma, como lo he podido comprobar personalmente en varias visitas a la isla caribeña.

¿Cuál es la razón por la cual el ataque a nuestras monedas desde USA, como mecanismo desestabilizador, ha tenido efectos perversos en Venezuela, y no ha ocurrido lo mismo en Cuba?

La única explicación la encuentro en que además del interés que tengan sectores poderosos norteamericanos enfrentados al Presidente Nicolas Maduro, también debe de existir una cuota importante de poder interno, que comparte de manera cómplice tal propósito antinacional, "poniendo la panza" para que nos den más duro, o se benefician directamente del desplome estrepitoso del billete nacional frente al dólar.

La nueva Asamblea parlamentaria debe enfrentar tal dualidad de intereses y definir una categórica y determinante política monetaria que reponga el valor del Bolívar.

En cuanto al tema de la corrupción, flagelo tan devastador en casi todos los ámbitos de la vida de la república, tanto del sector oficial como privado, urge actuar sin miedo y sin dilación, caiga quien caiga,

De no propiciar la Asamblea Nacional, una lucha sin tregua al fenómeno de la corrupción, cundirá el desaliento como un ingrediente nefasto que terminará abriendo cause a la anarquía y el desplome progresivo del proceso bolivariano venezolano.

Al margen de estas peticiones al nuevo Poder Legislativo, aprovecho este espacio para invitar a los lectores a estar pendiente del lanzamiento del número 6 de la Revista científica comunitaria ARA MACAO, el día 15-12-20 a las 10 AM, a través de la plataforma ZOOM, y participar utilizando el enlace https://zoom.us/j/96846299553?pwd=QzR4anBIaTlTM20ydDF4cFN0WW5Udz09

Efectuados los comicios del 6-D y en vista de mis reiterados llamados para que votarán por el PCV, me es obligante formular el siguiente razonamiento:

En primer lugar conviene puntualizar que el referido evento electoral, significó para el Gallo Rojo, la concurrencia a una consulta no democrática, totalmente atípica, que imposibilita hacer cualquier comparación con anteriores jornadas de votación.

Con un veto feroz en todos los canales de TV durante la campaña, rotunda negativa para obtener gasolina el día anterior a los comicios, acuerdo tácito para impedir la presencia de sus testigos en las mesas de votación. Fue como subir al Rin con una mano amarada a la cintura, y con un árbitro parcializado y sin embargo al PCV no pudieron propinarle nocaut. La votación obtenida es una verdadera odisea frente a tan descomunal adversidad y demuestra una vez más que a los comunistas es imposible aplastarlos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 788 veces.



Alirio Almao

Abogado Memorialista.

 alirioalmao@hotmail.com      @AlirioAlmao

Visite el perfil de Alirio Almao para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: